Nueva refinería


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Todos los políticos y gobernantes, inmersos siempre en un entorno permanente de adulación o halagos de sus colaboradores y empleados, o en contextos donde no se les puede contradecir e impugnar respecto de sus ideas u opiniones so pena de ser sancionados o excluidos del grupo, después de algún tiempo de esta dinámica servil de colaboradores y seguidores llegan a creer que todo lo que hacen o dicen es irrefutable e infalible, pretendiendo que sus opiniones son las únicas que valen, incluso respecto de la opinión opuesta arbitrada de expertos, principalmente en asuntos de ciencia y tecnología, como implica la construcción de refinerías de petróleo  aeropuertos.

El gobierno pretende construir una refinería sin que le importe la opinión de expertos o calificadores internacionales, argumentando que con esa obra solucionaran los problemas de combustibles que tiene México, produciendo más derivados refinados del petróleo, sin embargo y por buena que sea la intención, lo cierto es que el petróleo está en vías de extinción, no únicamente en cuanto a la cantidad que aún existe en mantos petrolíferos de difícil acceso y a gran profundidad, no s olo en el océano, sino también en tierra, pero especialmente porque en breve ya no se utilizaran vehículos de combustión interna y, así como de repente desaparecieron las maquinas de escribir o discos de acetato, así desaparecerá en pocos años los que utilicen gasolina o diésel para funcionar, siendo sustituidos por vehículos eléctricos o de hidrógeno, utilizando exclusivamente el petróleo para la petroquímica, debiendo transformarse las Refinerías de Petróleo en fabricas de productos químicos y no combustibles, como están haciendo los países desarrollados donde las refinerías se están transformando o construyendo para refinar Tierras Raras y transformar elementos naturales en sintéticos, aprovechando el Molibdeno, Galio, Praseodimio, Samario, Lantano, Iterbio, Disprosio y otros más para uso en electrónica, astronáutica, aeronáutica, medicina, telecomunicaciones y muchas otras tecnologías modernas que harán las refinerías de petróleo sean obsoletas instalaciones.

Construir una refinería, ya sea de petróleo o Tierras Raras, tampoco es asunto de querer y hacer, porque en procesos industriales, técnicos y de sistemas electrónicos existen derechos de autor, marcas registradas, procesos inscritos, patentes y formulas que tienen dueño, de tal forma que si bien hay excelentes ingenieros mexicanos para hacer casi cualquier cosa, no son dueños de las patentes ni existen en México los dispositivos, así que se deberá legalmente comprar los derechos y solo entonces construir, excepto que el gobierno decida violar tratados internacionales de propiedad intelectual, patentes y derechos de propietarios para hacer lo que quiera, incluso una refinería de petróleo que en pocos años sería obsoleta, y por ello debiera construirse mejor una Refinería de Tierra Raras, que en México abundan, especialmente el magnesio y berilio.

.     

“Eso: capítulo II” y su primer avance, ¡qué locura!


Ismael Ortiz Romero Cuevas

El pasado jueves como tanto lo anunciaron, llegó el primer avance de “Eso: capítulo II” y no tiene absolutamente nada de desperdicio. Primero porque parece confirmar lo que el cineasta y guionista argentino Andy Muschietti nos prometió: una película llena de sobresaltos, oscura y mucho más sangrienta. Y es que aunque el corte se centra prácticamente en una sola escena, esa fue suficiente para que nos sacudamos y confirmemos que “Eso”, regresa con todo.

El avance se centra en la visita de Beverly Marsh, esta vez interpretada por la nominada al Oscar, Jessica Chastain, a su antigua casa ahora habitada por la señora Kersh, uno de los personajes más bizarros y perturbadores de la novela de Stephen King, pues aunque de entrada parece que es adorable y simpática la verdad es que no, es Pennywise disfrazado de la venerable anciana que no hace otra cosa más que atacar a Beverly. Esta escena la pudimos ver también en la miniserie de 1990 bastante bien lograda; pero el detalle de este avance es que vemos poco a poco como la situación se comienza a poner demasiado turbulenta entre la visitante y la habitante de la casa, hasta que vemos algo realmente pavoroso. En el libro, la señora Kersh se convierte en una bruja de dientes amarillos y de aspecto aterrador, en el avance no alcanzamos a ver la transformación del personaje pero sí, nos horrorizó; éste es uno de los pasajes más representativos del libro, pues mucha gente se ha sobrecogido cuando se encuentran inmersos en la lectura y llegan a esa parte. Y en definitiva, Muschietti logra recrear la escena de forma esplendorosa y aterradora, y más cuando la anciana le comenta: “yo siempre fui la niña de papá… ¿y tu?”, aludiendo a la frase que el abusador padre de la integrante de “El club de los perdedores”, le decía cuando era niña. Ahí, Beverly se da cuenta que es el payaso Pennywise quien la intimida.

Pero el avance tiene muchos guiños que solo quienes han leído la osada novela de King notaron. Un ejemplo es que vemos que el número de integrantes de “El club de los perdedores” ha disminuido, pues como ya sabemos casi todos quienes han leído el libro o visto la serie de 1990 (que creo, somos mayoría) sabemos lo que pasa con Ben adulto, que será encarnado por James Ranson y con Stanley (Andy Bean) que nunca regresa a Derry porque se suicida. Y ya que hablamos de Derry, también vemos que el pueblo parece igual aunque según la historia, han pasado 27 años; que en la novela se ubica en la década de los sesentas y regresan como adultos en los ochentas y eso mismo sucede en la miniserie; pero en la película de 2017, la actividad con los perdedores comienza en los ochentas y de adultos los eventos se desarrollan en la época actual. No podemos omitir la estatua de Paul Bunyan que aparece tanto en la novela, como en el capítulo I del 2017 y nuevamente en este avance; esa estatua cobra vida en algún momento de la novela y se burla de Richie (Bill Hader), eso no lo vemos en el trailer pero sí a Pennywise volando sobre la estatua colgado de una pirámide invertida de globos rojos; sí, al menos yo enloquecí con esta escena de unos cuantos segundos.

El tráiler también nos da un guiño sobre lo que pueden ser elementos del mundo de la tortuga celestial llamada Maturin, enemiga natural de “Eso” y que ayudará al club a terminar con la criatura de manera definitiva. Hay que recalcar también que al día siguiente de la presentación del avance, el guionista de la cinta Gary Dauberman, declaró para beneplácito (e inquietarnos más), que dos de los más polémicos pasajes de la novela sí estarán presentes en “Eso: capítulo II”. El primero es el asesinato de Adrian, un personaje homosexual que será interpretado por el actor canadiense Xavier Dolan; quienes han leído la novela, saben que este es uno de los acontecimientos más sangrientos y aterradores del libro y que no estuvo presente en la serie de 1990, justamente para no entrar en polémica, pues éste es un asesinato que comete Pennywise y que el autor lo pone como una especie de crítica a los crímenes por homofobia; también en el libro, es un chico afroamericano quien dice presentir el homicidio y pide ayuda a las autoridades; ese personaje es nada menos que Dick Halloran, clave en la novela y película de “El resplandor”, ¿será que también veremos a la emblemática figura reportando el asesinato de Pennywise?, no sabemos pero sería un trancazo. El segundo es que vemos al personaje de Beverly Marsh con marcas amoratadas, lo que nos hizo suponer que al igual que en el libro, en la cinta también sufrirá de violencia por razones de género y que tampoco se vio en la serie. A esto, Dauberman dijo que aunque son escenas espeluznantes y polémicas, tanto Muschietti como él y el mismo estudio, quisieron mantenerse lo más fiel a la novela. Otro punto que hizo que nos emocionáramos más en la semana, es que Stephen King ya la vio y dice que es simplemente genial. ¡Qué forma de volarme la cabeza! Quiero verla ya.

La cinta es dirigida por el argentino Andy Muschietti y protagonizada por Jessica Chastain, James McAvoy, Jay Ryan, Bill Hader, Isaiah Mustafa, James Ranson, Andy Bean y Bill Skarsgard de nueva cuenta como el payaso Pennywise.