Eclipse total de luna

Carlos R. Aguilar Jiménez

La luna, girando sempiternamente alrededor de la Tierra y ambos astros en torno al sol, dependiendo de la inclinación de nuestro satélite respecto del plano de traslación, en determinados momentos queda alineada, y entonces es cuando las sombras respectivas causan un eclipse, de sol si es que la luna se atraviesa entre nuestro planeta y el sol y, de luna si es la tierra quien lo hace y con su sombra eclipsa a nuestro satélite, obviamente, siempre en plenilunio o luna llena.

Fue viernes santo en función de la pascua y equinoccio de primavera cuando tuvimos la anterior luna llena, que algunos dicen era luna rosa por su relación con la floración de las hermosas phlox, que si bien no tienen nada que ver con la luna, su nombre es adecuado donde existen estas flores, no en Oaxaca, donde quizá debiera llamarse “luna de chicharras” por los estridentes sonidos en correlación y que, al margen de asociaciones y denominaciones, los cierto es que, siguiendo el ciclo de fases lunares, desde el ultimo plenilunio de abril, la luna, ese astro luminoso de romántico aspecto, inspiración de poetas, astrónomos y enamorados, completó sus fases menguantes para reiniciar fases crecientes que la llevaran de nuevo al plenilunio el próximo 15 de mayo, ocasión en que la luna, la Tierra y el sol estarán alineados y en el mismo plano, por lo que sucederá el primer eclipse total de luna de este año y, en un horario y día especial.

El eclipse total de luna, el próximo domingo 15 de mayo, iniciará de forma penumbral a las 20:32 cuando la luna apenas aparezca en el horizonte, entre en la penumbra y comience a disminuir su brillo. El inicio del eclipse parcial será a las 21:28 y, el eclipse total máximo a las 23:11 cuando desaparezca del cielo y se torne “luna de sangre” iniciando después las fases de luminosidad al salir la luna de la sombra de la Tierra, recobrando su brillo y esplendor de plenilunio, fenómeno celeste espectacular que podrá ser visible a simple vista e cualquier lugar de Oaxaca, pero de manera espectacular y detallada desde las instalaciones del Observatorio Astronómico Municipal, sitio especial donde ya se preparan los colaboradores, los instrumentos y telescopios para su observación, desde luego con apoyo de telescopios de la Sociedad Astronómica de Oaxaca A. C. que generosamente facilitará sus aparaos para poder atender oportunamente a todos los visitantes interesados, además de impartir previamente al eclipse dos conferencias, una respecto de la influencia de la luna en la Tierra y otra en relación con viajes espaciales y colonización, además de lectura de poemas sobre la naturaleza y la luna, porque ya sabemos que: “La luna se pude tomar a cucharadas, o como una cápsula cada dos horas. Es buena como hipnótico y sedante, y también alivia. La cita es la próxima luna en plenilunio, para observar el primer eclipse total de este año. El lugar: Observatorio Astronómico Municipal al final de la vía de Copérnico, el acceso libre con protocolos de salud y atención amable, profesional y técnica.   

Visite: 

columnaalmargen.mx

Pobreza en América Latina fuera del radar, pero nuestra realidad

Carlos Villalobos

Entrando ya en el tercer año de la pandemia, y teniendo una nueva variante silenciosa respirándonos en la nuca, parecía que 2022 sería el año de la recuperación, de la relajación de las medidas de protección frente a la COVID-19 y la puesta en marcha del mundo como lo conocíamos, sin embargo, los análisis económicos y sociales de 2021 en temas de pobreza y de desarrollo social, al menos para América Latina y el Caribe, no son nada halagadores.

El presente al que nos estamos enfrentando pasó de una crisis sanitaria a una muy pronunciada crisis social y económica, que no hizo más que recrudecer. Aunque organismos como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional o la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) veían un crecimiento del producto interno bruto de al menos un 6.2%, esto no será lo suficiente para promover en la mejora de las condiciones de vida de las personas. 

La pandemia por COVID-19, no hizo más que develar la importancia que tienen las políticas públicas de protección social, como lo es la educación, la alimentación, el trabajo formal y específicamente la protección de la salud. Para mejorar las condiciones de todas y todos es fundamental que en la región se impulse una agenda para poder satisfacer las necesidades básicas de todas y todos; aunque algunos países realizaron esfuerzos notables, brindando apoyos en especie y en transferencias económicas, desde el comienzo de la pandemia, el que los contagios y la muertes por el virus Sars-Cov2 hayan puesto en peligro miles de vidas, con la disminución lo de contagios se debe evitar que disminuyan dichos apoyos, ya que esto condenaría a miles de familias a la pobreza ya que al retirar de golpe la ayuda humanitaria millones de personas quedarían a la deriva frente a la pobreza.

Hoy nos enfrentamos a una realidad que se ve afectada por el alza indiscriminada de los precios, en donde cada vez hay menos empleos, las brechas de desigualdad se han incrementado y parecería que nuestras autoridades no reaccionan a lo que sucede en la realidad y solamente se quedan en discursos y buenos deseos.

El panorama pinta cada vez peor, recientemente el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha anunciado que para 2022 y 2023 el crecimiento de América Latina y el Caribe no sobrepasará el 2.6% de crecimiento, lo que representaría el que la recuperación de una de las regiones más desiguales del mundo no se sobrepondrá, al menos en el corto plazo.

Aquí es donde viene la pregunta ¿qué hacer?, a lo que de una forma muy honesta les respondo, no lo sé. Sin embargo, las Naciones Unidas, la OMS, la CEPAL o el FMI han puesto especial énfasis en la cooperación, el trabajo en equipo y la corresponsabilidad, que por el bien de nuestras comunidades deben permear y “contagiar” a nuestros pueblos, antes que alguna otra variante de la COVID-19 que tanto daño nos ha hecho o que el fantasma de la guerra (y sus efectos) nos terminen de patear.

Sígueme en twitter como @carlosavm_

carlosavme@gmail.com

Visite: 

columnaalmargen.mx