La democracia no fracasa, las consultas probablemente sí


Carlos Villalobos

Durante la conferencia mañanera de hoy lunes 02 de agosto en Puerto Vallarta, Jalisco, durante la sección de preguntas y respuestas, el presidente soltó una frase que terminó por retumbar y que como estudiante de ciencia política había pensado, pero no racionalizado; “La democracia no fracasa”.

Y es verdad, a pesar de que la Consulta Popular haya registrado menos del 8% de participación del total del padrón electoral nacional, lo que falló no fue la democracia, porque al final se tuvo la posibilidad de escoger si votar o no o votar por “enjuiciar o no a ex-presidentes”. Quienes fallaron fueron los promotores del voto y la soberbia que ganaron a cuestas.

Aunque en realidad y viéndolo desde un enfoque más frío, sin duda este fracaso puede servir como laboratorio de pruebas en donde nos enfrentamos a la primera elección nacional en la que el hoy presidente, no se encuentra en la boleta, aunque haya hecho campaña.

La tarde noche del domingo debió ser eterna para todos y cada uno de los terratenientes del rey de palacio nacional, en donde encuestas de salida, no registraban ni la unidad como participación en estados enteros.

Evidentemente el resultado tan contundente era extremadamente lógico, la pregunta se pudo haber resumido de la siguiente forma “¿Desea que se aplique la ley?” y así hubiésemos ahorrado un cacho de los 500 millones de pesos que se tiraron a la basura.

Desde muy temprano el domingo comenzó el golpeteo hacia Córdova, Murayama y compañía, pero en realidad lo que comenzó es la embestida final en contra del Instituto Electoral de cara a una legislatura dominada por MORENA y que empujará, más pronto que tarde, una reforma político electoral que debilite a dicho instituto y sus alcances.

Tenemos que tener mucho cuidado a la hora de hacer el análisis final de este ejercicio, porque aunque la consulta popular es un ejercicio deliberativo que da fe a la voluntad de las y los ciudadanos, este instrumento no se puede desgastar en aras de justificar decisiones de gobierno e ir en contra del discurso de austeridad, en detrimento de la hacienda pública. ¿Se imaginan cuántas vacunas o reconversiones hospitalarias pudieron haber sido?

Si lo que se buscó era mostrar músculo, pues dejenme les digo que fallaron en ese sueño guajiro, pero si lo que se buscaba era (re)posicionar a diversos actores políticos con aspiraciones a la elección del próximo año que habían estado en la banca, pues de alguna manera lo lograron, esto a pesar de que la misma ley prohibía la publicidad personalizada. A pesar del delito que se cometió, muy probablemente esto va a pasar desapercibido, como el ejercicio del domingo.

Otro indicador que podemos observar es que Oaxaca es el estado que más cree en la 4T y en su agenda ¿O será que hay mayor inversión en ello? Entre peras o manzanas, el estado fue el que encabezó la participación, dejando atrás a bastiones históricos como la Ciudad de México.

Quien pierde es la ciudadanía y su participación en la agenda pública, seguramente este escenario tenderá a  desincentivar, aún más, la participación fuera de un contexto electoral y ahí la labor que se tiene que continuar, porque a pesar de estas malas decisiones, la democracia no fracasa, y añadiría, es perfectible.


Twitter: @carlosavm_

Regreso Tonatiuh


Carlos R. Aguilar Jiménez.

La Tierra gira y traslada alrededor del sol manteniendo siempre su eje rotatorio paralelo a sí mismo e inclinado casi 23 grados, causa por la que suceden las estaciones del año y cambia la dirección en el horizonte donde sale y se mete el sol, afectando con este movimiento el clima del planeta, especialmente la ausencia o presencia de lluvias como resultado del calentamiento del agua del océano que recibe radiación vertical o inclinada, que en países ubicados dentro de los trópicos se determina, por días ascios, cuando el sol alcanza el cenit de un lugar intertropical.

Oaxaca tiene dos días ascios: 8 de mayo y 5 de agosto, el primero sucede cuando el sol al venir del equinoccio de primavera alcanza la latitud de Oaxaca y al mediodía no hay sombra, luego al desplazarse el sol hacia el norte llega al solsticio de verano el 21 de junio y a partir de ahí regresa, para transitar de nuevo por nuestro meridiano este jueves 5 de agosto, dejando de producir sombra objetos verticales a las 13:20 horas. Y si bien el primer día ascio del año, el 8 de mayo fue el momento más importante de la cosmovisión zapoteca, cuando el Dios venerado por nuestros antepasados llegaba a bendecirnos con su luz, calor y  color, como sigue sucediendo en Monte Albán respecto de la alineación solar sagrada, que indicaba la bendición con el inicio de la temporada de lluvias, no obstante no esté representado el siguiente día ascio, 5 de agosto, también  es un momento astronómico importante, porque el 8 de mayo señala el inicio de lluvias luego de 7 meses de sequía, y el 5 de agosto el reinicio de la temporada de precipitaciones luego de la canícula, periodo de casi un mes en que las lluvias disminuyen.

 Nuestros antepasados no lo sabían, nosotros sí y la causa es que el sol, Tonatiuh regresa del solsticio recalentando con sus rayos verticales el agua superficial de los mares evaporando miles de kilómetros cúbicos que se convertirán en huracanes, que luego descargarán, como si fueran inmensas represas voladoras, millones de metros cúbicos de lluvia que, del 5 de agosto hasta finales de septiembre recargarán los mantos freáticos, escorrentías, arroyos, ríos y represas de Mesoamérica, en ese ciclo sin fin de estaciones y correlación con días ascios, días que son mucho más importantes que equinoccios y solsticios, pero que por tener educación occidental- europea, no se valora la importancia de los días ascios, excepto en el Observatorio Astronómico Municipal donde desde hace 40 años siempre se han celebrado y, desde este año el 8 de mayo, H. Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez ha reivindicado, al destacar el día ascio 8 de mayo, como fecha de fundación de la ahora, Oaxaca: Ciudad Ancestral . Alabado sea Tonatiuh y enaltecida Oaxaca el 8 de mayo y 5 de agosto.