Rectificación democrática


Carlos R. Aguilar Jiménez.

 Los E.U. tendrán a partir del año próximo un nuevo presidente: Joe Biden y por vez primera una mujer, Kamala Harris en la vicepresidencia, situación que más de la mitad de los estadounidenses alegra por haber rectificado de los yerros que se dan ocasionalmente en países democráticos donde por imagen, populismo, promesas de acabar para siempre con lo que a nadie gusta o conviene, sirven para conseguir muchos votos, principalmente del sector de la población menos informado, poco crítico y con necesidades económicas o carga de resentimiento social, como sucede en nuestro país donde prometer lo improbable o culpar al pasado son y fueron argumentos para conseguir el poder presidencial; pero se también se puede rectificar, porque si con el beneficio de la duda suponemos que realmente creía que sus promesas eran posibles, igual que creen los religiosos en milagros o prodigios, la realidad es distinta y, si alguien suponen que los planes se cumplen, alucina o no entienden porque uno propone y dios dispone, o como decía Arthur C. Clarke: “Si quieres que Dios se ría de ti, cuéntale tus planes”.

Estados Unidos hace cinco años, como México hace tres, eligieron candidatos que prometían todo enfocando sus estrategias hacia donde hay más población, donde existe menor escepticismo y se espera el gobierno o la Virgen de Guadalupe resuelva problemas. En E.U. casi la mitad de la población, los ortodoxos que aún se creen confederados, republicanos, creacionistas, esclavistas, supremacistas, racistas que están en contra de los migrantes y suponen la xenofobia, apartheid, misoginia y valores morales o nacionalistas que funcionaron muy bien hasta mediados del siglo XX eran ideales y les gustaba los representara Trump, pretendían reelegirlo, pero, los otros, lo que se consideran considerar yanquis, los del norte de E.U. antiesclavistas, liberales, demócratas, quienes están contra el racismo y abiertos intelectual y éticamente a la migración, son evolucionistas, les interesa la ciencia y especialmente la igualdad, votaron por Joe Biden, ahora presidente electo quien promete que, no obstante ser demócrata gobernara como presidente para todos los estadounidenses por igual, reconociendo que muchos están dolidos y les pide que le den una oportunidad. Un mensaje de reconciliación que en nuestro país no se dio, sino al contrario, una vez que el gobierno actual asumió el poder se dedico a dividir, polarizar, descalificar y culpar al Devónico de todo lo que no funciona o está mal, inventando incluso nuevos mexicanismos lingüísticos: chairos y fifis a quienes se dedica cada mañana a poner en contra. Pero se puede rectificar y ya falta poco tiempo, dado que si bien este sexenio termina en tres años porque antes de los seis del período habrá un presidente electo y el partido que creo el actual presidente, sin su imagen, devoción popular y personalidad que le llevaron abrumadora y democráticamente a la presidencia, sin AMLO no son nada ,y como en E,U. los mexicanos podríamos rectificar y, obviamente sin volver a lo de antes, optar por alguien que sea probo, digno, ético y que en la medida de lo posible cumpla con lo que esperan los mexicanos nacidos este siglo, no el pasado.   

El muro de Berlín y la música que inspiró


Ismael Ortiz Romero Cuevas

Ayer lunes 09 de noviembre, se cumplieron 31 años de la caída del muro de Berlín, una construcción tan vergonzosa como irónica, pero que al final de cuentas es una de las referencias de la historia de nuestro tiempo para entender los cambios en este contexto y en la ideología. 

Y han sido también muchos los cantautores y emblemas de la música quienes han cantado de manera metafórica o abiertamente sobre la icónica construcción que representan un antes y después en la vida cotidiana del viejo continente y hoy, les invito a que recordemos algunas: 

1.- “Nikita” 

Interpreta: Elton John

Compositores: Bernie Taupin y Elton John

Álbum: Ice On Fire (1985)

Discográfica: Geffen Records

Con un video clip que no deja una sola duda en el contenido de la canción, “Nikita” es una pieza que narra la historia de amor de una pareja que se ve separada por el muro, siendo ella quien clama el amor de un integrante de aquella guardia fronteriza a quien no se le puede acercar por cuestiones ideológicas y el contexto político. Una forma artística y elegante de protestar, era justamente cómo los artistas mencionaban la separación y el juicio de las ideas con su música, en una época donde esas barreras se materializaban con aquella construcción. “Nikita” es además, un tema clásico del gran Elton. 

2.- “99 Luftballons”

Interpreta: Nena

Compositores: Carlo Karges y Jörn Uwe Fahrenkrog-Petersen

Álbum: Nena (1983)

Discográfica: EMI

Carlo Karges, compositor de este tema y guitarrista de la banda “Nena” se encontraba en un concierto de The Rolling Stones en el lado oeste de Alemania a inicios de los años ochenta; en una parte de ese grandioso recital, se soltaban unos globos rojos para que flotaran y entonces, no pudo dejar de imaginarse ¿cuál sería el pensamiento de la gente del otro lado del muro al ver tan emocionante cuadro de los globos rojos elevándose? Así, nació una de las canciones alemanas más exitosas en la historia de la música. Y aunque en realidad, el tema es una crítica hacia la guerra fría de esos años, la historia no ha podido quitarle el que sea asociada al muro. En 1984, “99 Luftballons”, alcanzó la primera posición en las listas europeas y también el peleadísimo primer puesto en Billboard Hot 100 de nuestro continente. 

3.- “Berlín”

Interpreta: La Unión

Compositores: Rafa Sánchez; L. Bolín; La Unión y M. Martínez

Álbum: Tentación (1990)

Discográfica: Warner Music

También en español se le cantó al amor que se separaba por el muro. Después de la caída de este, en 1990, el grupo español La Unión lanzó su álbum “Tentación” que cerraba justamente con este nostálgico y un tanto oscuro track. La narrativa y la música afligida que componen este tema, que hay que aclarar que no es de los más famosos de la agrupación, nos transportan a una Alemania desolada y hace que nos invada un sentimiento de desolación que envuelve este gran tema. Hay que reconocer también la fuerza interpretativa de Rafa Sánchez, quien en esta canción, hace parecer que su canto es un lamento y grito de tristeza: “¡llueve, llueve, llueve en Berlín amor!”

4.- “Hollydays In The Sun”

Interpreta: Sex Pistols

Compositores: Joy Lydon; Paul Cook; Sid Vicious y Stephen Phillip Jones

Álbum: Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols (1976)

Discográfica: Virgin Records

El álbum debut de Sex Pistols ha sido uno de los más controvertidos en la historia de la música; fue un escándalo desde el título hasta las letras irreverentes, sin embargo, eso no fue obstáculo para ser un éxito inusitado en la industria un tanto conservadora de aquellos años. La canción con la que abría el disco era justamente “Hollydays In Tne Sun”, tema que habla del gusto del vocalista Johnny Rotten por la ciudad de Berlín y observar como la gente (los comunistas, como él los llama en el track) observaban el lado oeste del muro, maravillándose incluso, porque en ese lado, la fiesta continuaba toda la noche. Al final del tema, Rotten habla de querer brincar el muro para llevar un poco de felicidad al otro lado. Un tema icónico y que incluso, ha sido versionado por Green Day. 

5.- “Heroes”

Interpreta: David Bowie

Compositores: David Bowie y Brian Eno

Álbum: Heroes (1977)

Discográfica: Parlophone / EMI

No podemos hablar de la historia del muro sin que mencionemos a la que quizá es la canción más emblemática de ese acontecimiento histórico: “Heroes” compuesta e interpretada por el gran David Bowie. Este tema, se incluye en el segundo álbum de la elogiada “Trilogía Berlín” que Bowie realizó de 1976 a 1979 y que lo salvó de ser consumido por su alter ego “El delgado duque blanco”. Una historia de amor separada por el muro es lo que nos narra este tema que además, es todo un icono del pop-rock. Iggy Pop, uno de los mejores amigos de Bowie, cuenta que en 1978 en el emblemático concierto que David ofreció en el extremo del muro, en Berlín, la canción fue coreada por los miles de asistentes que acudieron a presenciarlo, sin embargo, Bowie se percató también que del otro lado del muro, había gente que tenía pegado su oído al cemento y que también la coreaba y vitoreaba; eso hizo que “su camaleónica majestad” terminara tremendamente conmovido en ese recital. Así era Bowie. 

El muro de Berlín es uno de los acontecimientos que definieron la historia del mundo, pero además, un hecho que aún avergüenza a los alemanes, según palabras de los mismos habitantes de aquél país. Ustedes, ¿conocen algún otro tema relacionado a este acontecimiento? Espero sus comentarios. Mi Twitter: @iorcuevas.