Cinco fabulosos ‘one hit wonder’ en inglés de los 90

Ismael Ortiz Romero Cuevas

La década de los noventa nos dejó sin duda grandes clásicos de la música que, hasta este momento, se escuchan en todos los antros, bares, estaciones de radio y tienen un gran desempeño en las plataformas de música como Spotify, iTunes y Amazon Music. Y este jueves, les invito a que recordemos cinco grandes ‘one hit wonders’ de la década de los noventa y que a pesar de que solo fueron un éxito para sus creadores, las canciones pasaron a la historia como grandes temas: 

1.- “Bitter Sweet Symphony” 

Artista: The Verve

Álbum: Urban Hymns (1997)

Compositores: Richard Ashcroft, Mick Jagger y Keith Richards

Productores: Martin “Youth” Glover y The Verve

Discográfica: Virgin Records / EMI

Esta canción es todo un emblema de la segunda mitad de la década de los noventa y es la única gran canción y éxito mundial de la agrupación “The Verve” que lideraba el temperamental Richard Ashcroft. “Bitter Sweet Symphony” ocupó los primeros puestos de popularidad en los ‘charts’ de la época, fue elogiada por la crítica y amada por el público. En 1998, fue galardonada además con dos premios MTV Music Award como Canción de Rock del Año y le dio a “The Verve” el trofeo como Mejor Banda de Rock Alternativo. Pero no todo fue gloria, a finales de 1998 y después de que el ‘track’ fue todo un éxito a nivel mundial, el ‘manager’ de “The Rolling Stones”, Allen Klein los demandó por una suma millonaria al argumentar que dentro de “Bitter Sweet Symphony” se había ocupado el ‘sample’ hecho por la orquesta de Andrew Loog Oldham para el tema “The Last Time” de “The Rolling Stones”, derechos que Oldhman había vendido a Klein. Tras la discusión, la disquera y los abogados de ambas bandas acordaron fuera de los juzgados que agregarían a Jagger y Richards como autores del tema y le cederían el 100% de los derechos y ganancias de la canción, cosa que parecía más barata que el pleito legal. Hay salvajes e implacables anécdotas de lucha con esta canción por compartir el éxito, por ejemplo, en 1999, “Bitter Sweet Symphony” sería nominada a un Grammy, pero por el acuerdo, quienes recibirían el premio en caso de ganar, serían los integrantes de “The Rolling Stones”. Esta disputa legal, llevó a que Ashcroft sufriera varias crisis nerviosas y altibajos en su salud mental a lo largo de su vida, hasta que se separó de “The Verve” y no fue, hasta 2019, que “The Rolling Stones” regresó los derechos a “The Verve”. Sin duda, solo lo que sucedió con este grandioso ‘one hit wonder’, merece una película. 

2.- “Tubthumping”

Artista: Chumbawamba

Álbum: Tubthumber (1997)

Autores: Alice Nutter, Allan Mark Whalley, Darren James Hamer, Dunstan Bruce, Judith Abbott, Louise Watts, Nigel Hunter y Paul Greco

Productores: Neil Ferguson y Chumbawamba

Discográfica: Republic Records / Universal Music

Chumbawamba fue una banda británica que tuvo su origen en Burnley y que es conocida en ese país desde inicios de los ochenta y tuvieron grandes éxitos en ese territorio hasta su separación, en 2012. Sin embargo, fue su álbum publicado en 1997, el que le trajo un gran éxito comercial mundial y, de hecho, el único en su carrera. Con letras que contienen mensajes de lucha social como la discriminación, la huelga de Liverpool, el racismo o la indigencia, Chumbawamba presentó al mundo su disco “Tubthumber”, en 1997, el cual contenía la canción con la que es recordada la banda en cada rincón del planeta: “Tubthumping” que era programada en todas las estaciones de radio, MTV transmitía el clip a todas horas y no había antro en el que no sonara este gran tema, que llegó al puesto número dos del UK Singles Charts y al seis en Billboard Hot 100. Un ‘single’ que ya es histórico y el único gran éxito de Chumbawamba. 

3.- “What’s Up” 

Artista: 4 Non Blondes

Álbum: Bigger, Better, Faster, More! (1993)

Autora: Linda Perry

Productor: David Tickle

Discográfica: Interscope Records / Universal Music

No podemos negar que “What’s Up” de “4 Non Blondes” es todo un clásico del pop de los noventa, pero es un tema que a lo largo de su historia ha dividido opiniones. Mientras que la cadena VH1 la colocó en el puesto número 84 de los “100 más grandiosos ‘one hit wonder’ de la historia”, otras publicaciones como la revista “Blender” la ubicó en el puesto 16 de las “Peores canciones de la historia de la música”, así como el sitio Spinner que la situó en el puesto 19 de las 20 peores canciones de la historia. Aún con eso, no hay noventero que no tenga un buen recuerdo con esta canción que ha pasado a la historia como una balada infaltable en las fiestas nostálgicas y temáticas, además de que tiene gran desempeño en plataformas. La posición más alta de este ‘track’ en los Estados Unidos fue el puesto número 14 del Billboard Hot 100, sin embargo, en países como Alemania, Australia, Irlanda, Chile y México sí llegó al primer puesto y alcanzó el top 5 e varios más del mundo. Por cierto, la letra de la canción nunca dice la frase del título “What’s Up”, siendo que el estribillo la que menciona es “What’s Goin’On”; el título fue cambiado por Linda Perry, para evitar que se confundiera con el nombre del álbum de Marvin Gaye que sí lleva ese nombre. “4 Non Blondes” se desintegró en 1995 y su líder, Linda Perry se convirtió en una reconocida productora discográfica, que ha trabajado con artistas como Christina Aguilera, Celine Dion o Pink. Un ‘track’ reconocible en cada acorde. 

4.- “Be My Lover”

Artista: La Bouche

Álbum: Sweet Dreams (1995)

Autores: Melanie Thornton, Uli Brenner, Gerd Amir Saraf y Lane McCray

Productores: Frank Farian, Uli Brenner y Gerd Amir Saraf

Discográfica: Arista Records / Sony Music

El género llamado ‘dance’ en los noventa, tuvo una representante digna e incluso un emblema con esta canción que hizo un éxito global la agrupación alemana “La Bouche” y que trajo a nuestro continente nada menos que el productor Frank Farian, sí la mente malévola detrás de la historia y caída de “Milli Vanilli”. Este corte no lo pudo superar ni siquiera el grupo que la hizo famosa, pues cuando Melanie Thornton, su vocalista y autora, dejó la banda en el año 2000, la nueva alineación de “La Bouche” rehízo el tema con la nueva intérprete, sin embargo, no pasó más. “Be My Lover” llegó en su momento al puesto número seis en Billboard Hot 100 y al top 5 en casi todo el mundo, pues no había lugar juvenil donde no fuera bailado, coreado y laureado; esta canción también, es pionera en la utilización de tecnología para la mejora de voz, sobre todo en el famoso coro y que es el antecedente del hoy célebre ‘auto-tune’, herramienta vital de los ‘reggetoneros’ tan aclamados en este tiempo. Noventero que se respeta, no puede evitar bailar cuando escucha este increíble ‘one hit wonder’ de “La Bouche”. 

5.- “No Rain”

Artista: Blind Melon

Álbum: Blind Melon (1992)

Autor: Brad Smith

Productores: Rick Parashar y Blind Melon

Discográfica: Capitol Records / EMI

Una combinación del ‘soft rock’ sureño de los Estados Unidos con el sonido un tanto deprimente que aportaba el ‘grunge’ a la música a inicios de los noventa y además, un video musical que irradia felicidad, fue la combinación perfecta para que “No Rain” de la banda “Blind Melon” fuera un éxito en toda la extensión de la palabra. La programación del tema en las estaciones de radio de esos años y su rotación en MTV, colocaron a este corte en la cima del gusto popular. El video es otra pieza aclamada por los fans y la crítica, pues la protagonista es el personaje llamado “Bee Girl”, interpretado por Heather DeLoach, sí, la misma que compartió créditos con la niñera Fran Drescher en la película “La niñera y el presidente”, y que se llevó las palmas por su conmovedora y optimista interpretación que enmarcó perfecto la canción. “Blind Melon” se desintegró en 1995 por la repentina muerte de su vocalista y líder Shannon Hoon a la edad de 28 años, pero dejó como legado este tema que es considerado hasta la fecha, como un ícono del pop-rock. 

Grandes canciones que representaron un solo éxito para sus interpretes y creadores, pero que además, los colocaron ya en una parte de la historia de la música. 

Mi Twitter:

@iorcuevas 

«Juntos hagamos historia»

Carlos R. Aguilar Jiménez

La historia no es más que la narración de sucesos, acontecimientos y contexto del pasado, especialmente de la humanidad que históricamente comienza con la invención de la escritura y en general la escriben los vencedores, aquellos que en el pasado hicieron algo que consideraron importante o trascendente, a diferencia de lo que consigna la historiografía, que, al margen de ideologías políticas, vencedores o consignas, es lo que es, lo que fue y puede demostrar científicamente.  La historiografía se refiere a la metodología y practicas de la escritura de la historia, siendo en sentido estricto, escribir sobre la historia en sí, y por ello cuando el candidato de Morena en su publicidad dice: “Juntos Hagamos Historia,” quizá se refiere a las secciones históricas que le convienen o convendrán, gustan y promete hará, no obstante, la realidad e historia no es así.

Casi todo lo que hacemos o dejemos de hacer se convierte en historia, personal, familiar, social, nacional o mundial, de tal forma que si bien son más los hechos históricos benignos que a diario suceden o sucedieron, también son importantes históricamente los acontecimientos desastrosos, dramáticos y horribles, como las dos guerras mundiales, Independencia y Revolución mexicana y, más cerca de nuestro tiempo y lugar, los infames gobiernos municipales del Güero “Chepeté” y el nefasto gobierno de la 4T de Oswaldo García Jarquín y funcionarios de quien nadie quisiera acordarse, pero existieron históricamente y, en el gobierno del estado, Gabino Cue, ejemplos más infaustos que haya tenido Oaxaca en su historia reciente, sin considerar masacres, asesinatos, secuestros, saqueos, bloqueos, vandalismo de profes y normalistas, devastación o saqueo de arcas del gobierno, de tal forma que decir: “Juntos Hagamos Historia” parece promesa religiosa, de esas que sin ninguna demostración de realidad, prometen la gloria eterna o 4T y los devotos las creen sin análisis o critica fundamentada en la historia. “Juntos hacemos historia”, sí, pero no únicamente con acciones deseables, sino también con, fraudes, engaños, errores y fracasos. Todos los gobiernos de Oaxaca y México hace 30 años prometieron que inaugurarían las carreteras a La Costa y Pacífico y no cumplieron, prometieron no habría bloqueos, mejorarían infraestructura, bienestar, economía, bajarían el costo de combustibles, acabarían la inseguridad y pobreza y, por la historia de los tres años de este gobierno, tampoco ha cumplido, haciendo historia si, de incompetencia, populismo, animadversión, polarización del país, niños muertos por cáncer sin medicamentos, desaparición del Seguro Popular, por lo que si, como país juntos hacemos historia, pero de retroceso a los viejos tiempos del PRI cuando el poder del presidente y su partido era omnímodo y absoluto, considerando traidores a quienes dice adversarios. Eso es hacer historia, como la que escribió la 4T en el primer ejemplo de gobierno en Oaxaca con Oswaldo García Jarquín y su tristemente célebre historia.

Visite: 

columnaalmargen.mx