Neoliberales al rescate


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Empresarios, comerciantes, industriales, hombres de negocios, inversionistas, banqueros y financieros, que por su desempeño o posición socioeconómica son considerados capitalistas o pudientes, y que para el gobierno de México son Neoliberales malignos, los culpables de todo lo malo que sucede en México, ante la falta de infraestructura hospitalaria ye inexistencia de un servicio de salud digno y suficiente en el sector público – gratuito, luego de la devastación del Seguro Popular, quedando como única posibilidad para curar a enfermos de Coivid-19 el IMSS, ISSTE y clínicas del tipo del Hospital Civil de Oaxaca y otros regionales, sin apenas equipo para tratar pacientes en terapia intensiva o intermedia, ni insumos de seguridad para evitar contagios de médicos y enfermeras, han tenido que ser los Neoliberales quienes colaboren y apoyen a enfermos, no al populista gobierno, así que en solidaridad y rescate del arruinado sistema de Salud Pública, el Neoliberalismo apoyara en esta pandemia, ofreciendo camas y atención médica en hospitales privados para enfermos que tengan otros padecimientos y a la vez transformando el Centro de Convenciones y Exposiciones: City Banamex, por Cie, Ocesa y Fundación Carlos Slim y Harp Helú, además de las Neoliberales: Wallmart, Bimbo, Coca Cola y otros Grupos, construyendo una mega Unidad de Cuidados Intensivos UCI con 854 camas que en unas semanas serán vitales porque el número de enfermos en la megalópolis, será el equivalente a Nueva York en nuestro país.

El Neoliberalismo, también llamado nuevo liberalismo o liberalismo tecnocrático es la nueva tendencia política y económica capitalista responsable del resurgimiento de conceptos asociados al liberalismo clásico o primer liberalismo de las décadas de los 70 del siglo pasado, que apoyan una amplia liberalización de la economía, el libre comercio en general y un importante reducción del gasto publico y de la intervención del gobierno en la economía, en favor del sector privado, que pasaría a desempeñar las competencias tradicionalmente asumidas por el estado, lo que significa que el sector privado, conformado por consumidores y empresarios, podrían pasar a desempeñar roles que normalmente asume el estado con impuestos del contribuyente, de tal forma que los servicios públicos que proporciona el gobierno, como servicio de limpia, de salud pública, agua potable, seguridad, alumbrado, pavimentación, electricidad, educación y otros más, como ya sucede en la actualidad, también serían proporcionados por la iniciativa privada, con servicios de empresas: escuelas, hospitales privados y demás que todos conocemos, que se proporcionan con mejor calidad y profesionalismo, como sucede al contrario en Oaxaca, por ejemplo, con la educación escolar, donde ningún padre de familia en su sano juicio, inscribiría a sus hijos en escuelas de la SS22 o UABJO, prefiriendo el Neoliberalismo de la educación u hospitales privados, obvio, cuando se tiene capital, cuando se ha estudiado, trabajado y se tienen recursos y no se espera el gobierno de limosnas o dádivas a desempleados, porque los empleos únicamente los proporcionan los capitalistas o neoliberales, no el gobierno.