Católicos pierden


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Según estadísticas publicadas respecto del Censo de Población y Vivienda 2020 en función de las creencias religiosas o mágicas de los mexicanos guadalupanos, católicos pierden a miles de devotos a pesar del arraigo que tienen las imágenes de culto como las advocaciones de la virgen María: La Soledad, de Juquila o Guadalupe, disminuyendo el número de feligreses 5.1 % en una década, no obstante siga siendo el grupo religioso más grande del estado y el país.

Si reflexionamos respecto de las creencias de mexicanos en perspectiva histórica, sin ir más que a los años cuando nació Jesús y al tiempo del surgimiento de la Iglesia Católica al ser reconocida oficialmente por el Imperio Romano como religión de Estado, tuvieron que transcurrir mil quinientos años para que durante la Conquista España y Roma obligaran a los indígenas a dejar sus verdaderas creencias en Huitzilopochtli o Tlaloc para creer en Cristo, prometiendo vida perpetua y feliz a indios y mestizos, el pueblo bueno y santo, asegurándoles que bienaventurados los que sufren, porque de ellos será el Reino de los Cielos, viviendo después de muertos, si se bautizaban y creían, en el Habitáculo de Dios y sus elegidos, donde gozarían una inefable beatitud en la contemplación del Creador, no obstante y al margen de lo que los mexicanos creen como inmensa mayoría ahora cristianos guadalupanos, lo cierto es que los católicos pierden creyentes, no únicamente porque nadie puede demostrar lo que dice la Iglesia Católica y las demás sea cierto después de muertos, sino porque la solidaridad, fraternidad y apoyo recíproco que dan las demás religiones cristianas, que los católicos llaman sectas, es muy importante y valiosa, a diferencia de la indiferencia y apatía que se da entre católicos, porque entre cristianos adventistas, sabatistas, evangélicos y otras variantes la ayuda mutua, asistencia y auxilio es notable, por lo que muchos necesitados de apoyo migran a otros credos, además de los muchos otros que sin migrar simplemente dejan de creer, debido a que adquieren cierta formación intelectual científica o histórica que hace dejar de creer  en dioses y milagros de cualquier tipo o porque se dan cuenta que los rezos, la fe  u oraciones de nada sirven cuando se trata de pandemias, como se esta demostrando con el covid-19 que ha condicionado a todos a creer, pero en la ciencia y su método, esperanzados en que la vacuna, que es un invento, pronto nos inmunice y salve del peligro de enfermedad y muerte, dado que será la vacuna, el oxígeno y después los medicamentos los que nos salven y lo que nos da mejor calidad y duración de vida. La vacuna la inventó la ciencia y tecnología y nada hizo el Sumo Pontífice excepto vacunarse, como tampoco los pedimentos de arzobispos y sacerdotes, siendo su inoperancia otra causa por la que no únicamente los católicos pierden feligreses, sino todas las religiones, convirtiendo como en Holanda, Canadá, Suiza o Dinamarca, los templos en Bibliotecas o salas de concierto ante la ausencia de creyentes.     

JUSTICIATEL, centro de respuesta inmediata del PJE con sentido humano


En el periodo comprendido del 29 de febrero al 31 de diciembre del año 2020, a través de este servicio se atendieron dos mil 357 asuntos

Con la implementación del Centro de Respuesta Inmediata JusticiaTel, el Poder Judicial del Estado brinda de manera permanente orientación y apoyo a las personas que tengan un trámite jurisdiccional en alguno de los juzgados del estado, a las y los abogados litigantes y ciudadanía en general.

En el periodo comprendido del 29 de febrero al 31 de diciembre del año 2020, a través de este servicio se atendieron dos mil 357 asuntos en distintas materias, los cuales, en su mayoría, fueron  resueltos de manera oportuna, eficiente y satisfactoria, con apego a la competencia y funciones de la institución. 

Entre los casos recibidos y que se les ha dado seguimiento, se encuentran los relacionados a  guarda y custodia, pensión alimenticia, recuperación de menores, régimen de convivencia, separación de cónyuges, divorcio incausado, equiparación a la violación, abuso sexual, homicidio, lesiones, fraude y solicitudes de información.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, magistrado Eduardo Pinacho Sánchez afirmó que la implementación JusticiaTel, ha resultado primordial en el periodo de contingencia sanitaria, al acercar el acceso a la justicia a la sociedad, con rapidez, calidad, imparcialidad y sentido humano. 

Para ser atendidos a través del Centro de Respuesta Inmediata JusticiaTel, las personas pueden comunicarse al número 800 719 22 32, donde recibirán orientación sobre temas de competencia del Poder Judicial.