Mejora PJE infraestructura en juzgados del centro para fortalecer servicios


  • Se integró un diagnóstico y plan de trabajo a fin de dar atención a la problemática en las instalaciones del Poder Judicial del Estado 

Resultado de la planeación y elaboración de un proyecto integral acorde a las necesidades de los órganos y sedes del Poder Judicial del Estado, para brindar a las y los servidores públicos judiciales espacios dignos que coadyuven al óptimo desarrollo de sus funciones y brindar un servicio más eficaz y eficiente, la Dirección de Infraestructura Judicial realizó obras de restauración, modernización y construcción en los Juzgados Civiles y Familiares del Distrito Judicial del Centro.

Entre ellas, destaca la remodelación del espacio de convivencia familiar, la reconstrucción total de los núcleos sanitarios de las plantas baja y alta, restauración de la fachada principal, modernización de puertas de acceso y pisos, así como el retiro y desmantelamiento de infraestructura obsoleta, como parte de las solicitudes realizadas por juezas, jueces y personal de los órganos jurisdiccionales.

Derivado de los recorridos de supervisión realizados por el Magistrado Presidente Eduardo Pinacho Sánchez en el primer trimestre del año para verificar las condiciones de los espacios físicos que albergan los diferentes juzgados y tribunales, se integró un diagnóstico y plan de trabajo a través del cual se brinda atención de la problemática de cada uno y se prevén problemas futuros.

Al respecto, el director de Infraestructura Judicial, arquitecto Carlos Robles González, explicó que en el caso de los Juzgados Civiles y Familiares, se brindó también puntual atención al fortalecimiento de la instalación eléctrica, a través de un proyecto pensado para evitar apagones, contemplando el futuro incremento en la operación de equipamiento tecnológico para el desempeño de las labores jurisdiccionales, por lo que se trabaja en un sistema que permita soportar las cargas de un gran número de equipos de cómputo.

Dijo que el área de convivencia familiar no se había adecuado a las necesidades del servicio, ni contaba con las condiciones aptas para propiciar la convivencia entre padres e hijos, además, en el caso de los sanitarios, carecían de mantenimiento, por lo que fue necesario construirlos nuevamente, con un diseño moderno y materiales de buena calidad. 

“Una de las prioridades establecidas al inicio de la administración del Magistrado Pinacho Sánchez, fue realizar una debida planeación, que atienda las necesidades del personal judicial y los usuarios. Estamos dando atención al fortalecimiento de la infraestructura institucional, para disminuir las carencias de cada uno de los inmuebles y no se hereden problemas a las siguientes administraciones”, puntualizó.

Expresó que los proyectos integrales que ya se ejecutan, así como aquellos que se encuentran en proceso, contemplan mejoras en la parte estructural para garantizar la seguridad del personal y el público usuario de los servicios de administración de justicia.

Avanza PJE hacia la implementación de la Reforma Laboral en Oaxaca


  • La reforma no sólo implica cambios en las Juntas de Conciliación y Arbitraje y los sindicatos, también tendrá un impacto en la labor del Poder Judicial

Como parte de las acciones para la implementación de la Reforma en materia de Justicia Laboral en Oaxaca, la Escuela Judicial, en coordinación con las Comisiones de Implementación de Reformas Judiciales y de Carrera Judicial en materia de Justicia Laboral del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado, impartieron el “Curso de iniciación y actualización sobre la Reforma en materia de Justicia Laboral”.

Promulgada el 1 de mayo de 2019, dicha reforma no sólo implica cambios en las Juntas de Conciliación y Arbitraje y los sindicatos, también tendrá un impacto en la labor del Poder Judicial, con la creación de juzgados especializados en las regiones de la entidad, que deberán adecuarse al sistema oral para impartir justicia y dar celeridad a las controversias de esta índole, con la finalidad de sea uno de los factores para la atracción de inversiones y la generación de empleo.

El curso, impartido por el presidente de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje en el Estado, Licenciado Víctor Alberto Quiroz Arellanes tuvo como objetivo, actualizar de manera universal y progresiva a las y los interesados que buscan desarrollar un conocimiento puntual de la reforma secundaria en materia de justicia laboral, en específico, a la Ley Federal del Trabajo.

En este sentido, en respuesta a la convocatoria emitida por el Poder Judicial del Estado, 93 servidoras y servidores públicos del órgano de impartición de justicia, de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, funcionarios públicos relacionados con la materia laboral, así como abogadas y abogados en general, participaron en la capacitación, a través de una plataforma de video conferencias.

Las y los servidores judiciales expusieron que la implementación de la reforma en la entidad, implica una nueva forma de impartición de justicia, sobre todo porque se privilegiará la oralidad en los procedimientos, por esa razón, es necesario de fortalecer los conocimientos de las y los operadores, además conocer la situación del derecho del trabajo en América Latina.

Entre los temas más importantes, se revisaron el contexto social e internacional de la reforma laboral, las implicaciones de la misma, sus bases constitucionales y en general el nuevo sistema de justicia laboral en México, así como los alcances y retos a superar en el estado en esta materia, considerada un parteaguas a nivel nacional.

El Instituto de la Judicatura Federal, en coordinación con la Unidad de Implementación de la Reforma en Materia de Justicia Laboral, construyeron el Plan Integral de Formación y Selección en Materia de Justicia Laboral, el cual consta de 4 ejes rectores: sensibilización, actualización,  especialización y selección, para garantizar su correcta aplicación.

La sociedad civil organizada, la oposición que México necesita


Nematini Vladimir Acevedo Silva

En días pasados navegando en la red, leí un comentario el cual refería que la sociedad civil debería de contribuir con propuestas y, en consecuencia, acercarse a los partidos políticos de oposición para lograr así un contrapeso a la actual hegemonía que tiene Morena en el poder. Esto llamó notablemente mi atención, ya que los pocos partidos políticos que se hacen llamar de “oposición”, en este momento los vemos tibios, con poco de liderazgo, pero intentando llamar la atención a toda costa.

En algo sí tenía razón esa publicación al señalar que la sociedad civil tiene que realizar propuestas que sirvan como contrapeso a la actual administración, la cual no termina de despegar, pero que sí empieza a generar ciertas dudas en la ciudadanía que los eligió. Es una falacia que los partidos políticos de “oposición” puedan servir como aliados de aquellas agrupaciones, asociaciones civiles y colectivos que, por años han luchado para hacerse escuchar.

Si fuese así ¿acaso el PAN se solidarizaría con los padres de familia que perdieron a sus hijos en la guardería ABC?, ¿ahora sí habría justicia?, o ¿el PRI a casó se uniría a la exigencia de justicia que piden los padres de los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapan?, ¿por fin votarían a favor de la despenalización del aborto? ¿se lograría con su apoyo la legalización y regulación de la marihuana en México? Desafortunadamente la respuesta es no.

Se les debe recordar a aquellos partidos de “oposición” que ya no se vive en la época en que la sociedad civil les servía de brazo político. Ya no deben existir más una CTM, una CROC o una Antorcha Campesina. La ciudadanía hoy en día es más consciente.

Fue el mismo pueblo quien votó por un cambio de régimen, de sistema y de ideas, motivado por un hartazgo social cuasado por múltiples actos de corrupción de antaño, asesinatos en contra de activistas sociales y un crecimiento incontrolable del crimen organizado, el cual ha lastimado y fracturado el tejido social. Fueron pues estos factores los que detonaron el cambio de régimen político que México deseaba.

Sin embargo, esto no quiere decir que población detendrá su lucha. Al contrario, se ha empoderado aún más por impulsar diversos proyectos que transformen el país. Prueba de ello es que se tenga en la agenda legislativa, la discusión de la despenalización del aborto, un importante logro del movimiento feminista, más no de los partidos políticos.

O también el que una agrupación de defensa de los pueblos indígenas haya marcado precedente para obligar al Congreso de la Unión en crear una Ley Nacional de Consulta Indígena y Afromexicana, a consecuencia de la omisión que han cometido nuestros propios representantes populares desde hace ya años atrás. 

También se podría señalar el logró obtenido por parte de la comunidad LGBT, quienes, haciendo uso de mecanismos jurídicos como el amparo, consiguieron que ninguna autoridad administrativa o judicial les negara poder casar a personas del mismo sexo. Lo cual derivo que diversos estados reformaran sus Códigos Civiles locales. 

La sociedad civil organizada ha hecho uso de diversas estrategias con el objetivo de que sus demandas sean escuchadas y tomadas en cuenta. En cambio, han sido los partidos de “oposición”, quienes en su momento echaron mano para bloquear esas legitimas propuestas, ya sea a través de la descalificación de las ONGs que las proponían, o mediante usos como la intimidación y la desaparición forzada.

Los tiempos actuales exigen que sean los colectivos, asociaciones civiles y agrupaciones quienes continúen trabajando y proponiendo, siempre de la mano con la comunidad. Es ahí donde existirá y perdurará la oposición que México necesitará ante los tiranos que se erijan no solo hoy, si no en un futuro cercano.

Facebook @NematiniVa

Twitter @NemasVA

Directriz discriminatoria


Carlos R. Aguilar Jiménez.

La discriminación en todos sus aspectos o sentidos que como conducta individual, social u oficial es condenada universalmente por segregar, excluir o descalificar a minorías o a quien no le guste a determinado sector, como hicieron británicos con hindúes o nazis contra judíos, y ahora en México la discriminación se esta convirtiendo en tendencia, porque desde la más alta cúpula la actual tendencia es dividir, excluir y discriminar estableciendo dos clases: fifís y chairos, siendo estos últimos los ideales, los aptos o leales al país, mientras los fifís son de lo peor por ser neoliberales, conservadores, la mafia del poder, el Prian, incluidos políticos y funcionarios de sexenios anteriores, estimulando la polarización social y segregación individual en tendencia discriminatoria.

Se discrimina no únicamente en soliloquios mañaneros con tendencia excluyente, sino también en hechos como sucede en la comunidad médica al ser consentidos los médicos cubanos a quienes ofrecen lujos y comodidades, mientras a médicos mexicanos que luchan contra el Covid apenas si se les proporciona equipo básico de protección. Se discrimina también a ciudadanos, porque ahora que criminales asesinaron a un juez, el gobierno indica se hará todo para castigar a los culpables, harán indagaciones hasta sus últimas consecuencias y realizarán todas las pesquisa, mientras que si asesinan a un profesor, matan un médico o a cualquier ciudadano, como si no importara lo mismo su vida, no se investiga, no se indaga y en 99 por ciento, no se condena nunca a culpables dada la inmensa impunidad y corrupción oficial. Así que guardando proporciones, pero que para el caso es lo mismo, no vale lo mismo un ser humano que se desempeñe como médico, ingeniero, arquitecto, profesor, psicólogo y menos periodista, que un juez, porque según el gobierno son especiales, diferentes, superiores, privilegiados, casi igual que los blancos ante negros o nazis frente a judíos y ahora: chairos frente a fifís o ricos ante pobres, que en este sexenio, al sector simpatizante del gobierno, los llamados Chairos se le considera privilegiados y no únicamente a nivel oficial, sino también en el ámbito personal, porque los chairos defienden con fanatismo y pasión desquiciada al gobierno, incluso más que a su familia en la misma tendencia creciente de odio individual, resentimiento social, revanchismo político y discriminación, implicando que si se trata de asuntos oficiales del pasado todo fue corrupción y saqueo, sin considerar en absoluto la obras e infraestructura que crearon, incluyendo en Oaxaca la supercarretera a Puebla que construyó Salinas, porque si bien todos los políticos mienten para ser populares, también han hecho obras de gran trascendencia e importancia para los estados o el país, sin descalificar ni discriminar a los demás, como está sucediendo con la actual y creciente tendencia discriminatoria oficial, en la que pronto será peligroso ser adinerado, empresario y lo que es peor, cuidando proporciones, ser judío, negro, rico o periodista, equivalentes actuales a Fifí o anti A.M. Porque en tendencia discriminatoria o se es del grupo o es traidor a la causa racista o política.