Decidir por los niños

Carlos R. Aguilar Jiménez.


Si hemos de tomar una decisión, en cualquier momento, que esta sea por los niños, porque siempre y en toda circunstancia primero son los niños, dado que ahora las mujeres en equidad de género deben ir igual, porque los niños son la promesa de la familia, el porvenir de la sociedad y el futuro de México, así que toda decisión que tomemos los adultos debe ser pensando primero en los niños, dado que nosotros ya tuvimos nuestra oportunidad, hemos vivido y de nuestras decisiones dependerá su calidad de vida, por lo que en Oaxaca, sabiendo que los niños que asisten a escuelas manejadas por la nacional socialista 22 del magisterio están hundidas en el peor nivel educativo del país, cualquier decisión que tomemos debe ser a favor de la niñez oaxaqueña.

Hundidos hasta el fondo en educación pública debido a intereses mezquinos de profes sindicalizados en la SS 22 que desde hace 30 años  se han dedicado a perjudicar a los niños, imaginar que por nuestra decisión política se derogue la Reforma Educativa que ha conseguido, aunque en Oaxaca relativamente, se acabe la venta de plazas de trabajo, que apenas está logrando estudiantes de las escuelas normales compitan por plazas de trabajo y no las obtengan gratis, que ahora sea SEP, la que administre el dinero y no el IEEPO que manejaban a su gusto los profes, y que existan concursos de conocimientos y aptitud para mejorar la calidad de la educación, imaginar que por nuestra decisión los privilegios de ser a la vez patrón y empleado se le regresen a los profes al cancelarse la Reforma Educativa, no puedo concebir futuro más nefasto para los niños, porque su destino depende de su educación y si ya de por si no pueden competir con niños educados en escuelas privadas, peor será su situación y futuro si todo lo que hasta ahora se ha conseguido con la Reforma Educativa se cancela y volvemos a lo de antes, al estilo del viejo PRI, paternalistas, soberbios y despóticos, controlando al Congreso y Senado.

Decidir por los niños no será una decisión únicamente para ellos, porque se decidirá también que otra vez las plazas del magisterio se vendan, con escalafón se conviertan en profes los conserjes, regresen las barricadas, la toma de carreteras, asalto de casetas de peaje, secuestro de oficinas y tiendas departamentales, seguir cobrando salarios sin trabajar y en general regresar a lo nefasto de antes, que si para mal no ha terminado como ha sucedido en estos días previos al día más infame del calendario, el 15 de mayo, por lo menos ya se nota que la mayoría de profes, supongo, los que si están interesados en la educación y futuro de los niños, se dediquen a la docencia y no a la política a la que antes fácilmente les obligaba su perverso sindicato, condicionando cualquier derecho a que hubieran asistido a marchas, bloqueos, secuestros y terrorismo, causando todo el daño psicológico y educativo que pudieran a sus alumnos, los niños más pobres y necesitados de educación de calidad en Oaxaca, así que si se trata de: Decidamos por los niños, no por partidos políticos o caudillos.  

Taibo II, AMLO y la falta de entendimiento sobre la pluralidad y contención al interior de los partidos

Esta semana fue dado a conocer un video, captado hace siete meses, en donde se escucha al escritor Paco Ignacio Taibo II hacer afirmaciones relacionadas con la posible expropiación de bienes al empresariado que pudiera estar en contra de un posible gobierno de Andrés Manuel López Obrador y, como si fuera verdad absoluta y dictado inminente, propios y extraños se estremecieron y consideraron dicho video como una prueba de lo que le espera al país con un potencial triunfo morenista en la campaña presidencial. Aún con la aspereza de las afirmaciones de Taibo, es claro que en México seguimos sin entender que los partidos deben servir no sólo para las elecciones sino para la convergencia de ideas.

En efecto, esta parece una más de las herencias ominosas del régimen de partido hegemónico, del que no nos hemos podido deshacer por completo. Dentro de la tradición construida por dicho régimen, del que el PRI era su insignia, nadie podía ir más allá de las ideas planteadas por el líder del Partido o por el Jefe Máximo. Por esa razón, la gente (y más, quienes estaban en los estratos bajos del partido, y sus alrededores) asumía que el dictado presidencial o del partido eran, o debían ser, ideas sin argumento en contrario, desconsiderando la pluralidad como una de las bases de todo partido político, que se supone que tiene como objetivo la promoción de la vida democrática.

¿Qué dijo Taibo II que causó tanto revuelo? En el video en cuestión, Paco Ignacio Taibo II recomienda a Andrés Manuel López Obrador que, de llegar a la presidencia de la República, expropie a las empresas que no cooperen o lo quieran chantajear. En el material audiovisual, Taibo II ejemplifica un escenario hipotético: un día después de ganar las elecciones, en Los Pinos, López Obrador recibe a altos hombres de finanzas, entre ellos Carlos Slim.

Parafraseando a los empresarios, complementa su idea ante una decena de asistentes identificados como morenistas: “’No. No. Cuidado, Andrés, porque, si avanzan ustedes en este sentido, nos llevamos las fábricas a Costa Rica’”. “Si ese mismo día, a esa misma hora, no estamos 2 o 3 millones de mexicanos en la calle diciendo: ‘Si te quieren chantajear, Andrés, exprópialos. Chinguen su madre. Exprópialos”.

El escritor añade: “la presión social a la que puede ser sometido un caudillo, por más radical, competente y honesto que sea, es tremenda. Necesita la presencia del movimiento social detrás que impulse hacia el cambio”. En el video, de poco más de dos minutos y del que se desconoce su fecha original de publicación, se observa a Taibo II explicar a los asistentes que se requerirá del apoyo de la sociedad civil, ya que proyecta que tendrán, “con mucha suerte”, una presencia del 35% en el Congreso de la Unión y la mayoría de los gobernadores serán panistas y priistas.

Esto causó todo tipo de reacciones, a partir de dos cuestiones que bien pueden ser sofismas: la primera, que deliberadamente se tomaron las “recomendaciones” de Taibo II a AMLO como una verdad anticipada, para trasladarlo de ahí a un cuestionamiento en el marco del proceso electoral (como si Taibo y no Andrés Manuel, fuera el candidato). La segunda cuestión, es que además nadie pareció considerar que igual que en todos los partidos, en Morena hay expresiones radicales y moderadas, y que Taibo responde a una de las más comprometidas con los postulados más duros del tabasqueño, sin que eso signifique — incluso— que el propio Andrés Manuel coincida con ellas o que, aún coincidiendo, esté dispuesto a llevarlas a cabo.

Por eso, en el intento de aclaración, Taibo II no sólo no dejó contentos a los mismos que ya estaban más alarmados, sino que pareció echarle más leña al fuego… aunque en realidad lo que intentaba dejar en claro es que, el hecho de que él diga o recomiende algo, no significa que alguien vaya a considerarlo o aplicarlo.

GOBERNAR POR DECRETO

El miércoles el periódico El País publicó una entrevista realizada a Taibo luego de esta polémica. El escritor dijo, para calmar las críticas, lo siguiente: “Es un debate artificioso armado con malicia y mala fe. Unas declaraciones de hace siete meses donde analizaba una hipotética intervención en caso de una victoria de López Obrador y que las empresas amenazaran con irse del país. Yo dije que desde el movimiento social habría que presionar para que se expropiaran. Pero ni Obrador quiere expropiar ni yo lo pienso, salvo condiciones de emergencia, como sucedió con el petróleo en 1938. Se ha creado una polémica artificiosa como parte de la guerra sucia de la que ninguno estaremos a salvo en las próximas semanas.”

Luego le preguntaron sobre la inclusión de Alfonso Romo, Napoleón Gómez Urrutia, el Partido Encuentro Social, o Germán Martínez Cázares a la campaña presidencial morenista, y Taibo II recordó implíctamente la necesidad de que al interior de un partido diverso como Morena, exista la pluralidad.

Sobre eso, afirmó: “Hay cosas que no me gustan de la apertura al centro de López Obrador y no veo razón para callarme. No es normal que alguien diga que no vamos a tocar los contratos petroleros. Yo solo pregunté: ¿En nombre de quién habla? [Alfonso Romo], porque las bases de Morena han dicho otra cosa. Sobre Germán Martínez, a mí no me gusta. Ha dicho cosas insultantes como que Cárdenas era un cadáver que había que enterrar. Si estuviera en mi circunscripción no votaría por él. Cómo llegó a donde está no lo sé ni tengo idea, pero quiero que se sepa quién es…

“ …En el caso Gómez Urrutia los mineros han estado sometidos a una represión brutal y Gómez Urrutia ha sido condenado a vivir en el exilio porque le dijo a Germán Larrea (empresario minero) que era un asesino tras lo sucedido en pasta de Conchos (donde fallecieron 65 mineros en una accidente). Por otra parte, el PES son dos cosas; una dirección conservadora en el sentido evangelista pero también una base social formada por campesinos vinculados a las cajas populares y bancos de ahorros del pueblo. En ese giro al centro hay gente que suma, como Tatiana Clouthier, que proviene del humanismo del PAN, y gente que resta, como German Martínez o Esteban Moctezuma (expresidente de Fundación Azteca). El problema será gobernar con todo eso a partir del día 2 de julio.”

Y luego vino una pregunta puntillosa, que reavivó un falso debate. El País le preguntó a Taibo II cómo podría AMLO gobernar y cumplir sus compromisos sin mayoría en el Congreso, a lo que respondió: Mi duda es qué tanto, un presidente de México, puede gobernar por decreto presidencial como hizo Cárdenas en su día. Si a López Obrador le quitan esa posibilidad va a tener un gobierno en minoría y con casi todos los gobernadores en contra.

PLURALIDAD

En todos los partidos hay moderados y radicales. Esta es una expresión de lo que también se discute al interior de Morena. La exacerbación de estos comentarios no ayuda en general a la democracia, porque le da un carácter de totalitario a lo que en realidad es una más de las expresiones internas. Radicales, sí, pero también relativas. El problema, en general, es que no hemos aprendido en México a considerar que los partidos deben alentar esas discusiones, y no generar silencios y negaciones que sólo nos engañan.