Periodo de contingencia oportunidad para desahogar carga laboral y responder de manera ejemplar a la ciudadanía


  • El Poder Judicial del Estado trabaja con responsabilidad atendiendo asuntos y desahogando audiencias para garantizar el acceso a la justicia a la sociedad oaxaqueña

El presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, magistrado Eduardo Pinacho Sánchez, se reunió con juezas y jueces en materia familiar y civil, a quienes exhortó a utilizar este tiempo de la contingencia sanitaria como una oportunidad para desahogar la carga de trabajo en los juzgados y responder de manera ejemplar a la ciudadanía.

En el periodo de suspensión de labores presenciales como una medida para evitar el contagio y propagación del COVID-19, el Poder Judicial del Estado continúa con las tareas inherentes a su función y atención a casos urgentes principalmente de la materia familiar y penal, en asuntos relacionados con violencia contra las mujeres, niñas y niños, entre otros sectores de vulnerabilidad.

Además, los juzgados penales continúan trabajando y desahogando audiencias, incluso de tipo virtual, con el apoyo de las nuevas tecnologías de la información para los supuestos señalados en el Acuerdo Conjunto 3/2020 de los plenos del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, al ser imprescindible garantizar el acceso a la justicia a la sociedad oaxaqueña. 

En el encuentro con juezas y jueces en materia familiar y civil, el titular del Poder Judicial hizo énfasis en las medidas que se han tomado con la finalidad de no paralizar en ningún momento la actividad y dar la mayor efectividad posible a los asuntos judiciales, en un marco de pleno respeto a  los derechos humanos y al debido proceso, lo que permitirá anticiparse al repunte de casos que es posible se presente con el gradual retorno a las actividades. 

Por ello, luego de reconocer el profesionalismo, entrega y vocación de servicio de las y los juzgadores en este período de contingencia sanitaria, en el cual se han respetado las medidas de prevención para evitar contagios, les convocó a desahogar el trabajo rezagado en beneficio de los usuarios del sistema judicial.

En especial, les pidió dar atención prioritaria al trámite de casos como juicios de alimentos, el pago o el cumplimiento de pensiones alimenticias y la entrega o transferencia de este derecho por ley, así como el seguimiento a juicios, procedimientos o aquellos relacionados con actos de violencia contra la mujer, niñas, niños y adolescentes, asuntos de guarda, custodia o depósito de menores; separación provisional de cónyuges o de personas y  actos relacionados con el régimen de visitas o de convivencia familiar, entre otros que se consideren prioritarios. 

De manera responsable y en el cumplimento de sus atribuciones, el Poder Judicial del Estado estableció en su agenda de trabajo las videoconferencias y reuniones virtuales, a través de las cuales en las últimas semanas han realizado sesiones de Pleno y el seguimiento a planes, programas y proyectos.

Cabe destacar que para brindar ágil atención y garantizar una comunicación efectiva a la ciudadanía durante la contingencia sanitaria y a futuro, el Poder Judicial del Estado implementó la línea de atención telefónica Justiciatel 800 719 22 32, abierta a toda la sociedad.

¿Volver a normalidad?


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Si para mal, médicos, estudiosos, bioquímicos y científicos en general no han inventado aún la vacuna que inmunice del Covid-19, lo cierto es que pronto lo harán y el equipo de investigadores o institución que lo consiga obtendrá el Premio Nobel de Medicina por su invención y posterior vacunación masiva de la humanidad, que permitirá salvar cientos de miles de vidas y posibilitará podamos volver a la normalidad, la convivencia a la que estábamos acostumbrados y desde marzo nos tiene aislados, encerrados, para evitar contagios e infecciones no obstante haya inconscientes y necios que hartos de estar encerrados quisieran ya volver a la normalidad, salir a la calle, reunirse con amigos o viajar, sin entender que el aislamiento y separación apenas principia y la normalidad aún dilatará mucho tiempo para regresar y lo hará, si pero modificada. Será una normalidad retocada.

La Peste negra o bubónica que aniquiló casi el 70 por ciento de los habitantes de Europa y Medio Oriente, duró ocho años, desde 1346 hasta 1534, posibilitando después El Renacimiento, esa época dada a un amplio movimiento cultural, artístico y de filosofía natural o ciencia que se generó después de la Peste, del 1300 a 1600, siendo el período de transición de la Edad Media a la Edad Moderna. La época de Leonardo, Miguel Ángel, Rafael, Donatello, Botticelli, Copérnico, Piero Della Francesca, Occam, Gutenberg, Buridán y Toscanelli, entre otros. Siendo también en ese período, en lo que sería la Nueva España que durante cinco años o más, millones de indígenas murieran infectados y, más recientemente, la Gripe Española que mató a casi 50 millones de personas, dilató dos años en desaparecer, extinguiéndose todas estas epidemias de manera natural al sobrevivir únicamente los organismos más resistentes, desquiciando totalmente las economías y formas de convivencia de esos tiempos, como sucedió respecto de la Peste Negra que al exterminar a cientos de miles de personas, los ricos se hicieron más ricos al heredar fortunas y propiedades de familiares muertos y, los pobres con alguna habilidad o pericia tuvieron la oportunidad de negociar mejores condiciones salariales y de trabajo o empleo, ante la carencia de mano de obra calificada y también de fuerza bruta. Hoy sabemos que es cuestión de tiempo para que se invente la vacuna, pero mientras, el aislamiento y separación no será hasta junio, sino necesariamente todo el año y principios del próximo, porque estadística o probabilísticamente (por no decir matemáticamente) sin vacuna o antídoto bastará con un enfermo para infectar a varios, así que la normalidad, reglas, rutinas y costumbres deberán modificarse, ser diferentes, adaptándonos a nuevas condiciones de convivencia derivadas del miedo de contagios, enfermedad y muerte, en una nueva dinámica social y cultural en que al margen del hundimiento de la economía nacional, perdida de miles de empleos y más pobreza, quizás también se inicie un Nuevo Renacimiento Mundial, una Nueva Era.  

Películas y series para la crisis (V)


Ismael Ortiz Romero Cuevas

Espero estimados lectores, que este encierro esté siendo lo menos pesado que se pueda, recordándoles que tenemos que cuidarnos no solo por nosotros, sino por quienes son nuestros afectos también, sobe todo por los familiares que se encuentren en una situación de riesgo. 

El entretenimiento es una de las actividades fundamentales para hacer este aislamiento más llevadero, recordándoles también, no se olviden de una dieta balanceada y tratar de hacer alguna actividad física para el cuidado de nuestra salud. Y ahora, que muchos tenemos tiempo para ver alguna cinta o serie que tenemos pendiente, aquí van las propuestas para este jueves: 

PELÍCULA: 

1.- “Tiburón” (1975) 

Director: Steven Spielberg

Protagonistas: Roy Scheider; Robert Shaws; Richard Dreyfuss; Lorraine Gray y Murray Hamilton

Productora y distribuidora: Universal Pictures

Una de las peticiones a mi cuenta de Twitter (@iorcuevas) para este día, fue que también recomendara una cinta de emociones fuertes. De una lista enorme de películas, me decidí por una que no solo es un clásico del cine, sino que es una película amada por la gran mayoría de cinéfilos y seguidores del séptimo arte: “Tiburón”. Esta película no es una cinta de tantas, sino que se encuentra considerada como una de las más grandiosas y mjores producciones cinematográficas de todos los tiempos. Es a “Tiburón” y a “La guerra de las galaxias”, que el cine hollywoodense le debe la forma de comercializar películas durante el verano, pues no solo fue una cinta de gran éxito, sino un logro avasallador dentro de las salas cinematográficas de la época. 

Los problemas con la réplica mecánica del tiburón y que Spielberg se haya excedido en el presupuesto asignado para realizar la película, así como la negativa de Universal a otorgarle más dinero, hicieron que la creatividad fluyera de manera forzada en el director, por lo que, en muchas escenas, se tuvo solamente que insinuar la presencia del animal, algo que sin duda, le da un toque tremendamente tenso a la historia. Aunado a eso, la banda sonora creada por John Williams hace el ambiente más absorto aún. Con esto, estamos ante una de las más grandes obras cinematográficas creadas y también, la que marcó la forma de hacer cine para la época de vacaciones: una historia de acción y aventuras al por mayor, que partía de una premisa sumamente sencilla. La película la podemos encontrar en Netflix, de hecho, en esa plataforma se encuentran las cuatro películas, sin embargo, ninguna otra supera en calidad e historia a la primera. Asimismo, se encuentra en Cinépolis Klic y YouTube para su venta y renta en formatos normal y HD. 

SERIE

2.- “Kalimán en el valle de los vampiros” – Radionovela (1963)

Protagonistas: Carmelita González; Eduardo Arozamena; Luis de Alba; Ofelia de la Fuente; Kety Valdéz; Isidro Olace (Narrador) e interpretando a Kalimán… ¡el propio Kalimán! (Luis Manuel Pelayo)

Libreto original: Víctor Hope

Producción y creación: RCN Producciones

Una radionovela que ha cautivado al público a lo largo de la historia en nuestro país y que ha sobrepasado fronteras. La tercera aventura radiofónica de Kalimán, llevó por nombre “El valle de los vampiros”, eventos que se desarrollan en Londres de mediados del siglo pasado y nos transportan a imaginarnos cuadros que bien podrían ser de la época de oro del cine nacional. Así, el robo de una antigua esmeralda que posee una maldición lleva al súper héroe mexicano a enfrentarse a villanos como el gran Mortimert y al Conde Bartok. 

Una serie que es una verdadera joya narrativa, que nos activa la imaginación y nos hace tener una experiencia tremendamente estimulante. Quienes pudieron escuchar las historias de Kalimán en la radio, es una buena forma de revivirla, pero también compartirla con los chicos más jóvenes actualmente, pues hará que perciban una experiencia única en estos días. Es cierto, por el tiempo en que fue grabada está llena de clichés, datos erróneos y hasta posturas machistas, pero hay que recordar que esta emisión radiofónica data de 1963, cuando muchas de esas situaciones eran normales. Aún con eso, escuchar Kalimán es una experiencia monumental. La radionovela está disponible en Spotify hasta el capítulo 34, mientras que en YouTube, podemos encontrar los 132 episodios que componen la serie, pero con una calidad de sonido mucho menor. 

Ojalá estas sugerencias los hagan pasar un confinamiento más ligero, dentro de lo que cabe. Mientras tanto, por ti, por todos, el tiempo que puedas y si puedes, quédate en casa.