Ideas y comportamientos

Enrique Domville

Desde la infancia tenemos la capacidad de aprender, con base en el conocimiento adquirido por métodos de la experiencia (sensaciones, emociones, estudio), propia o vivida por alguien de nuestra confianza o está alineada de una manera similar a nuestras experiencias, ya sean ideas o creencias. Sabemos que en el mundo actual la producción de información es continua y tenemos que catalogarla, si la podemos usar o tendrá alguna utilidad para otra ocasión. Un objetivo de la información es que posteriormente podemos utilizar, o simplemente como un conocimiento para llenar un espacio vacío en nuestra cultura general.

Pero recordemos que durante nuestro crecimiento, al adquirir conocimiento por cualquiera de los caminos conocidos, existe el que nuestras emociones se ligan al conocimiento y de ahí tomamos el camino para actuar. Daniel Goleman en su libro “Inteligencia emocional” nos relata la importancia del concepto, en el conocimiento y las emociones que se conjuntan, producen nuestras habilidades, nos da un marco para conocernos y darnos cuenta de esto, esencial saber catalogar nuestras emociones, tener una amplia visión de los demás y con esto tener la capacidad de integrar un sistema que resiste presiones y frustraciones, con mejoramiento de nuestra relación social, la empatía en nuestro desarrollo. En una conferencia a la que asistí, el ponente nos pidió: “Apaguen a quién los está aconsejando y juzga cuando escuchan”. Al parecer ésta es conversación entre uno de los “yo” con otro yo. Al conocer a diversos autores científicos y de novela que lo han mencionado, me recuerda que un enemigo común es siempre considerar la parte negativa, en nuestro pensar, o me inclina voltear a ver hacia otro lado, pues lo que vemos de alguna manera nos molesta, o seguir con la visión, porque al contemplarlo nos evoca paz y serenidad (ambos componentes del bienestar, o felicidad temporal). John Locke (1862- 1704) público en 1689 “Ensayo sobre el entendimiento humano”, en que hace referencia a la importancia de la percepción individual en relación a las sensaciones personales como la interpretación si el agua está fría o si está caliente o muy caliente; las interpretaciones de las sensaciones pueden cambiar en el tiempo, a lo largo de la vida y por lo tanto también pueden cambiar las respuestas, por cambios en lo aprendido, tesis que defiende Locke ya que nada es innato, por lo que debemos destacar que el aprendizaje de valores y ética es importante (recordando que el ejemplo es una buena manera de aprender y enseñar) . En su ensayo destaca que en nuestra percepción sobre las cosas es primaria y secundaria: en una piedra vemos el tamaño, el peso y luego la forma y color, o el peso de una flor, así como el aroma y olor que también es enseñanza recordando a través de los olores las diferentes celebraciones en las que hemos participado, trayéndonos recuerdos agradables o no. Se pregunta Locke, si todos podemos sentir de diferente manera, ¿En dónde está la pura verdad? Desde la época de Aristóteles el ponerse de acuerdo, es la verdad. Locke en la segunda edición (1694) incluye “De las ideas e identidad y diversidad”, plantea que biológicamente mujeres y hombres funcionamos de manera similar cuando actuamos, está basado en lo que aprendimos, con cocimiento, emociones e interpretaciones en circunstancias iguales; un ejemplo en un salón de clases el maestro al frente, ve la pared posterior del salón y los alumnos ven la pared atrás de él; todos están en el mismo espacio pero con un punto de vista diferente cada uno expresara diferente visión. Locke nos describe, en cuanto a nuestro comportamiento, cuando hacemos algo diferente a lo hecho antes, juzgamos y expresamos eso no es propio de él, de inmediato somos juzgados, todo lo que hacemos, es parte de lo que somos, es cambiante, cuando no seguimos tradiciones, nos salimos del contexto social del momento, el saber cómo somos y cómo nos comportamos es de gran importancia, pues no podremos relacionarnos consciente y proactivamente sin este fundamento.

enriquedomville@gmail.com

Visite: 

columnaalmargen.mx