¡Sálvese quien pueda!


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Con semáforos oficiales en rojo en casi todo el país ––a excepción Zacatecas––, sin que exista vacuna para inmunizar contra el Covid-19, hayan inventado algún medicamento para sanar después del contagio y con alta posibilidad de infectarse al salir a la calle o lugares donde haya gente, en contacto propagar geométricamente contagios, el gobierno federal (excepto por siete estados que con mejor juicio decidieron no acatar las ocurrencias de A.M y López-Gatell entre las que no está Oaxaca que obedece sumisamente), decide iniciar una “Nueva Normalidad”, que mejor sería “Anormalidad”, decretando se reinicien actividades con determinados y no definidos protocolos para tratar de evitar contagios, resultando así que lo mejor que podemos decir es: ¡Sálvese Quien Pueda!.

¡Sálvese quien Pueda! Porque si bien al gobierno federal le urge reactivar una economía que antes de que iniciara la pandemia y a diferencia del gobierno anterior que creció 2 por ciento, ahora va en pleno quebranto y mayor caída desde la suspensión de actividades comerciales y aislamiento social, previéndose una precipitación de 7 o más, en una perspectiva fatal que hará imposible a mitad de este sexenio se cumplan las promesas ofrecidas al perderse más de un millón de empleos formales y cientos de miles más de informales, incluida la desaparición de fideicomisos, mediocridad en gasto promovida como “Austeridad Republicana”, cancelación de apoyo a cultura, ciencia y tecnología, predilección de combustibles contaminantes en vez de energías alternativas, además de pésimas señales a inversionistas extranjeros y nacionales a quienes en cualquier momento violan tratos y contratos, presagiando un declive económico espantoso que arruinará a los más pobres, porque si bien el poco o mucho dinero que el gobierno tenga para dádivas a ninis y abuelos tratara de atesorarlo, lo cierto es que la economía no crecerá porque se hundirá, aplicando también a los negocios la misma frase: ‘Sálvese quien pueda’ porque en la competencia que iniciarán los comercios a partir de la Nueva Anormalidad, únicamente sobrevivirán los más fuertes y más competentes, los de propietarios que no pagan renta, que tienen capital ahorrado, que pueden obtener prestamos por tener bienes e inmuebles que amparen créditos, pero los demás, los pequeños y medianos comercios que pagan renta y se mantenían funcionando en rutina diaria de inversión y ganancia a corto plazo, no sobrevivirán a la crisis o ni siquiera reabrirán al no tener capacidad para contratar empleados, pagar nóminas, insumos, alquileres e impuestos atrasados o corrientes, así que entre altamente probables nuevos contagios, quiebra de negocios y perdida de millones de empleos, lo único que queda por decir es: ¡Sálvese quien Pueda!  

Música para la crisis (XI)


Ismael Ortiz Romero Cuevas

No bajemos la guardia. Nuestra mejor arma para no contagiarnos es estar lo más que se pueda en casa. Resistiendo, pero con la seguridad de que esto, no será para siempre; mientras tanto tenemos que ser fuertes, razonables y sobre todo, no caer en paranoia para que todos a nuestro alrededor, estén bien y pronto volver a abrazarnos. 

Y como hoy es martes, vamos a hablar de música para pasarla un poquito mejor en casa: 

1.- “Batman” (1989)

Artista y productor: Prince

Discográfica: WB Records

Para la primera película de Batman que dirigió Tim Burton en 1989, no podían dejar de lado que un artista de élite realizara la banda sonora comercial y por eso, se le llamó nada menos que a Prince. En esos años, no había nada más vanguardista, extravagante y “chic” que el desaparecido cantautor. A unos cuantos meses del ambicioso lanzamiento de la película del encapotado de Ciudad Gótica, Warner le hizo la propuesta a Prince para que realizara una especie de álbum conceptual que sirviera como ‘soundtrack’ operativo de la cinta, vamos, la idea era que también Batman dominara las listas de popularidad y la radio en los siguientes meses. Aún carrereado, Prince aceptó y solo adecuó algunas canciones que ya tenía escritas y elaboró el hoy emblemático “Batdance”, que llegó de manera inmediata al número uno de Billboard Hot 100 en cuanto se liberó en las estaciones radiofónicas de la época. 

Aunque el sonido extremadamente pop y sofisticado del disco no convenció a los críticos especializados, la banda sonora de “Batman” fue todo un éxito a nivel comercial, pues reportó ventas millonarias y el dominio de listas de popularidad con sus cuatro singles: “Batdance” que alcanzó el puesto número uno y entrar al top ten con “Partyman”, “Scandalous” y “Arms Of Orion” que cantó a dueto con Sheena Easton. El álbum contiene nueve tracks considerados hoy, himnos del pop y R&B, donde además, quien ha podido conservar o tiene su copia física, ya sea en vinil, cassette o CD, puede ver que las canciones son “interpretadas” por los tres personajes principales de la cinta: Batman / Bruce Wayne; el Guasón y Vicky Vale; por eso las inflexiones en la voz de Prince ejecutando a cada uno de los personajes, siendo en “The Arms Of Orion”, la única canción en la que un cantante diferente, Sheena Eanston, le pone la voz a Vicky Vale. Un álbum indispensable si te gusta el pop y más si como yo, eres fan de Batman. Un material que enmarca su grandeza y el paso en los años ochentas, del oscuro héroe. “Batman”, la banda sonora está disponible en Spotify y YouTube Music. 

2.- “Foreign Affair” (1989)

Artista: Tina Turner

Productores: Dan Hartman; Roger Davies; Rupert Hine; Graham Lyle; Tony Joe White y Tina Turner

Discográfica: Capitol Records

La mujer con las piernas más bellas del mundo y el carisma del tamaño de un planeta presentó en 1989, el quinto álbum de estudio de lo que ella denomina, la segunda etapa en su carrera. “Foreign Affair” no fue un gran éxito en los Estados Unidos, pero sí en el resto del mundo, donde afianzó la popularidad de Tina y la colocó en los cuernos de la luna en países de América Latina y Europa, donde tiene hasta la fecha, dos de sus mercados más cautivos y fieles. Este álbum, presenta tres de las canciones más conocidas en la carrera de la cantante: “The Best”; “Streamy Windows” y la balada “I Don’t Wanna Lose You”. Sin duda un disco que ha sido uno de los más grandes éxitos en la carrera de la gran Tina. 

“Foreign Affair” vendió más de siete millones de copias en su momento de comercialización y fue número uno en ventas en Reino Unido y algunos otros países de Europa como Alemania y Suecia; además, este disco lideró las listas de popularidad y de ventas en el viejo continente por seis semanas el año de su comercialización. Sin duda, el rock y el pop no serían lo mismo en todo el mundo sin la influencia de Tina Turner, una de las artistas más completas de que el mundo tenga memoria. Este espectacular trabajo de la diva del rock, está disponible en Spotify. 

De verdad, quédate en casa, lo que puedas, cuanto puedas. En este momento es de vital importancia. Ojalá estas propuestas te ayuden a pasar un mejor rato. Mi Twitter: @iorcuevas.