Sexenios cumplidos


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Democráticamente nos guste o no, lo cierto es que los presidentes únicamente duran en el cargo seis años, tiempo que si bien al principio parece mucho, cuando transcurre el primer año los ciudadanos se dan cuenta de la realidad de las promesas cumplidas o no, sintiéndose satisfechos o decepcionados según las circunstancias o ideología de cada quien y, si para bien o mal durante el tiempo que estuvieron en el poder los partidos tradicionales hoy de oposición, su forma de gobernar se convirtió en una especie de tradición que facilitaba los errores, fraudes y corrupción, llevando al hartazgo a la población que optó por A.M. la realidad es que lo que prometió cambiar no ha cambiado y sigue igual o peor, excepto en la perspectiva de los beneficiarios de limosnas oficiales que reciben mensualmente del dinero de los impuestos de la gente que trabaja y regala el gobierno a ninis, así que en esta visión sexenal actual que culpa de todo al pasado, un año y medio del sexenio ya es parte del pasado y en poco tiempo terminará.

Terminará este sexenio como todos los anteriores cada uno con sus resultados, los anteriores con la tradición de gobierno que establecieron durante casi un siglo; el actual aun con ciertas posibilidades de cumplir con parte de lo prometido, no obstante, lo cierto es que empresarios nacionales e internacionales, por ejemplo, planean ya rehacer el aeropuerto internacional que se construía en Texcoco, porque al ser una obra de gran importancia nacional e internacional, resulta que los cuatro años y medio que le quedan a este sexenio son nada ante lo que durará décadas o siglos y de la misma forma como este gobierno decidió arruinar todo lo que se había edificado, debiendo incluso indemnizar a constructores e inversionistas por la cancelación de contratos aeroportuarios, la cuestión es esperar y ver que ante los estudios técnicos y científicos que se realizaron durante años para construir el aeropuerto original, para el próximo gobierno durante su sexenio, seguramente será igual de fácil dejar el aeropuerto de Santa Lucía al ejercito o para vuelos locales y rescatar el de Texcoco para utilizarlo como se planeó, del mismo modo que la cancelación o cierre de las refinerías de petróleo para producir gasolina, que en breve serán únicamente para la petroquímica y no para combustible de automóviles ante la próxima irrupción de vehículos híbridos y eléctricos.

Alabada sea la democracia y los periodos sexenales, porque así como al sector de la población que se hartó del PRI y del PAN y votó por A.M. no por Morena, de nuevo otro sector de votantes ya se desilusionó al quedarse sin empleo, al ver que no cesa la corrupción, que no sirve de nada la guardia nacional, se militarizó la policía y la inseguridad es cada vez peor, en una dinámica de polarización social y desilusión de la que no se dan cuenta algunos que siguen creyendo en promesas. 

Películas y series para a crisis (XV)


Ismael Ortiz Romero Cuevas

Gracias a todos quienes me enviaron comentarios con respecto a estas entregas que hoy culminan. El objetivo tanto de “Música para la crisis” como de esta sección, ha sido justamente que llevemos este confinamiento por la emergencia sanitaria, lo más agradable posible. Escribiré este espacio, opinando sobre temas que conciernen al entretenimiento, el cine, la música y demás como ha sido desde su origen, prometiendo que si hay que estar más tiempo en casa, planearé más sugerencias como estas. 

Y para culminar con las películas y las series de estas entregas, pasemos a las sugerencias de este jueves: 

PELÍCULA


1.- Trilogía “El caballero de la noche”: “Batman inicia” (2005); “El caballero de la noche” (2008) y “El caballero de la noche asciende” (2012)

Director: Christopher Nolan

Protagonistas: Christian Bale; Michael Caine; Gary Oldman y Morgan Freeman

Estelares por película: 

“Batman inicia”: Liam Neeson; Cillian Murphy y Katie Holmes

“El caballero de la noche”: Heath Ledger; Maggie Gyllenhaal y Aaron Eckart

“El caballero de la noche asciende”: Anne Hathaway; Marion Cotillard, Joseph Gordon-Levitt y Tom Hardy

Producción: Syncopy Films; Patalex III Produccion; DC Comics

Distribución: Warner Bros. Pictures 

Nunca en la historia del cine, se habían tomado con tanta seriedad las fábulas de súper héroes, hasta que llegó la aclamada trilogía dirigida por Christopher Nolan y que llevó a Batman al siguiente nivel; no solo reinició un personaje en el cine, sino que creó un símbolo y marcó un estándar en la construcción de este tipo de personajes. Consideradas como las mejores películas de súper héroes de todos los tiempos, estas películas conocidas como la trilogía de “El caballero de la noche”, marcan un antes y un después no solo en los personajes para DC Cómics, sino para la creación de cualquiera que emane de los cómics o tenga qué ver con los súper héroes, pues incluso se atrevió a quitarle el emblemático traje a Robin. Christopher Nolan tiene una regla para la formación de cualquiera de sus historias: deben contener situaciones realistas y los personajes se deben cimentar a partir de condiciones humanas y no fantásticas, eso hizo que las tres películas de Batman dirigidas por él tuvieran un contenido no solo más serio, sino más inteligente que el resto del género. Eso le trajo millones de seguidores, puso a Batman como el más encumbrado de todos los súper héroes (de cualquiera que fuera su casa editora) e hizo a Nolan, una súper estrella en el mundo del cine. 

Esa regla de realismo, también nos entregó a villanos delirantes en estas películas, de los cuales ni uno tiene una sola línea de desperdicio. Desde la construcción de Ra’s Al Ghul (Liam Neeson), personaje inmortal en el universo de Batman pero que, en estas cintas, esa condición se representa como una alegoría; o el mismo Espantapájaros (Cillian Murphy), quien tiene un sustento más científico que ficticio. Sucede lo mismo con Gatúbela (Anne Hathaway) en la tercera película a quien solo conocemos como la ladrona y nunca se le menciona por este nombre, dado que las icónicas orejas del traje se forman a partir de las lámparas para robo; Bane (Tom Hardy) es otro personaje que representa a la furia emanada del dolor y la humillación. Caso aparte es El Guasón (Heath Ledger), un personaje tan perturbado como fascinante y que les pone cara a las personas que “solo quieren ver al mundo arder”. Por su actuación, Heath Ledger obtuvo el Oscar póstumo a Mejor Actor de Reparto, pues por su repentina muerte, no alcanzó a ver el estreno de la cinta. Estas películas es el encumbramiento de las cintas de súper héroes, las inalcanzables, las que forman parte de ese universo pero que compiten con las más grandes obras del cine. La disponibilidad de estas cintas es: “Batman Inicia” y “El caballero de la noche asciende” se encuentran en Netflix, Cinépolis Klic y YouTube Video, mientras que “El caballero de la noche” la encontramos en HBO, Cinépolis Klic y YouTube Video. 

SERIE

2.- “Stranger Things” – Tres temporadas (2016-2019)

Protagonistas: Winona Ryder; David Harbour; Millie Bobby Brown; Finn Wolfhard; Gaten Matarazzo; Caleb McLaughlin; Noah Scnapp; Natalia Dyer; Charlie Heaton y Joe Keery

Creadores: Matt y Ross Duffer

Producción y distribución: Netflix

Una de las series más aclamadas de Netflix nos hará pasar momentos de verdad increíbles. Hay que ver esta serie con toda la apertura de que percibiremos temas fantásticos y sobrenaturales, sin embargo, no hablamos de un drama televisivo que esté hecho de manera improvisada, al contrario, “Stranger Things” nos deja más que sorprendidos con los homenajes y referencias que hace de películas icónicas estrenadas en la década de los ochentas e incluso setentas; también por las estupendas actuaciones donde Winona Ryder, sin temor a equivocarme se lleva las palmas, y el elenco infantil que además de encarnar a personajes entrañables, realizan un trabajo histriónico digno de admirarse. En “Stranger Things” tenemos de todo: horror, drama, comedia, romance e historias adolescentes que enmarcan una de las ficciones más aclamadas de los últimos años. 

Muchas personas han comparado a “Stranger Things” con “Dark”, la serie alemana de ciencia ficción que también ha sido ampliamente aclamada, sin embargo, la naturaleza de sus historias las lleva a ser sensiblemente diferentes entre sí, aunque ambas partan de una premisa que evoca a la fantasía. “Stranger Things” es emocionante, es entrañable, es tierna, tiene una selección de canciones inigualable y es vertiginosa. Sentarse a ver esta serie con los niños y adolescentes, créanme que será una experiencia única y les garantizo que pasarán un fin de semana en un maratón sin precedentes. La serie que puso de moda la década de los ochenta está disponible en Netflix. 

He gozado como no tienen una idea, el hacer estas brevísimas reseñas de discos, películas y series para pasar la cuarentena lo mejor posible. Espero haya sido de su agrado y el formato habitual de esta columna, regresa a partir del siguiente martes. Mi Twitter: @iorcuevas