Hoy el Beso de Navidad


Carlos R. Aguilar Jiménez.

De todos los fenómenos del cielo nocturno y diurno derivados de la Mecánica Celeste, la mayoría son cíclicos, repetitivos y muy conocidos, como los cometas, las lluvias de estrellas, las fases de la luna e incluso eclipses de luna o Sol, que no son tan comunes aunque suceden cuatro cada años pero no visibles en todas las latitudes, siendo por tanto extraordinario y fenomenal lo que este lunes 21 de diciembre 2020 en coincidencia con el solsticio de invierno ocurrirá a la puesta del Sol y durante casi una hora, cuando dos de los planetas más brillantes del cielo, los inmensos Júpiter y Saturno, en conjunción y máxima aproximación protagonicen un enlace, una conexión, un encuentro, un beso planetario en perspectiva, que se ha dado en llamar la Estrella de Belén o el Beso de Navidad.

El Beso de Navidad o de solsticio que esta noche podrá observarse a simple vista es un fenómeno celeste extraordinario a nivel de la mecánica celeste y la contemplación estética, porque tanta cercanía o aproximación, como la de un beso, entre Júpiter y Saturno no se había observado desde hace casi 800 años, el cuatro de marzo de 1226 cuando los habitantes de la Edad Media en Europa o nuestros antepasados habitantes del año 1200, contemplaron en el cielo la progresiva aproximación de estos planetas, que desde entonces y hasta ahora no había sucedido, porque en una explicación con analogía: el desplazamiento de coches de carreras en una pista de ovalo, determina que una vez arrancan, al principio van juntos pero poco a poco se separan dependiendo de sus respectivas velocidades, hasta que cada auto en su carril en algunas vueltas coincide en cercanía con otro hasta el punto de chocar, más o menos como comenzó a suceder hace medio año al girar alrededor del sol Júpiter y Saturno en sus carriles orbitales, acercándose, en perspectiva desde la Tierra, como espectadores de una carrera de coches, uno respecto al otro, coincidiendo este día cuando parecerá no se trata de dos planetas sino de uno, porque la cercanía será tal que no se verán dos planetas sino uno, y no chocando, sino dándose un beso de navidad o un beso de solsticio; fenómeno celeste que será posible contemplar a simple vista desde la puesta del Sol y hasta la desaparición de los planetas en el horizonte y, si afortunadamente alguien tiene un telescopio o binoculares, podrán ver a los dos astros en el mismo campo del ocular. La historia bíblica dice que los reyes magos siguieron esta estrella para llegar al lugar donde decían nacería el Niño Dios, pero la cronología no coincide con los acontecimientos ocurridos hace 2,000 años cuando nació Jesús, por lo que independientemente de que se llame Conjunción Planetaria, Estrella de Belén o de Navidad, lo cierto es que es un sutil beso cósmico, una aproximación en perspectiva que, de no verse hoy habrá que esperar al año 2,400 para que vuelva a suceder en casi las mismas condiciones. Lamentamos intensamente que el Observatorio Astronómico Municipal esté cerrado por causa de la pandemia y no poder atender a los interesados en observar este ósculo planetario, no obstante, tomaremos fotografías que publicaremos en la página oficial Facebook del Observatorio.

Cuota joven: perspectivas rumbo al 2021


Nematini Vladimir Acevedo Silva

A las y los integrantes de la actual 64 Legislatura del Estado de Oaxaca pareciera que el querer incluir a mujeres y hombres jóvenes en las próximas elecciones locales para elegir a nuevos parlamentarios, no es un tema que pretendieron incluir en su agenda legislativa. Sin embargo, esta omisión no ha sido exclusiva del actual parlamento local, ya que esta responsabilidad a recaído desde legislaturas pasadas. 

Dicha negligencia tampoco ha sido exclusiva únicamente del Poder Legislativo de nuestro estado, sino también esta recae la Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca, organismo público autónomo local, quien, si bien ha logrado impulsar la paridad de género dentro de las elecciones de nuestro estado, también ha coartado el derecho de miles de mujeres y hombres jóvenes oaxaqueños en ser incluidos durante dichas elecciones. Es decir, que se establezca una cuota joven a los diferentes partidos políticos locales, con el objetivo de que estén obligados a postular a jóvenes tanto a diputaciones por el principio de mayoría relativa, como por representación proporcional, sin dejar de observarse en todo momento el principio de paridad de género.

Ya se deben dejar a un lado acciones afirmativas como los “Parlamentos Juveniles”, los cuales si bien, dan un acercamiento a las y los jóvenes sobre la función que tienen nuestros representantes populares, únicamente se quedan en ser un simple evento el cual no tiene mayor alcance. No hay un seguimiento real a las diversas propuestas o iniciativas legislativas que las y los jóvenes llegasen a realizar. En resumen, sus voces, exigencias y sueños quedan silenciadas.

Es cierto, los tiempos para que la actual legislatura llegase a realizar dicha reforma a la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Oaxaca ya no son los propicios. Aunque preocupa más el desinterés de nuestras diputadas o diputados por tan siquiera presentar dicha iniciativa.

Las y los jóvenes hemos abanderado y luchado por causas sociales que van desde el de tener gobiernos más justos, democratizar los medios de comunicación o luchar por la inclusión y respeto de los derechos humanos de los pueblos indígenas, afrodescendientes y la comunidad LGBTTIQ. Motivo por el cual es oportuno que nuestros próximos legisladores impulsen una reforma mediante la cual se les obligue a los diferentes partidos políticos, establecer una cuota joven con perspectiva de paridad de género en aquellas elecciones para elegir diputados locales. 

De esta manera se estaría garantizado desde la ley, los espacios de participación que las y los jóvenes han demandado de manera histórica. Y abriendo así la posibilidad para que en un futuro ocurriera lo mismo en cuanto a la postulación de candidaturas a cargo de elección popular de regidurías, presidencias municipales y titulares del ejecutivo.

Oaxaca debe tomar el ejemplo de otras entidades federativas que han buscado incluir de manera real a las y los jóvenes en la vida política de sus estados. Los tiempos actuales y la democracia lo exige. 

@NemasVA

Trasladan archivo histórico del Poder Judicial a las instalaciones del AGEO


Quedaron resguardados aproximadamente mil metros lineales que comprenden 27 secciones documentales y más de 200 mil expedientes 

El Poder Judicial del Estado de Oaxaca, pionero en la conservación de documentación valiosa considerada uno de los legados más importantes del país, realizó el traslado del Archivo Histórico conformado por  más de 200 mil expedientes que datan de 1545 a 1949, a las instalaciones del Archivo General del Estado de Oaxaca (AGEO), donde permanecerá para su preservación y pueda ser consultado por la sociedad en general.

Aproximadamente mil metros lineales que comprenden sus 27 secciones documentales y más de 200 mil expedientes resguardados en seis mil 147 legajos, 64 cajas mixtas y mil 30 paquetes, algunos con el reconocimiento Registro Memoria del Mundo de México por parte de la UNESCO, fueron ubicados en una bóveda especial dentro del moderno inmueble dotado con laboratorios de restauración y equipos especializados en la conservación de archivos.

El titular del Poder Judicial del Estado, magistrado Eduardo Pinacho Sánchez y el director general del AGEO, licenciado Jorge Álvarez Fuentes, destacaron la importancia de proteger este legado y acervo documental para conservarlo en las mejores condiciones con el objetivo de que sea fuente de conocimiento de las futuras generaciones.

Además, el Archivo Histórico Judicial está considerado como uno de los acervos documentales más ricos del país y constituye un importante patrimonio histórico jurídico de los oaxaqueños. El documento más antiguo data de 1545 y se refiere a una disputa de tierras entre Teozacoalco y Tlaxiaco, en la Mixteca, conflicto radicado en el juzgado de primera instancia de Teposcolula.

La documentación que resguarda procede de los órganos jurisdiccionales que se establecieron durante la época colonial -alcaldías mayores y subdelegaciones-, como del período independiente iniciado en 1821. Posee documentos que datan de 1545 a 1949, un poco más de 400 años de información, que puede ser indagada en sus más de 200 mil expedientes.

La información se encuentra dividida en 27 secciones documentales la cual se subdivide en dos series o materias: civil y criminal o penal. Corresponden al mismo número de juzgados que cuentan con documentación histórica, entre ellos: Teposcolula, Villa Alta, Huajuapan, Yautepec, Jamiltepec, Tehuantepec, Juchitán, Ejutla y Ocotlán.

Entre los temas o asuntos abordados en cada serie, además de los más comunes como: homicidios, robos, asaltos, abigeatos, hurtos, apeos y deslindes, concurso de acreedores, testamentarios e intestamentarios; existen otros que pertenecen a una época determinada: la idolatría, amancebamiento, la zoofilia, la sodomía, las conciliaciones y los juicios verbales.

Cabe señalar que en 2018, la Colección de Manuscritos Coloniales en Lenguas Indígenas de las Secciones de Teposcolula y Villa Alta, consistente en 305 expedientes fue declarada Memoria del Mundo de México, por el Comité UNESCO México.

Parte del acervo se encuentra digitalizado

Para salvaguardar los expedientes que dieron vida a la actividad jurisdiccional en el estado de Oaxaca, el 12 de julio del 2002, se creó el Archivo Histórico Judicial de Oaxaca dependiente de la entonces llamada Dirección de Archivo y Boletín Judicial del Poder Judicial del Estado lo que permitió concentrar en la capital del Estado, en forma paulatina, un acervo histórico de inigualable valor para el patrimonio documental, no solo del Poder Judicial, sino del Estado en su conjunto.

A partir de julio del 2002, se puso fin a un periodo de peregrinaje que caracterizo al Archivo durante la década de los 80´s y 90´s, que se distinguió solo por conservar los expedientes que se fueron acopiando de los órganos jurisdiccionales existentes en esas épocas; y dio inicio a una nueva etapa encaminada a organizar, clasificar, describir  y digitalizar el valioso acervo documental que posee el Poder Judicial de Oaxaca, la cual inició en abril del 2001 y concluyó en abril del 2004.

Resultado de este proyecto fue que se pudieron organizar, clasificar y describir aproximadamente ocho mil expedientes, así como digitalizar 135 mil 600 fojas.

El traslado del Archivo Histórico del Poder Judicial al Archivo General del Estado de Oaxaca, que se ubica a un costado de la Ciudad de las Canteras y llevado a cabo los días 10 y 11 de diciembre, fue posible con la firma del convenio de colaboración que celebraron los Poderes del Estado, referente a los esfuerzos, recursos, capacidades para el traslado, establecimiento, conservación, administración y difusión de los Archivos Históricos, publicado en el Periódico Oficial el 22 de septiembre del 2018.