No es indispensable, dice


Carlos R. Aguilar Jiménez.

En contra de lo que se ha demostrado estadística y científicamente el presidente de México, sustentando su palabras en el médico que hoy dice una cosa y mañana otra, el individuo que dijo en marzo que si México llegaba a 6 mil muertes sería un desastre, luego que 10 mil y así hasta los 110 mil que según cifras oficiales (los datos que convienen al gobierno que dice tiene otros) han muerto por covid, y seguirán acumulando hasta que inicie la vacunación masiva, que únicamente será posible gracias a los esfuerzos de médicos e investigadores de países de primer mundo, no del tercero donde somos una nación cuyo gobierno desprecia la ciencia, descalifica las energías limpias, relega la cultura en todas sus manifestaciones y lo único que le importa es su popularidad, popularidad sustentada en promesas de acabar con la corrupción, pobreza, injusticia y por supuesto, con la ciencia.

Para el actual gobierno al que únicamente le quedan tres años y medio, (porque un año antes que concluya habrá presidente electo y al que aún esta se ignorará) la ciencia es maligna, perversa y neoliberal, una actividad de capitalistas rapaces, porque el evangelio dice que la ciencia causa hinchazón, pero la caridad edifica. San Agustín creía que la ciencia engendraba en el sabio una soberbia diabólica. Pero como sabemos, cuando la sabiduría se oculta o se estorba su función social propicia el encumbramiento de la mediocridad, hoy llamada austeridad, porque nadie puede saber si su presunto dueño la posee de verdad o finge tenerla, como sucede con la Guía Ética de la 4t, donde algunos tipos que se asumen como morales y éticos, sin ninguna autoridad al respecto, anodinos individuos que escribieron lo que dicta el gobierno, pretenden de forma paternalista y soberbia imponer a los demás lo que para ellos es caritativo bueno y santo, y si bien no es una guía obligatoria, si es un intento de moralizar, catequizar y sermonear a gente que busca guía, un patriarca o guía espiritual que le diga cómo comportarse, aunque por un lado diga que hay que obedecer normas y por otro se niegue a utilizar cubrebocas, dando ejemplo a sus devotos seguidores para que se sientan con autoridad sagrada para tampoco usarlo dado que su prelado así lo indica, en una dinámica en que por cada persona que siguiendo  su ejemplo contagia a alguien y muere, la pérdida de esta vida podría haberse evitado, pero eso no importa porque lo que vale es que en todas las esferas del gobierno esta incongruencia se repite una y otra vez, ya sea en la cámara de diputados o senadores, en las oficinas del INE, en las giras, porque si la gente es ignorante por naturaleza, por qué tomarse la molestia de instruirlos, para que dar ejemplo de respeto a la vida si el líder piensa que protege más una estampa religiosa que un cubrebocas, que no es indispensable, dice.   

Con responsabilidad y cuidado de la salud continúa retorno gradual en el PJE


Se atienden los procedimientos en materia penal tradicional, acusatorio adversarial, civil, familiar y mercantil, además de los son sustanciados en la Visitaduría General

Desde el inicio de la contingencia sanitaria por el virus SARs-CoV2 COVID-19, Poder Judicial del Estado, que preside el magistrado Eduardo Pinacho Sánchez, adoptó un conjunto de medidas preventivas con el fin de proteger la salud tanto de los usuarios como de servidoras y servidores públicos. 

Así también, diferentes acciones y servicios en línea encaminados a cumplir con la función que tiene encomendada la institución que continúa aplicando el Plan de Retorno Gradual, Seguro y Ordenado a la Actividad Jurisdiccional y Administrativa. 

Derivado del Acuerdo General 40/2020 del Pleno del Consejo de la Judicatura, de fecha 30 de noviembre del presente año, se mantiene la atención de asuntos urgentes y no urgentes así como la reanudación de las actuaciones, plazos y términos en los procedimientos en materia penal tradicional, acusatorio adversarial, civil, familiar y mercantil, además de los sustanciados en la Visitaduría General.

A través de este organismo, se realizan permanentemente inspecciones ordinarias a los diferentes juzgados que funcionan en Oaxaca, para comprobar que el servicio público sea correcto y oportuno y que no exista ninguna situación que perjudique los trámites y en consecuencia, la impartición de justicia. 

Respecto al sistema penal tradicional, se mantienen los actos procesales previos a la etapa intermedia, sólo hasta el dictado de apertura y juicio, en aquellos casos en que las o los imputados se encuentren en prisión preventiva. Asimismo, en cuanto a materia de oralidad mercantil se rehabilitaron en su totalidad las actuaciones, plazos y términos en todo juicio competente a su juzgado.

En el ámbito civil y familiar se estableció que jueces y juezas deben practicar todo tipo de audiencias, incluso las de desahogo de pruebas, bajo una evaluación prudente de las circunstancias del caso, entorno, medidas convenientes y medios a implementar para prevenir el riesgo de contagio, con el objetivo de garantizar el derecho de acceso a la justicia.

Sobre la materia penal adversarial, se determinó realizar el desahogo de audiencias de juicio o debate, así como la judicialización de asuntos por cita judicial. Para ello, en cada caso, se valoran circunstancias, procedimientos y medios, conforme al “Protocolo para la prevención de contagios por Covid 19 de las personas servidoras públicas del Poder Judicial del Estado de Oaxaca”.

Para dudas e información sobre el seguimiento de asuntos judiciales, dudas y los servicios con los que cuenta la institución, el Poder Judicial del Estado a través del Centro de Respuesta Inmediata, JusticiaTEL, con el número telefónico 800 719 22 32, brinda atención a las y los abogados litigantes y a la sociedad en general