Promueve PJE políticas transversales para la protección de las mujeres


  • En su compromiso con este sector, la institución conformó la Comisión de Derechos Humanos e Igualdad de Género

Como parte de la campaña ‘Únete’ y la conmemoración del Día Naranja el 25 de cada mes, impulsado desde 2008 por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el Poder Judicial del Estado, que preside el magistrado Eduardo Pinacho Sánchez impulsa de forma permanente diferentes acciones para sensibilizar al personal y a la sociedad civil sobre la importancia de prevenir, atender, sancionar y eliminar la violencia hacia las mujeres y niñas.

En este compromiso, la institución encargada de administrar justicia forma parte del Sistema Estatal para la Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres y del Sistema Estatal para la Igualdad entre Mujeres y Hombres de Oaxaca, los cuales trabajan para eliminar todo tipo de agresión hacia este sector de la sociedad, además de generar condiciones que permitan su completo y sano desarrollo en los diversos ámbitos de la vida. 

De igual forma, el Poder Judicial del Estado es integrante del Comité de Seguimiento a la Alerta de Violencia de Género Contra las Mujeres (AVGM), declarada en agosto de 2018 para la entidad y en enero del presente año conformó la Comisión de Derechos Humanos e Igualdad de Género, presidida por la magistrada Gregoria Hortensia Castellanos Chávez e integrada por las magistradas Maribel Mendoza Flores, Alma López Vásquez y el magistrado Ricardo Porfirio Sibaja Ilescas. 

Uno de los objetivos de dicha comisión es transversalizar la perspectiva de género en la labor que realiza la institución y promover espacios que permitan el intercambio y la difusión de buenas prácticas en la materia, además de generar acciones orientadas a la prevención, atención y erradicación de tratos discriminatorios o violentos hacia el sector femenino.

De acuerdo a las últimas cifras del Banco Nacional de Datos e Información sobre Casos de Violencia contra las Mujeres (BANAVIM), a nivel nacional se tiene un registro de 564 mil 563 casos, de los cuales en Oaxaca, se contabilizan 3 mil 603 casos de violencia contra la mujer, de los cuales 2 mil 606 corresponden a agresiones realizadas por un hombre y sólo 93 por otra mujer. 

El Poder Judicial del Estado ha adoptado los derechos humanos como uno de los principales ejes para desarrollar sus funciones, con mayor énfasis en los derechos de las mujeres, los niños, niñas y adolescentes, a través de la capacitación de los funcionarios judiciales y políticas institucionales para incorporar la perspectiva de género al interior de la institución.

Selección natural


Carlos R. Aguilar Jiménez.

La vida ha cambiado, evolucionado, y se ha adaptado a través del tiempo. Ninguna otra explicación podría explicar las relaciones entre las distintas especies del pasado y actuales. Toda la vida esta interrelacionada con uno o varios organismos que surgieron hace 3 mil 800 millones de años, desde los virus hasta Einstein, desde lo más simple a los seres más complejos e inteligentes, capaces de entender el mecanismo de selección natural o supervivencia diferencial de los que mejor se adapten a los cambios y sobrevivan a enfermedades.

Entender, trascender y aceptar la evolución de las especies es difícil porque la mayoría de gente poco informada respecto de biología, evolución y ciencia en general, sigue creyendo en el paradigma de la Creación Divina, que dice los seres vivos fueron creados de una vez y para siempre, ideología inamovible que conviene bien a las creencias religiosas y a una imagen de un orden político y de clases sociales establecido por Dios, también de una vez y para siempre, del que si se duda es acto de herejía o subversivo, no obstante en 1859 Carlos R. Darwin se atrevió y publicó uno de los libros más importantes de la historia: “Sobre el Origen de las Especies Mediante Métodos de Selección Natural”, siendo Darwin quien proporción un principio biológico estructural, el primer sistema de cambio y evolución, La selección Natural que se basa en las siguientes proposiciones: Los organismos producen más descendientes de los que pueden sobrevivir y reproducirse. Los descendientes que sobreviven tienden a ser los más fuertes. Los caracteres de los padres aparecen en sus hijos. De esta forma, generación tras generación, a través de miles de períodos, las líneas más fuertes sobrevivirán al heredar a sus hijos los rasgos que las han hecho fuertes, en un mecanismo biológico que explica que la fortaleza de plantas, animales y humanos radica en sus adaptaciones, los rasgos que los equipan para hacer el mejor uso de su hábitat y transmitir esa habilidad, como correr más rápido, digerir más eficientemente, resistir el frio o calor o ser inmune a enfermedades, como el caso del Coronavirus que en función del primer mandamiento de la vida: “Comeos los Unos a los Otros” trata de invadirnos y utilizarnos para alimentarse y reproducirse, y  no obstante le sea relativamente fácil transmitirse, siempre encontrara organismos a los que no pueda infectar, porque nadie es igual, todos tenemos resistencias inmunológicas y si no, tenemos inteligencia para aislarnos, ponernos en cuarentena y así impedir la proliferación de los virus, y además, tenemos medicina científica, sistemas, procedimientos de investigación y formas de atenuación de virulencia, que desde Louis Pasteur, cuando encontró la forma de hacer una vacuna contra la rabia, el sistema ha funcionado y es la opción que tenemos para evitar la enfermedad, porque de nada servirán rezos, estampitas con santos o remedios caseros y místicos con brebajes o pócimas para curarse o evitar el contagio. Lo único que vale es el aislamiento y la atención médica especializada de profesionales científicos; lo demás, son anécdotas o fabulas.