Pueblos de magia negra


Carlos R. Aguilar Jiménez.

“Asigna Murat recursos para Pueblos Mágicos”: Calpulalpan, Huautla, Mazunte, Mitla y San Pedro y Pablo Teposcolula, recibirán distribuidos 28 millones de pesos según informó el Secretario de Turismo Juan Carlos Rivera, dinero con el que se supone se mejoraran las condiciones urbanas de estos pueblos y se hará publicidad para que sean visitados por turistas y viajeros que buscan ambientes bucólicos y paisajes naturales, además de tranquilidad y seguridad, que quizá consigan cuando logren llegar a estos pueblos, disfruten y se relajen, porque mientras, en el trayecto casi todo será de pesadilla al encontrarse los paseantes con carreteras infestadas de baches, topes, sin señalamientos y con la posibilidad de cierre de carreteras por manifestantes o asaltos de grupos que con cualquier objeto bloquean calles para extorsionar automovilistas y paseantes, desde la caseta de cobro en Huitzo hasta cualquier aldea donde sus habitantes roban a paseantes en las carreteras que pasan por sus caseríos..

Oaxaca tiene muchos atractivos para el turismo, eso es obvio, sin embargo, tiene dos grandes problemas para aprovechar todo el potencial, el primero es la falta de autoridad del gobierno que permite todo tipo de atraco, asalto, secuestro o intimidación de los resentidos sociales y líderes venales, quienes con total impunidad bloquean carreteras o caminos para extorsionar y robar, por otra parte, se encuentran las pésimas carreteras y transporte a cualquier lugar a donde alguien se quiera trasladar a vacacionar, porque excepto la “súper” a Puebla, todos los caminos de Oaxaca son inseguros y peligrosos, si bien no tanto aún por el crimen organizado, si por los aldeanos y las lamentables condiciones de los caminos, que si para los oaxaqueños que nunca han salido de su tierra les parecen normales y hasta buenos, si conocieran autopistas europeas, estadounidenses o canadienses, mínimo se pondrían a suspirar, porque existe una diferencia inmensa entre cualquier autopista de primer mundo y las carreteras de Oaxaca, que literal y operativamente eso son: caminos para carretas o carruajes tirados por caballos o para vehículos de terracería, no para automóviles. Llegar a Mazunte, Capulalpan o Huautla es aventura extrema porque cualquiera que no conozca las escabrosas carreteras de Oaxaca, cuando sabe que la distancia en kilómetros desde Oaxaca es de X kilómetros, supone llegará en dos horas máximo, como sería en cualquier otro lugar, menos en Oaxaca, porque brutal es la realidad al descubrir que  es el triple de tiempo de trayecto entre miles de baches, millones de topes y un sinnúmero de curvas peligrosas, además de la extorsión cruel y despiadada de habitantes de pueblos colindantes con las carreteras que con cuerdas cierran caminos para cobrar peaje a los automovilistas so pena de rayar el vehículo o agredir a los que se atreven a visitar un Pueblo Mágico, de los que falta decir que son mágicos porque se necesita Magia Negra o algún embrujo para llegar a salvo a conocerlos y quedar hechizado.

Capitana Marvel… ¿qué demonios fue eso?


Ismael Ortiz Romero Cuevas

Hace dos semanas, de verdad que estaba yo emocionado cuando leía las grandiosas críticas de varias páginas que alababan el trabajo hecho por los directores Anna Boden y Ryan K. Fleck: “Capitana Marvel”. Y es que debo confesar también que no soy un fanático acérrimo de los súper héroes de la casa Disney, justamente por lo pueriles y demasiado básicas que resultan sus historias. Sin embargo, esta vez nos convencieron de que la técnica utilizada por la cineasta Patty Jenkins para “Mujer Maravilla” de 2017, no solo sería superada con creces, sino que además, se presentaría una historia sin precedentes.

Y con una gran expectativa me fui a la sala de cine a ver lo que según me habían vendido en muchas críticas como la mejor película de Marvel. De verdad, con todo y lo elemental que hace Marvel Studios fui con toda la actitud a ser testigo de la cinta que superaría a “Mujer Maravilla” de WB-DC. Y es que la fórmula, era más o menos similar; aunque “Capitana Marvel” cuenta con dos directores, una de ellas es mujer, además, presentarían a la heroína más poderosa del MCU y con una súper producción en la que no se escatimaron gastos. Otro valor agregado es que quien interpreta a la poderosa Capitana es nada menos que Brie Larson, actriz de las llamadas “de método” que además, ganó el Oscar a Mejor Actriz en 2016 por su impresionante actuación en la película “La habitación”; sin menospreciar también a su extraordinario elenco: Jude Law; Samuel L. Jackson; Ben Mendelsonh; Djimon Hounsoun y lo mejor de todo, la gran Annette Bening. O sea, ¿qué podía salir mal?

Y al final de cuentas, pasó lo que parecía imposible, Marvel Studios presentó una película aburrida, con un argumento flojo y el guion más confuso de todo el MCU; a pesar de que muy pocas películas o quizá ninguna, había explotado la nostalgia de los años noventa, ese elemento se convierte en una de las mejores cosas de la película, pero nada más. Al giro argumental de “Capitana Marvel” pudieron haberle sacado muchísimo provecho y hacerla más emocionante, sin embargo, al hacer un planteamiento excesivamente largo, se perdió el interés que pudo haberse generado desde los primeros minutos de película. También, prometieron una banda sonora llena de nostalgia y con las mejores rolas de esa grandiosa década; honestamente sí me emocioné con tres canciones (incluyendo la de Nirvana), pero nada más; habiendo tantísimas canciones emblemáticas ‘noventeras’ y siendo la todopoderosa Disney la productora de la cinta y a quien seguramente los gastos de derechos le vienen guangos (si ya hicieron dos recopilaciones asombrosas para “Guardianes de la Galaxia”) ¿por qué eligieron una banda sonora tan floja?

En pocas palabras, estoy seguro que “Capitana Marvel” es un éxito el taquilla únicamente porque es la antesala a la esperadísima “Avengers: Endgame”, pero creo que por sí sola, no funcionaría. Esta película tiene una carga dramática mucho mayor a las demás cintas del MCU, tomando en cuenta que la protagonista va descubriendo poco a poco su identidad y los conflictos que le provocan el saberse parte humana, parte extraterrestre y parte heroína; como siempre, tratan de ponerle un poco de humor inocente y bobo como a todas sus películas, pero en realidad son de poco impacto porque además se nota, que son encajados en el guion de manera forzada y casi por encargo de la casa del ratón, que prácticamente exige, que todas sus cintas de súper héroes tengan la misma estructura. Y es justamente ese peso de drama, lo que pone en segundo plano a la acción, que es el verdadero género de la película; haciendo que sea esa combinación, la responsable de que no se aprovechen ninguno de los dos géneros y confundiendo al espectador promedio, que también debo decir, muchos terminaron durmiéndose en la butaca. Es decir, estamos viendo una película ¿de qué género?

La fatiga y la monotonía son las constantes en “Capitana Marvel”, de la que casi todos esperábamos algo colosal al ser la primera mujer que encabeza un elenco del MCU y eso, debió ser suficiente para presentar una película balanceada, con buen argumento, con una gran fuerza y una historia inolvidable y no, simplemente no lo logra. Con decirles que lo mejor de todo el filme de dos horas, es la relación simplona de Nick Fury (Samuel L. Jackson) con Goose, el gato. Si eres un gran seguidor del MCU, seguro tendrás algún argumento válido para decir que “Capitana Marvel” es una gran película y merece la calificación de 79% de aprobación con Certificado de Frescura que le dio “Rotten Tomatoes” en donde seguro Disney influyó para esa evaluación, porque si a esas vamos, “Escuadrón Suicida” fue mejor que esta cinta de la Capitana y Harley Quinn de Margot Robbie tuvo cien veces más personalidad; con eso les digo todo. Si eres un espectador sin mayores referencias sobre el universo de súper héroes creados por Stan Lee, seguro te vas a aburrir. Y no digan que no les advertí.