Derrotan atletas medallistas paralímpicos al INCUDE


Carlos Morales Sánchez¹

+Obtienen sentencia de amparo

Son glorias del deporte nacional pero el gobierno del Estado de Oaxaca los discrimina y excluye. Hace algunos años, en las pistas de Río, Seúl, Mar del Plata y Guadalajara, enfrentaron a otros atletas paralímpicos de alto nivel. Y se alzaron con la victoria. Hoy enfrentan la insensibilidad y el menosprecio de las autoridades deportivas de Oaxaca, que les niegan una beca vitalicia. 

Ni los extenuantes entrenamientos son tan cansados como la insensibilidad de las autoridades. En el 2016, los atletas paralímpicos lograron que la 62 Legislatura incorporara en la ley un justo reconocimiento a su esfuerzo por obtener el laurel de la victoria.

El artículo 67 de la Ley de la Cultura Física y el Deporte para el Estado de Oaxaca estableció que los atletas oaxaqueños paralímpicos discapacitados que ganaran una medalla en una competencia internacional (paralímpicos, parapanamericanos y mundiales) tendrían derecho a obtener una beca vitalicia. 

Eso decía la ley pero el Poder Ejecutivo no les dio nada. Y ya pasaron cinco años.

En nuestra lastimada Oaxaca existe un justificado ejercicio de la protesta social. El único medio para ser escuchados son las movilizaciones, bloqueos de vialidades y toma de oficinas públicas. Pero los atletas decidieron seguir el camino institucionalizado del litigio ante los tribunales.

Han sido ya varios años de la lucha jurídica. Litigio Estratégico Indígena A.C. acompaña esta lucha de manera gratuita y desinteresada. El primer logro obtenido fue la recomendación de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca. El defensor del pueblo determinó que la titular del Instituto de Cultura Física y Deporte de Oaxaca violó derechos humanos de 23 atletas paralímpicos al no gestionar el fideicomiso ni los recursos para los reconocimientos económicos vitalicios.

Paralelamente, Litigio Estratégico Indígena promovió juicios de amparo. Tres años de litigio empiezan a dar resultados. El lunes primero de marzo de este año, el Juzgado Quinto de Distrito notificó a los promotores del juicio constitucional el otorgamiento del amparo. La autoridad judicial federal determinó que la titular del Incude violó derechos humanos de los quejosos. Y le ordenó construir de manera inmediata el Sistema Estatal del Deporte y a constituir el fideicomiso.

Hacer litigio por el cambio social en México es difícil y cansado. El adversario más poderoso es la insensibilidad de las autoridades. La Incude promoverá el recurso de revisión para retardar el cumplimiento de la sentencia de amparo. Seguirá retardando el asunto, pero al final deberá cumplir la sentencia. Hoy le notifiqué la resolución a José Manuel Ríos Casas, quien ha llevado el liderazgo del tema. “Aún falta mucho mi lic. Y nos urge el recurso para la alimentación de nuestras familias.” Me dice. “Ya falta menos.” Le digo. Pero es cierto. Aún falta mucho. Ya se avizora la luz al final del túnel. Seguiremos.


¹ Presidente de Litigio Estratégico Indígena A.C. Maestro de posgrado de diversas universidades públicas y privadas del país. Postula casos paradigmáticos ante la SCJN.

La ASF y Goliat


Nematini Vladimir Acevedo Silva

Hace algunos días la Auditoría Superior de la Federación hizo público el informe sobre el gasto que la administración de la llamada “Cuarta Transformación” realizó durante su primer año de gestión. Este documento contenía datos que alarmaron, de manera inmediata, a la mayoría de la población, pero más aún, desató una ola de críticas y molestias a la supuesta oposición.

Sí, aquella oposición que está integrada por diversos actores políticos que cuentan, según ellos, con una amplia “capacidad moral” y “política” para emitir sus inconformidades y repartir culpas.

Ahora se jactan de ser paladines de la “honestidad”, la “justicia” y la “transparencia”. Olvidan su pasado oscuro y ahora, se reivindican como figuras ejemplares. Todo esto porque va por México.

Con esto no quiero argumentar que dicho informe carece de veracidad y seriedad, al contrario, mediante este tipo de ejercicios que realizan los diversos órganos autónomos, como lo es la ASF, es como las y los ciudadanos podemos conocer la manera y forma en como nuestros gobernantes, destinan los recursos públicos, pero, sobre todo, si el trabajo que los servidores públicos que nos representan están desempeñando su trabajo de manera correcta o no. 

Acciones como los realizados por la ASF han servido para destapar un sin fin de anomalías que surgen a lo largo de las diversas administraciones. En una publicación de la Jornada se informó que ese mismo órgano autónomo fiscalizador detectó que en el último año del sexenio (2006-2012) de Felipe Calderón Hinojosa, se incurrió un notable subejercicio de recursos en el ámbito del gasto federalizado. Éste corresponde a los fondos destinados a servicios sociales como educación, salud y desarrollo.

Con esto se pudo señalar que dejaron de gastar 8 mil 229 millones de pesos en el Seguro Popular y en lo referente a los apoyos a personas vulnerables fueron 3 mil 500 millones más. De igual forma la ASF presentó 147 denuncias ante la entonces Procuraduría General de la República, derivado de las irregularidades detectadas.

Por otro lado, según una nota de El Sol de México, la ASF entregó a la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación de la Cámara de Diputados, un reporte de la cuenta pública del 2018 que correspondía al cierre del gobierno del entonces presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Gracias a este informe se tuvo conocimiento de la llamada “Estafa Maestra”, en donde se encontró una gran red de corrupción mediante la cual se llevaron a cabo una serie de desvíos de recursos del erario público, las cuales presuntamente fueron realizada por ex servidores públicos de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, así como de la entonces Secretaría de Desarrollo Social y Humano, hoy Secretaría del Bienestar.

En este mismo informe también se señaló que, durante el último año de gestión de EPN, presuntamente se utilizaron de forma irregular 144 mil 430 millones de pesos del gasto federalizado. Recurso que la misma ASF reportó hasta el año pasado, haber recuperado tan solo mil 647 millones de pesos de la cuenta pùblica del año 2018. 

La ASF cuenta con una gran responsabilidad para llegar a la verdad y buscar, mediante los mecanismos que la propia ley le confiere, esclarecer aquellas irregularidades que se puedan detectar y, en su caso, llevar a la justicia a los servidores públicos que se presuma, hubiesen cometido alguna afectación al erario público.

Efectivamente. La aclaración realizada por parte de ese órgano fiscalizador a su informe donde refiere que el costo de la cancelaciòn del Aeropuerto de Texcoco había sido tres veces más costoso de lo anunciado por la administración morenista, para algunos fue sinónimo de pleitesía y sumisión al Ejecutivo Federal.

Por otro lado, otra gran parte comenta que esto se trató de un error técnico no fue hecho de manera deliberada, pero que sí tendrá un coste político importante. Pero sin importar el motivo, esto nos debe de preocupar y, sobre todo, continuar exigiendo cuentas claras a la administración que hoy nos gobierna.

Entiendanlo. Ustedes, la oposición que tanto se jacta y que hasta por fin se preocupa por nosotros, las y los ciudadanos, también propiciaron que hoy, nuestro país se encuentre sumido en más pobreza, desigualdad e injusticias sociales. 

@NemasVA