¿Qué tienen en común un fauno, la esterilidad de la humanidad y un rifle?

Ismael Ortiz Romero Cuevas

Hablar de la triada mexicana de cineastas, es hablar de talento en el séptimo arte y de calidad en las historias. Reconocer las cosas que tienen en común sus películas sería una tarea prácticamente imposible, porque las diferencias en sus estilos y personalidades propias de sus creaciones es justamente lo que les ha dado reconocimiento a nivel mundial y este día, les invito a que celebremos los quince años de las películas que les dieron el reconocimiento de grandes maestros del cine a nivel mundial: “Babel”; “El laberinto del fauno” y “Niños del hombre”, pues las tres se estrenaron en 2006, con algunos meses de diferencia: 

1.- “Babel”

Director: Alejandro González Iñárritu

Protagonistas: Brad Pitt; Cate Blanchett; Gael García Bernal; Adriana Barraza; Rinko Kikuchi; Kōji Yakusho; Elle Fanning; Nathan Gamble y Mohamed Akhzam

Fecha de estreno: 23 de mayo 2006 (Festival de Cannes)

Productoras: Central Films y Media Rights Capital

Distribución: Paramount Pictures

Disponible en: Amazon Prime Video y YouTube Premium, únicamente para venta y renta

En 2006 esta fue una de las películas con más nominaciones a los premios de la Academia, es decir, el Oscar, donde acumuló siete nominaciones que incluían Mejor Película, Mejor Director, Mejor Guión Original y dos actrices competían como Mejor Actriz de Reparto: la mexicana Adriana Barraza y la japonesa Rinko Kikuchi; al final, solo se alzó con una estatuilla, la de Mejor Partitura Original para Gustavo Santaolalla. Lo que sí sucedió con “Babel”, es que puso en el mapa de los grandes directores al mexicano Alejandro González Iñárritu, quien desde entonces, ya se perfilaba como uno de los magnos realizadores del cine moderno. El final de la “trilogía de la muerte” y donde las historias se unen por un rifle, le trajo el posicionamiento y reconocimiento internacional a Iñárritu que hoy no solo es cotizado, sino respetado y admirado. Y sí, “Babel” llegó este 2021, a los tres lustros de su estreno. 

2.- “El laberinto del fauno”

Director: Guillermo del Toro

Protagonistas: Maribel Verdú; Ivana Baquero; Sergi López, Ariadna Gil y Doug Jones

Fecha de estreno: 20 de octubre 2006

Productoras: Estudios Picasso; Wild Bunch; Telecinco; Tequila Gang; Esperanto Filmoj; Café FX e ICAA  

Distribución: Warner Bros. Pictures

Disponible en: Cinépolis Clik

Sin duda, la gran obra de Guillermo del Toro que se estrenó en el otoño de 2006, cautivó al mundo con la historia de fantasía desarrollada durante la Guerra Civil Española y el franquismo. Una película en la que del Toro, tardó aproximadamente cinco años en escribir el guión y en producirla; incluso, por realizar esta cinta, rechazó estar al frete de la súper producción “Thor” para Marvel Studios, que en esos años estaba esbozando su relanzamiento. “El laberinto del fauno” se alzó con tres premios Oscar y compitió también como Mejor Película de habla no inglesa; ganó siete premios Goya y obtuvo también el BAFTA como Mejor Película de habla no inglesa. Sin duda, un logro sin precedentes para una película de fantasía y que convirtió al oriundo de Guadalajara, en un cineasta al que el mundo venera hasta el momento, además de que la estética y atmósfera que creaba para sus cintas, comenzaron a llamar la atención de los expertos más exigentes del séptimo arte, reconociendo su estilo de hacer cine.

3.- “Niños del hombre”

Director: Alfonso Cuarón

Protagonistas: Clive Owen; Julianne Moore; Michael Caine; Chiwetel Ejiofor y Clare-Hope Ashitey

Fecha de estreno: 24 de noviembre 2006

Productoras: Strike Entertainment; Hit & Run Productions; Ingenious Film Partners 2 y Toho-Towa

Distribución: Universal Pictures

Disponible en: Amazon Prime Video y YouTube Premium para venta y renta

La primera vez que vi “Niños del hombre” en el cine, salí muy asustado y conmovido de la sala. Y es que la forma en cómo Cuarón retrató el apocalipsis, por primera vez no era con una historia de ciencia ficción sino con acciones realistas y muy humanas. Regresé a ver “Niños del hombre” a la semana siguiente y entonces, fue cuando disfruté de sobremanera la magistral forma de hacer cine de Cuarón, la historia, la técnica de filmación y la humanidad en decadencia de una forma aterradora y poética, han hecho que hasta el hoy, esta sea una de mis películas favoritas de toda la vida. Y aunque pasó desapercibida en la temporada de premios ese año, eso no fue motivo para que hoy, sea venerada como una gran pieza del séptimo arte y se esté colocando en el estante de películas de culto. 

Y lo que tienen en común estas tres películas de la triada de cineastas mexicanos, es que este año, han llegado a los quince años y estas fueron piezas fundamentales, para colocar a sus creadores como respetados directores en todo el orbe. 

Mi Twitter: 

@iorcuevas 

Regresar o no regresar, no es la cuestión

Mariano Estrada Martínez

Tres temas tabúes de los cuales nadie quiere hablar: ¿Cuánto nos atrasamos en lo educativo por la pausa pandémica? El otro tópico que ahuyenta el análisis y el debate en las tribunas legislativas ¿Y la verdadera reforma educativa/académica/pedagógica? Y el tercero y singularmente polémico: ¿Es realmente irrelevante la evaluación docente?  En este sentido, la evaluación de la práctica es un factor importante e indispensable para la capacitación del docente lamentablemente, casi siempre evaluamos a la persona y no su práctica: evaluarse para capacitarse si, para castigar, no.  La «cuestión docente” debería ser la cuestión por excelencia hoy en día, asunto que no parece encajar en ninguna agenda, ni presupuesto, ni plan gubernamental cercano, parece que van toneladas de dinero a tantos proyectos y se nos está yendo de las manos un recurso fundamental de nuestra sociedad: el maestro.

En relación a los docentes (no a la docencia) van unas realidades crudas y contundentes:

a)       Pauperización de los profesores.

b)      Nivel educativo precario de amplios sectores del magisterio en servicio. (Plazas heredadas, maestros sin perfiles normalistas, creciente incorporación de maestros empíricos; pérdida de identidad y legitimidad social del oficio docente).

c)       Bajas expectativas y motivación de los aspirantes al magisterio (Las Normales requieren una seria reestructuración).

d)      Ser profesor o profesora como último recurso. (Ausentismo marcado; abandono de la profesión; falta de vocación).

e)      Falta de oportunidades de avance y superación personal de los maestros de escuelas particulares.

f)        Y la Universidad con huelgas y paros cada vez más frecuentes y prolongados; los maestros son percibidos como problema antes que como condición y recurso valioso.  

g)       Distracción de los multimillonarios recursos presupuestales en la abultada estructura burocrática del IEEPO que no permite bajar los recursos a las escuelas y docentes.

h)      La ordeña voraz del gobierno a la escuela privada, no les da y encima les quita indiscriminadamente.  

Podría llegar de la A a la Z de ida y de regreso, me piden artículos cortos y a fuerza de ser breves quiero enfatizar  solamente en la “cuestión docente” ya que el apelativo de profesor/profesora – maestro/maestra – educadora,- tiene valor y dignidad por sí mismo, y no necesita de apodos ni de disfraces modernos como coach, facilitador, monitor, organizador del aprendizaje  ni mucho menos la peligrosa y despectiva referencia que se hace a los “maestros de Oaxaca” de manera genérica como parte de un problema. Sin duda hay y habrá intereses mezquinos en sindicatos, secretarías, escuelas y gobiernos esos personajes arropados en esas trincheras les hacen mucho daño a los verdaderos docentes de salón y pizarra quienes, si bien participan en manifestaciones y protestas a través de sus sindicatos, pero a pesar de ello, muchos de ellos siguen entregándose con humildad y amor a sus alumnos.

Paulo Freire en “Cartas a quien pretende enseñar” dice al respecto:

Es preciso que luchemos para que estos derechos sean, más que reconocidos, respetados y encarnados. A veces es preciso que luchemos junto al sindicato y a veces contra él si su dirigencia es sectaria de derecha o de izquierda. Pero a veces también es preciso que luchemos como contra las rabias endemoniadas de los retrógrados, de los tradicionalistas y de los neoliberales, para quienes la historia terminó en ellos.

En resumen:  Hay que restituir el intrínseco valor a la docencia desde una adecuada formación normalista y un cuidado académico, económico y meritocrático de los maestros de aula de escuelas oficiales y particulares de cualquier nivel. 

Twitter:

@PROFEMARIANO1