Los jóvenes al poder en Oaxaca, un reto para este 2021.


Nematini Vladimir Acevedo Silva

Las elecciones del próximo año en Oaxaca serán decisivas tanto para el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), como para aquellos partidos de oposición, los cuales se encuentran buscando por diversos medios, ganarse nuevamente la simpatía del electorado que decidió desde el primero de julio del 2018, decir ya basta a lo mismo de siempre.

Han pasado ya dos años desde aquel histórico momento en el que MORENA, un movimiento político relativamente joven, por fin lograba dejar en una minoría a aquellos partidos políticos que por años la sociedad oaxaqueña había señalado de actuar y no hacer nada en favor de Oaxaca.

Lo más interesante de esta 64 Legislatura es que se encuentra compuesta por 23 mujeres y 19 hombres, es decir, por primera vez contamos con un congreso que se encuentra conformado mayoritariamente hasta ahora por mujeres. Situación que marca un precedente histórico en nuestro estado.

Es un logro importante que las mujeres se encuentren ocupando aquellos cargos públicos de los cuales, históricamente habían sido excluidas, pero que, a consecuencia de la lucha impulsada por grupos y colectivos feministas, se han impulsado cambios importantísimos en materia político electoral. 

Ejemplo de ello es el que ahora la Constitución establece que los partidos políticos se encuentran obligados a observar el principio de paridad de género en la postulación de sus candidaturas. Sin embargo, esta medida debió haber sido reconocida ya desde décadas pasadas, pero que no se dio como tal ya que se vivía en una época en la cual en México no se les permitía tener ningún tipo de participación en la toma de decisiones.

Por otro lado, podemos encontrar una alarmante cifra de que la mayoría de las diputadas y diputados integrantes del Congreso del Estado de Oaxaca son mayores de 50 años, es decir, contamos con un Poder Legislativo longevo. Ejemplo de ello es que su integrante con la edad más avanzada es de 78 años. 

Contrario a esto nuestro Congreso Local cuenta tan solo con ocho congresistas mayores de 30 años y menores de 40 años, de las cuales seis son mujeres y uno es varón. perteneciendo cuatro de estos a la bancada de MORENA, dos independientes y una de la bancada priista. 

Lo más sorprendente es que Partido Verde Ecologista de México (PVEM), el cual refiere que impulsa cuadros jóvenes para ocupar cargos de elección popular como es el caso de Diputaciones Locales, al menos en la legislatura local no cuenta con ningún diputado menor de 40 años, pero sí con representantes mujeres, quienes desempeñan un trabajo legislativo con gran dedicación.

Desafortunadamente no existe en nuestra norma fundamental una regla que garantice a las y los jóvenes espacios de participación política, sin embargo, algunos estados han hecho esfuerzos en la materia estableciendo en su marco legal electoral cuotas de candidaturas para jóvenes, como lo son los estados de Chiapas, Ciudad de México, Colima San Luis Potosí y Zacatecas.

Ya no basta con que únicamente la ley local reconozca que, teniendo más de 21 años, una mujer y hombre puede contender en la elección para ser elegido diputada o diputado local. Sino que es prioritario que las instituciones electorales de Oaxaca empiecen a trabajar para que más mujeres y hombres jóvenes se les avale ese derecho a ocupar el cargo público de Legislador Local, desde donde desempeñaremos un papel con gran compromiso con la comunidad.

Así también, deben de ser los partidos políticos quienes apuesten en impulsar a sus jóvenes, ya que de ahí partirá su continuidad, pero de no ser así, estarán destinados a continuar siendo un partido político ajeno a las causas sociales actuales y que estará destinado al fracaso y posterior desaparición.

El 2021 debe continuar siendo de y para las mujeres. Y con ello también tendrá que ser el año decisivo para que a las y los jóvenes nos respeten adecuadamente la oportunidad para que participemos en las elecciones a diputaciones locales. Cargo desde el cual, organizados y en equipo, marcaremos un nuevo inicio para Oaxaca.

@NemasVA

Argumento de democracia


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Si bien en democracia política en la que por medio de elecciones con voto secreto se elige a una persona para que ocupe cierto cargo público, se elige casi siempre a alguien que con más carisma, persistencia, demagogia y promesas asegura que si gana mejorará al país o lo transformará, resultando al final que poco de lo que prometen resulta posible realizar porque la combinación de la servidumbre caprina que sigue ciegamente al del cencerro, con la incapacidad de duda y refutación, incluida la paupérrima realidad del `país, inevitablemente lleva al desastre.

Todos los desastres: económicos, de seguridad, polarización social y ahora de salud por la pandemia, como los cometidos el siglo pasado por regímenes totalitarios o populistas, pudieron haberse evitado si la masa sumisa de creyentes en promesas de razas superiores o de acabar con la pobreza e injusticia que siguieron a Mao, Hitler, Castro, Stalin o Chávez, se hubieran preguntado, ¡por qué debo votar u obedecer a tal persona? Si la sociedad estuviera informada y fuera escéptica sería relativamente fácil detectar a déspotas y populistas en potencia y así evitar llegaran al poder, porque generalmente se conoce se niegan a rendir cuentas, no justifican sus decisiones, tienen sus propios datos y no escuchan opiniones de nadie, descalificando a quienes llama sus adversarios y denostando a los medios, además de culpar al pasado de todos los desastre pasados, actuales o por haber, y porque nunca reconocen su responsabilidad en los desastres nacionales, así que si queremos que en las próximas elecciones 2021, el virus de la paternidad moral, del autoritarismo omnímodo por tener control mayoritario -democrático- de diputados y senadores, incluida la Tremenda Corte y hasta el INE, vuelva a obtener el triunfo por mayoría democrática, deberíamos comenzar a preguntarnos: ¿Cómo es que llegamos a ser gobernados por un poder ideológico populista y mesiánico? ¿En que se funda su popularidad bovina? ¿Cuál será la mejor estrategia para que haya contrapeso político? No lo sé, pero se supone que la sociedad puede corregir sus errores y aunque su decisión haya sido la que mejor les parece, debe entenderse que el poder absoluto y autocrático, aunque se haya obtenido democráticamente, es letal y pernicioso para las naciones tercermundistas y para todas, porque quien gobierna sabiéndose o creyéndose popular, líder moral y guía mesiánico capaz de inmiscuirse incluso en asuntos de ética y moral que son competencia exclusiva de la familia o pedagogía a nivel cívico o de la religión a nivel moral, se excede en sus funciones porque se sabe omnímodo y todopoderoso argumentando que democráticamente fue elegido por la mayoría y que eso le da Todo el Poder para hacer lo que se le ocurra sabiendo que no existe contrapeso a su inmenso poder con el argumento de la democracia, bondad y santidad.

Reconoce Cepiadet apertura del Poder Judicial con la sociedad civil


El Consejo Consultivo Ciudadano generará lineamientos, proyectos y actividades en agendas de derechos humanos, género y transparencia del Poder Judicial 

El presidente del Consejo Directivo del Centro Profesional Indígena de Asesoría Defensa y Traducción (Cepiadet), Tomás López Sarabia, reconoció la apertura y disposición del Poder Judicial del Estado de Oaxaca para la conformación de un Consejo Consultivo Ciudadano y sumar en este esfuerzo a las organizaciones civiles. 

“Es importante contar con instituciones públicas dispuestas a escuchar, a construir mejores condiciones para el ejercicio de los derechos de toda la ciudadanía, y en este caso el tema que nos toca atender a nosotros desde la sociedad civil es a la población indígena en el estado de Oaxaca, y esto redunda principalmente en un tema de la dignidad de las personas”, enfatizó.

En la administración del magistrado Eduardo Pinacho Sánchez, en conjunto con Cepiadet y con el objetivo de fortalecer la interlocución con la sociedad civil e impulsar una administración de justicia desde una visión pluralista y garante de los derechos humanos se ha promovido el intercambio de conocimientos para mejorar la actuación jurisdiccional. 

En este sentido, el presidente del Consejo Directivo del Cepiadet celebró la iniciativa del Poder Judicial del Estado y comentó que en México se requieren consolidar reformas constitucionales no sólo a nivel nacional sino en las propias entidades, para sobrepasar la brecha de implementación que perjudica, en cierto grado, a los derechos de las comunidades indígenas.

Mencionó que el tema central de esta suma de esfuerzos, es garantizar la participación de la sociedad civil. Asimismo, gracias a la instalación del Consejo Consultivo Ciudadano se contribuye a un apoyo más especializado y de consulta para generar lineamientos, proyectos y actividades en agendas de derechos humanos, género y transparencia.

“Hemos sido muy enfáticos en señalar las deficiencias estructurales que tenemos para poder acceder a la justicia, pero también hemos sido muy responsables en la construcción de estas alternativas de colaboración que van más allá de nuestras divergencias”, puntualizó.

Para el Poder Judicial del Estado, es fundamental la construcción de acciones que contribuyan a la labor jurisdiccional con perspectiva de género, derechos humanos, fomento a la participación ciudadana y alcanzar una justicia más abierta.Tal es el caso del Consejo Consultivo Ciudadano que recientemente ha puesto en marcha su implementación, a través de la colaboración conjunta tanto del Poder Judicial como de organizaciones civiles como el Centro Profesional Indígena de Asesoría Defensa y Traducción, A. C. (CEPIADET), Ixmucane y EQUIS Justicia para las Mujeres.