2021 año que promete


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Sin que exista ningún fenómeno o circunstancia de la mecánica celeste pata que el 1 de enero inicie un nuevo año, porque en la órbita de la Tierra alrededor del Sol no ocurre nada especial, y únicamente comenzamos un nuevo año a partir de la decisión de Julio Cesar en la antigua Roma, quien por razones políticas cambio el llamado calendario que entonces comenzaba en marzo del equinoccio al 1 de enero, desfasando lo que significan los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre, que no son séptimo, octavo, noveno ni décimo, por  lo que ayer comenzó el año  2021 luego del décimo no doce, el primero de la tercer década del siglo XII, prometiendo ser un buen año luego del nefasto 2020 caracterizado por la pandemia de covid 19.

Comienza un año nuevo y con la vacunación masiva de la población que probablemente a mediados de año concluirá, inmunizando a todos y volviendo a la normalidad a que estábamos acostumbrados, con las innovaciones que se quedaran por demostrarse útiles durante la cuarentena y aislamiento social, destacándose a partir de este año que la mejor herramienta que tenemos para resolver problemas, dificultades y enfermedades, es la ciencia y su método, que de manera significativa ha demostrado inobjetablemente que únicamente porque se inventó una vacuna, es que 2021 podrá ser un buen año, dado que de otro modo, sin ciencia ni vacuna, estaríamos sujetos a las circunstancias propias de antiguas epidemias, que únicamente terminaban porque morían quienes no tenían resistencia genética a la enfermedad, como sucedió con la peste bubónica, paludismo, cólera, influenza y otras enfermedades para las que no había cura, como si hay ahora para el covid, asì que cumpliéndose el deseo principal de todos en este año nuevo: desear salud a todos, desde enero en el mundo y en México comenzará la vacunación masiva y en 2021 finalmente todos estaremos vacunados, sintiéndonos de nuevo sin miedo, sin temor de enfermar y posiblemente morir porque la inmunización será nuestra garantía de salud y vida. Volverán en 2021 los estudiantes a sus escuelas, los burócratas a oficinas y la vida social y económica se recuperará con una gran lección que todos hemos aprendido y que debe servir para guiar nuestra conducta en 2021 que es que no tenemos la vida comprada y que no hay nada más valioso que la salud, dándonos oportunidad así de dejarnos querer por nosotros mismos y los demás, de disfrutar cada momento de nuestra existencia sin posponer nada, pero especialmente entendiendo que únicamente es la ciencia la que en caso de problemas funciona, no así lo que antes se creía eficiente a través de milagros, prodigios y violaciones de las leyes del universo para cumplir caprichos o pedimentos a seres del más allá, que en esta pandemia se mostraron, por inexistentes, absolutamente inútiles o inservibles. FELIZ 2021.

Un nuevo inicio


Nematini Vladimir Acevedo Silva

El año 2020 por fin ha acabado y esto nos emociona a millones de mexicanas y mexicanos que esperamos fervientemente iniciar con el pie derecho este año nuevo 2021. Y tal parece que fue así cuando de manera anticipada al concluir el año, se anunció la llegada del primer lote de las vacunas para el COVID-19. Efectivamente, la cantidad que había llegado a territorio mexicano era mínima, pero esto es entendible. El sector salud federal no cuenta con la red de ultracongelación necesaria para mantener la calidad del fármaco, la razón, el saqueo desmedido que ha sufrido esta dependencia por años.

Pero esto no evitará que las vacunas continúen llegando a México y, por ende, continúe la estrategia de vacunación. Pero tal parece que esto no termina de agradar a la débil oposición, quienes continúan señalando que toda la estrategia emprendida desde el inicio y hasta ahora, ha sido un total desastre. Claro, tal y como lo fue en sus sexenios, en donde los diferentes gobernadores y funcionarios públicos emanados de sus filas, se hicieron ricos a costa del erario y del pueblo, sí, al que prefirió darles agua destilada en vez de los fármacos necesarios para el tratamiento de niñas y niños con cáncer. Pero que hoy se presentan como verdaderos paladines del honor, la democracia y la justicia social.

Otra gran sorpresa que se dio el año pasado fue la integración de la llamada Alianza Federalista, agrupación que se encuentra conformada por gobernadores que renunciaron a Conferencia Nacional de Gobernadores, a la cual acusaron de estar doblegados a las órdenes del Titular del Ejecutivo Federal.

Pero que, por otro lado, los mismos aliancistas no han podido cumplir con su plan de trabajo para combatir la propagación del COVID-19 en sus propios estados, pero lamentablemente han politizado este tema, al grado de alentar miedo, odio e incertidumbre entre su población, tan solo para instaurar a un enemigo en común: la llamada cuarta transformación.

El año 2020 también nos ha dejado en claro que todos los partidos políticos, ya sean de derecha, centro o izquierda, siempre podrán anteponer sus intereses y prioridades políticas antes que el bienestar social. dejarán tan solo por un brevísimo tiempo, los ataques contra quienes han sido de forma historia, sus adversarios. Lo importante es ganar al estilo Calderonista, “haiga sido como haiga sido”.

Este 2021 que hoy inicia debe comprenderse como un cambio para todas y todos, incluyendo a las fuerzas políticas de nuestro país. Debemos de comprender que lo que debe prevalecer es la unidad y la solidaridad, valores que hoy más que nunca deberemos hacer propios desde ya.

La lección ya se ha aprendido y es momento de transformar nuestro presente. Ante todas las adversidades, aspiraremos a construir un mejor país. Feliz, feliz año nuevo.

@NemasVA

Cursa personal del Poder Judicial diplomado sobre Pluralismo Jurídico


Es prioridad para la institución el respeto a los derechos indígenas en los procedimientos jurisdiccionales

Al ser Oaxaca un estado pluricultural, con dos terceras partes de la población total reconocidas como pueblos indígenas, el presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, magistrado Eduardo Pinacho Sánchez, estableció como una de las prioridades de su administración garantizar la incorporación del pluralismo jurídico y la perspectiva de género en los procedimientos jurisdiccionales.

En esta labor, en conjunto con el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) y el Centro Profesional Indígena de Asesoría, Defensa y Traducción A.C (CEPIADET), se imparte el Diplomado Pluralismo Jurídico, de la Teoría a la Praxis, en la modalidad a distancia. 

Personal jurisdiccional y administrativo del Poder Judicial del Estado y personas indígenas, afromexicanas o que litigan en materia indígena cursan la capacitación especializada que se conforma por 15 módulos desarrollados en 128 horas, los cuales iniciaron el pasado 27 de octubre de 2020 y concluirán siete de marzo del 2021.

En las últimas semanas, entre los temas abordados se encuentran “Los conceptos fundamentales del derecho indígena”, a cargo de la doctora Naayeli E. Ramírez-Espinosa; “Marco normativo de los Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas”, por parte de la maestra Eréndira Cruzvillegas Fuentes; “Jurisprudencia de la Corte Interamericana sobre Pueblos Indígenas y Afromexicanos”, con la participación de la doctora Tatiana Alfonso Sierra y “Jurisprudencia Mexicana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas Afromexicanos”, por la doctora Elia Avendaño Villafuerte.

La finalidad del diplomado es brindar a las y los participantes herramientas conceptuales y metodológicas que permitan conocer, analizar y utilizar la perspectiva pluricultural en la impartición de justicia, así como el conocimiento de los mecanismos estatales, nacionales e internacionales de los derechos de los pueblos, comunidades, personas indígenas y afromexicanas para su acceso efectivo a la justicia y el ejercicio de la jurisdicción indígena.

Cabe señalar que el Poder Judicial del Estado (PJE), es referente a nivel nacional por contar con una sala especializada en justicia indígena con avances importantes en la materia, por lo que en busca de mantener, fortalecer y apoyar la atención a este sector de la sociedad, el Magistrado Presidente, fortalece lazos de colaboración con el Gobierno de México y organizaciones de la sociedad civil.