Reunión cordial entre Magistrada Villanueva y dirigentes sindicales


Las y los líderes sindicales la felicitan por ser la primera mujer en ocupar la titularidad del Poder Judicial del Estado

La presidenta del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE) y del Consejo de la Judicatura, Magistrada María Eugenia Villanueva Abraján se reunió con las y los dirigentes de los sindicatos del Poder Judicial a quienes les pidió redoblar esfuerzos en todas las áreas para cumplirle a la ciudadanía.

“Le pido a ustedes, como dirigentes, les transmitan a sus bases trabajar juntos para que nuestra institución, que es el Tribunal, se enaltezca”, dijo.

“Todos tenemos una misión, un mismo objetivo: la ley y la justicia. Eso es lo que le da fuerza a este poder”, subrayó.

Precisó que en la medida se irán subsanando las necesidades que enfrentan los juzgados que se ubican en la entidad e indicó que se procurará que el personal cuente con lo necesario para que cumplan con eficacia su labor.

A su vez, las y los dirigentes sindicales le externaron a la magistrada Villanueva Abraján sus deseos de trabajar en armonía con ella, al tiempo de felicitarla por ser la primera mujer en la historia de Oaxaca en ocupar la titularidad del Poder Judicial del Estado.

“Magistrada: reconocemos su amplia trayectoria en la carrera judicial, por eso sabemos que es Usted una mujer solidaria y cumplidora”, le reiteraron.

En esta reunión cordial celebrada en las instalaciones del Consejo de la Judicatura asistió la dirigente del Sindicato “Benito Juárez”, Olga Josefina Morales Lázaro, así como el dirigente del Sindicato de Empleados del Poder Judicial, Miguel Esteva Domínguez.

También las delegadas y delegados del Poder Judicial que integran el Sindicato de Trabajadores de los Poderes del Estado e Instituciones Descentralizadas de Carácter Estatal de Oaxaca (STPEIDCEO), Jorge Mario García, Leobardo García, Luz María Ramírez, Evaristo Andrés Aquino, Lidia Sánchez, María Concepción Vásquez, Norma Angélica Acevedo y Norma García Gutiérrez.

¿Pueblos originarios?


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Los habitantes de las aldeas y caseríos que dicen son pueblos originarios y que en su tradicional segregación, racismo o xenofobia asumen ser nativos, autóctonos, indígenas u originarios, diferentes de los demás y distintos en leyes, atendiendo únicamente sus abusos y malas costumbres, vinieron a la ciudad a cubrir letras emblemáticas con el nombre de Oaxaca ubicadas frente a Santo Domingo, para protestar señalando el agua es de los pueblos originarios, de nadie más y no se debe privatizar, ni hacer ningún uso del líquido vital sin antes consultar a los líderes de pueblos originarios, sin trascender que, aunque el agua brote o escurra en cierta región, lo cierto es que no es originaria de de un pueblo en particular, sino afluente de escorrentías, arroyos y ríos que vienen de otros lugares, principalmente de cordilleras de altas montañas.

Los autonombrados pueblos originarios, que se dicen propietarios de agua que es de los mexicanos, argumentan es su propiedad con postura egoísta y mezquina, propia de racistas o xenófobos que siendo mexicanos, con credencial de elector, derechos y obligaciones que ampara la Constitución, se siente mexicanos únicamente cuando les conviene, cuando utilizan carreteras que construye el gobierno mexicano, cuando mandan a sus hijos a escuelas que pagamos todos los mexicanos, cuando requieren de servicios de salud y acuden con médicos institucionales, iluminan sus casas y pueblos con electricidad que genera el estado mexicano, utilizan telefonía e internet que proporciona México, consumen agua de grifo que construye el estado, igual que calles pavimentadas, drenaje y toda una serie de beneficios, si no suficientes, si determinantes para todos los mexicanos, no exclusivamente para mestizos, criollos, aborígenes u originarios como se dicen racistamente, porque asumir ser originario, ario, negro, indio o caucásico, más allá del aspecto exterior del cuerpo, color de piel o estatura, todos somos humanos y si bien en ocasiones se requiere identificar nacionalidad u origen, en México todos los que nacemos en esta tierra somos mexicanos y, nos guste o no, excepto la propiedad privada, los recursos naturales son de todos, no de los racistas originarios, especialmente  el viento o el agua, que como paradoja, si dicen el agua es de ellos, también lo sería el viento que de otro lugar pasa por sus pueblos y luego se mueve a otra zona, pretendiendo sea suyo, de la misma forma que el sol sale para todos y nadie puede decir es de los pueblos originarios, que además ni originarios son porque no adoran a dioses originarios, a Tláloc, Huitzilopochtli o Quetzalcoatl, sino a dioses provenientes del Oriente Medio, así que en congruencia, si son originarios deben respetar lo ancestral o prehispánico y rechazar lo occidental, debiendo protestar en Mixe o zapoteco, y no en español, el idioma y escritura impuesto por los conquistadores que trajeron la metalurgia, pólvora,, religión cristiana guadalupana, rueda con eje, vidrio, velas, ciencia y tecnología, cancelando los originarios sacrificios humanos y el transporte de agua con canales de piedra o con aguadores. Son pueblos originarios solo cuando les conviene, el resto del tiempo son mexicanos convenencieros…