Hierbas medicinales

Carlos R. Aguilar Jiménez.


A partir de que el Congreso Federal aprobó la nueva Ley de Desarrollo Forestal Sustentable, la herbolaria oaxaqueña está en riesgo de ser patentada por nacionales o extranjeros, alertaron pueblos indigenas forestales. Baltasar Santos, presidente de la Unión de Silvicultores, conformada por más de 400 aldeas dijo : “Aunque nos digan que no, hay algunos artículos que nos afectan, pues antes del derecho de tener una planta curativa daba el derecho de tener la patente y, si tu como comunidad lo autorizadas podías emplearla, pero ahora no”.

Si bien las plantas medicinales se han utilizado desde tiempos inmemoriales para tratar de sanar a enfermos, lo cierto es que no fue sino hasta la creación de la medicina científica, antibióticos, vacunas, anestesias, hormonas sintéticas y toda clase de medicamentos con patente, que la medicina incrementó el promedio y calidad de vida salvando de muerte a millones de personas, ya sea en peligro por enfermedad o accidente. Antes, las hierbas medicinales fueron únicamente paliativo o placebo,, pero jamás nunca curaron ni podrían, a enfermos de diabetes, viruela, sarampión, rubéola, escarlatina, poliomielitis, gonorrea, sífilis y cientos de enfermedades que antes eran mortíferas, y que, gracias a los medicamentos de patente hoy son enfermedades del pasado, principalmente en países desarrollados, aunque existan aún pacientes con estas dolencias en países pobres, donde hay algunos que todavía crean que con hierbas, conjuros, pedimentos, rezos u homeopatía se curaran,  y si mueren es porque así lo quiso Dios; y si se salvan por su propio sistema inmunológico, es, gracias a algun hechizo, limpia, chocho o hierba, pero lo cierto es que las plantas no se pueden patentar, porque son organismos naturales- biológicos que evolucionaron y no se los inventó, creó o diseñó alguien que pueda solicitar patente; las patentes, marcas registradas, franquicias, inventos o creaciones, lo que no ha sido creado por el hombre, se patenta o registra con derechos de autor, todo lo demás es natural, excepto que utilice un sistema, proceso o manufactura, y por eso no se pueden patentar chapulines, tomates conejos, abejas, el árbol del tule o agaves mezcaleros, sino únicamente los procesos que se utilizan para fabricar productos artesanales o industriales, no plantas por muy buenas, sabrosas, hermosas o medicinales que sean. La medicina es una disciplina seria que exige tres décadas de estudios profesionales y participación de investigadores trabajando en costosos y sofisticados laboratorios que consiguen patentes de sus inventos-medicamentos, para luego vender y salvar vidas ¿quién no se ha curado por vacunas o antibióticos? Si los investigadores se llevan plantas, es para identificar moléculas que puedan servir en medicina y, eso es lo que deberían hacer los aldeanos: montar laboratorios de investigación, no pretender que “sus plantas”, se patenten, porque no se puede, salvo que extraigan o sinteticen moléculas curativas que luego pasen pruebas de salud y de control científico, lo demás son anécdotas, creencias y supersticiones, como la homeopatía, hierbas aztecas, pulseras iónicas, pirámides o los charlatanes parapsicólogos unidos.

Las pretensiones de Pantera Negra

A principios del mes pasado, se anunció una nueva categoría en el Oscar: Mejor Película Popular, que honestamente a muchos quienes todavía vemos con cierto respeto esa entrega de premios, se nos hizo una especie de payasada y ganas de quedar bien con alguien y para premiar cintas expresamente dirigidas a las masas; también para que los llamados blockbusters de verano, no quedaran fuera de alguna de las nominaciones importantes, pues se limitaban a premios tecnológicos y de efectos especiales. Para ser más precisos, se me hizo que la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas, quiso quedar bien con el emporio Disney, quien es dueño de Marvel y que desde hace una década, pone en pantalla por lo menos una historia de superhéroes con guiones mediocres y efectos a la orden del día, en esa época del año.

A diferencia de 2001, cuando se otorgó por primera vez el premio a Mejor Película Animada y que fue Shrek de DreamWorks quien se llevó esa estatuilla, también teníamos claro que era una especie de categoría para beneficiar a las cintas animadas también hechas por Disney. Y como fue, la gran ganadora hasta la fecha en esa terna ha sido la compañía del ratón Mickey, ya sea con Pixar o sola, pero es quien más preseas se ha llevado a lo largo de la relativamente poca historia en lo que a esta condición se refiere. En ese momento, a nadie le pareció extraño, vamos, era hasta justo pues La Bella y la Bestia había competido en la terna a Mejor Película en 1992, perdiendo ante El Silencio de los Inocentes.

Y precisamente de eso se trata. Ninguna de las películas de las llamadas bluckbuster ha competido nunca por la estatuilla a Mejor Película aún cuando en la historia reciente, ha habido cintas que lo merecen y como ejemplo podríamos citar a El Caballero de la Noche (Warner Bros.), Logan (20th Century Fox), Mujer Maravilla (Warner Bros.), El Hombre Araña 2 (Columbia Pictures) o Harry Potter y el Prisionero de Azkaban (Warner Bros.), que además de ser películas que reventaron la taquilla, tenían grandiosos elementos cinematográficos que las hacían dignas de competir en la máxima categoría del Oscar, pero ojo, ninguna de estas, es de Disney / Marvel.

Sin embargo, me queda claro que quienes integran el comité de entrega de los Óscares, ha abierto esta categoría con el afán de que Pantera Negra se vaya con uno de las distingas grandes y no se limite a tener premios por efectos especiales, maquillaje, vestuario, edición de sonido o cualquiera de los llamados galardones técnicos. No cabe duda que Pantera Negra es una de las mejores películas que ha entregado Marvel pese a lo limitado y elemental de las historias que acostumbran exhibir. Y mientras la crítica y mucha gente del público quedamos contrariados por lo risible del guión de Thor Ragnarok, Pantera Negra nos dio un grato giro a las historias demasiado descafeinadas de estos súper héroes. Pero de eso, a celebrar que le hayan creado una categoría para que se lleve un premio, al menos a mí, me hace dudar ya de la credibilidad del Oscar, cuando ha habido películas blockbusters, que lo han merecido mucho más que la del oriundo de Wakanda.

A todo esto, Chadwik Boseman, quien interpreta al súper héroe afro, ya desdeñó el premio a Mejor Película Popular al afirmar que nadie de quienes trabajaron en la película, ni los ejecutivos se conformarían con un galardón que según él, solo reconoce la popularidad de una película y no sus elementos fílmicos, por lo que el pasado domingo aseveró que todos desean competir en todas las entregas de premios pero en la terna a la Mejor Película (se vale soñar). Pero vamos, si El Caballero de la Noche no lo hizo y que además lo merecía, no creo que T’Challa vaya a ser considerado un héroe de ese tamaño y compita por el más grande de los premios.

Y aunque físicamente, Pantera Negra se parece a Batman, pues no lo es. Así que entre la polémica, gustos y disgustos, ya veremos qué nos ofrecen las entregas de premios 2019. Por lo pronto y para que no digan que las películas elementales se quedan fuera de los premios, ya les crearon uno.

 

Revisa Bolaños Cacho y Ellery Buzz infraestructura de oralidad penal

El coordinador del Programa Iniciativa Mérida de la embajada de Estados Unidos en México le anuncia que en este mes se instalarán 20 salas de audiencias de oralidad penal, en los centros de justicia de Huajuapan de León, El Espinal, Tanivet y Tuxtepec

El titular del Poder Judicial del Estado, Magistrado Raúl Bolaños Cacho sostuvo este martes una reunión de trabajo con el Coordinador del Programa Iniciativa Mérida de la Embajada de Estados Unidos, Ellery Buzz Noah, con quien revisó la infraestructura y equipamiento que guarda el sistema de oralidad penal en la entidad.

En la reunión celebrada en Ciudad Judicial, Bolaños Cacho le agradeció su visita a Buzz Noah y le explicó sobre los avances de este nuevo sistema de justicia, del cual Oaxaca es pionero en ponerla en práctica, y de la necesidad de instalar salas de audiencias en los diversos centros de justicia.

A su vez, Ellery Buzz Noah externó todo el apoyo de Iniciativa Mérida a la administración de Bolaños Cacho al informarle que en este mes de septiembre quedarán instaladas 20 salas de audiencias de oralidad penal, debidamente equipadas, en los Centros de Justicia que se ubican en Huajuapan, El Espinal, San Juan Bautista Tuxtepec y Tanivet. En las tres primeras se instalarán cuatro salas, cada una, en tanto que en Tanivet se instalarán ocho salas.

El gobierno estadunidense a través de su embajada en México invertirá en la instalación de estas 20 salas la cifra de 2.2 millones de dólares, dijo Buzz Noah.

También anunció que en noviembre próximo quedarán debidamente instaladas seis salas de audiencias, debidamente equipadas, en los Centros de Justicia de Putla, Ixtlán de Juárez y Ejutla. En cada una de ellas se instalarán dos salas.

Por su parte, Bolaños Cacho externó su agradecimiento al Programa Iniciativa Mérida pues su apoyo es muy importante para que el nuevo sistema de oralidad penal sea un éxito en la entidad y de esta forma Oaxaca vuelva a ocupar los primeros lugares a nivel nacional en la materia.

Al concluir la reunión, en entrevista, Ellery Buzz Noah aseguró: “Desde mi punto de vista, el sistema oral penal está avanzando en Oaxaca. Ustedes fueron los pioneros, sólo falta un poco de infraestructura, mucho trabajo y paciencia para que se tengan excelentes resultados en este nuevo sistema de impartir justicia”, expresó.

Estado-magisterio: discusión sobre la reforma educativa, ¿comenzará a correr en carriles distintos?

Con la instalación de la LXIV Legislatura federal comenzó a correr la cuenta regresiva para conocer tanto el destino de la reforma educativa actual, como las nuevas directrices que marcarán el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, y los grupos a los que están consultando, para sustituir la actual reforma por un proceso de evaluación distinto al actual. Aunque la consulta y los foros educativos están en proceso, el espacio vacío que está dejando la incógnita sobre el destino de la reforma educativa del gobierno saliente, ha comenzado a generar rutas distintas en los derroteros posibles, que muy probablemente terminen enrareciendo —o descarrilando— la posibilidad de una segunda reforma educativa aprobada y aceptada en consenso.

En efecto, desde hace algunos días comenzó la realización de los foros relacionados con la realidad educativa. Dichos foros, fueron convocados por el Presidente Electo para definir el rumbo de la política educativa del próximo sexenio que sustituirá a la reforma educativa. “El propósito de escuchar la voz y experiencia de los actores vinculados con la educación, en especial la del magisterio”, dijo el propio López Obrador, cuando habilitó una página web (http://porunacuerdoeducativo.com) en la que se establece que cualquier persona puede subir su propuesta sobre qué camino debe de tomar la siguiente reforma educativa, que será tomada en cuenta.

Según la convocatoria a dichos encuentros de discusión sobre el futuro de la educación en el país —uno de esos foros nacionales se realizará en las instalaciones de la UABJO, en Oaxaca—, esto ocurre por el compromiso de construir una verdadera transformación educativa, y argumentan que para ello es necesaria la participación de la sociedad; para escuchar ideas y propuestas para mejorar la educación y fortalecer su carácter laico, gratuito y plural”. Estos foros son organizados por el equipo de transición en coordinación con la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior; serán en total 32 (uno por estado) y se prolongarán hasta el 29 de octubre.

Esos foros han tenido el contenido esperado. Por ejemplo, según información del encuentro celebrado hace algunos días en Puebla, se dijo que los participantes –trabajadores de la educación— plantearon al próximo Titular de la SEP, Esteban Moctezuma Barragán, mejores condiciones laborales para los trabajadores de la educación, homologación de pagos para los docentes de los estados y evaluación apoyada por capacitación. Éste prometió que en la próxima administración federal habrá apertura a la participación social y no habrá más reformas educativas sin diálogo de todos los involucrados: maestros, tutores, alumnos y expertos.

De acuerdo con la información, Moctezuma Barragán también dijo que otras cuestiones que planea hacer la próxima administración, son un plan educativo incluyente, fortalecer las Escuelas Normales y la Universidad Pedagógica Nacional, revalorar al magisterio y respetar su autonomía, proveer de alimentos a las escuelas de educación básica marginadas, suspender cuotas para mantenimiento de las escuelas, garantizar que estudiantes no sean rechazados de las universidades públicas, brindar becas a estudiantes de nivel medio superior y superior de escasos recursos, entre otras estrategias.

CAMINOS DISTINTOS

Lo hemos apuntado aquí, y es algo bastante claro: tanto el SNTE, como su expresión interna disidente, la CNTE, tienen un consenso claro respecto a qué se debe eliminar de la reforma educativa. Ambos sectores coinciden en que el problema central se encuentra en la evaluación al personal docente, y concretamente en el hecho de que la consecuencia de esa evaluación pueda llegar a ser el cese del trabajador cuando repruebe cierto número de evaluaciones en forma consecutiva.

A pesar de que parece haber cierta claridad en ese sentido, lo cierto es que la disipación que existe respecto al tono y las propuestas que se están socializando en los foros educativos —que hasta ahora no han dejado ver que el gobierno electo tenga un derrotero y una propuesta definidos para socializar con los sectores a los que se les está consultando, y que más bien parece que los foros serían una especie de “buzón de quejas y sugerencias” pero con formato de encuentro de la sociedad— en cualquier momento puede motivar que la radicalización de las posiciones, o de las “propuestas alternas”, marque un rumbo distinto al posible para la evolución de esa reforma.

Pues, tal y como lo hemos apuntado, lo único que no podrá ocurrir es la cancelación lisa y llana de la reforma actual, pero sin la sustitución de otra redacción que garantice constitucionalmente el derecho a la educación de calidad que ya tienen los niños y jóvenes mexicanos que se instruyen en escuelas gubernamentales.

En esa lógica, vale la pena repensar las posturas que han mantenido tanto el SNTE, como la CNTE, respecto a la “reforma de la reforma” en materia educativa, y los riesgos que implican las posiciones radicalizantes que eventualmente podrían tomarse en el camino rumbo a la modificación de la Constitución federal y las leyes que actualmente rigen la evaluación educativa.

A este respecto se ha referido el investigador en temas educativos Carlos Ornelas, quien recientemente apuntaba en Excélsior (https://bit.ly/2oyFBoy) lo siguiente: “parece que los militantes de la CNTE, que alguna vez estuvieron enojados con el presidente electo hoy le dan el sí, pero con ciertas condiciones. En el otro lado, sin quedarse atrás, el SNTE también quiere que se olviden sus mohínas y regresará al carril de subordinación corporativa ante el nuevo jefe; claro, con algún provecho.

En este punto es donde radica el peligro de que una discusión, aparentemente consensada sobre la eliminación de los efectos de la evaluación docente, se desvíe a otros temas que no podrían establecerse en la ley. Pues Ornelas apunta las exigencias de la CNTE: “Líderes representantes de varias facciones de la CNTE se reunieron en la Cuidad de México el sábado 25 de agosto. Tras horas de discusión, acordaron desplegar un “Manifiesto a la Nación”, en el que exigen al Presidente electo: 1) abrogar la matriz constitucional de la Reforma Educativa y sus leyes secundarias; 2) desaparecer el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación; 3) eliminar al Servicio Profesional Docente; 4) desechar el Nuevo Modelo Educativo; 5) frenar la Reforma en Normales; 6) acabar con la autonomía de gestión; 7) prescindir del Sistema nacional de información y gestión educativa; 8) desmantelar al Fondo de Aportaciones de Nómina Educativa y Gasto Operativo y regresar el control de la nómina a los estados; 9) finiquitar los programas de Escuelas al Centro, Escuelas al CIEN y Escuelas de Tiempo Completo; y, 10) que el próximo gobierno federal repare los daños, resuelva las consecuencias y costos provocados por la aplicación de la ley educativa.

DISCUSIÓN SIN VÍAS POSIBLES

El SNTE, por su parte, sostiene un conjunto de propuestas abstractas que más bien parecen encaminadas a que el nuevo régimen les permita seguir siendo el sindicato cogobernante que siempre han sido. Lo que preocupa, en el fondo, es la inconsistencia del gobierno electo, que no deja claro hacia dónde se pretende conducir la discusión. Ello permitirá la apertura de carriles paralelos en los que esta discusión podría terminar en las fauces del radicalismo o el detrimento de los derechos de quienes sí merecen —independientemente de cómo— educación de calidad en las escuelas de gobierno.