La equivocación de Warner

Ismael Ortiz Romero Cuevas 

El 18 de marzo, se cumplió un año que HBO Max presentó con bombo y platillo la película “Liga de la justicia de Zack Snyder”, misma que desde su lanzamiento se convirtió en un éxito cinematográfico del ‘streaming’ y en un fenómeno global sin precedentes, según palabras de una ejecutiva del estudio; vamos, la película hasta ganó en marzo de este año un premio Oscar que por primera vez otorgó el público. Todo parecía que iba bien con esa película que pese infinitas negativas de su existencia por parte de WB, finalmente la leyenda urbana fue cierta y resulta que ese corte sí existía, fue estrenado y triunfó. 

Sin embargo, un artículo reciente de la revista “Variety” asegura que los ejecutivos se arrepienten silenciosamente de haber liberado el ya aclamado corte de Snyder por una simple razón: después de su estreno, los seguidores de estos personajes cuestionan de manera incesante y hasta agresiva el liderazgo de Warner y sobre todo, el rumbo que le han dado a la marca DC, pues probaron que siempre tuvieron razón con respecto a la existencia de esa versión de “Liga de la justicia”, la hicieron un éxito y demostraron que el todopoderoso estudio, erró en la orientación que le había dado a los héroes más emblemáticos de la historia con versiones ‘descafeinadas’ de sus películas para asemejarse más a lo que realiza Disney con el exitoso universo de Marvel. Y en efecto, el que Warner Bros., les haya dado la versión de la película por la que tanto clamaron, pero con una funesta estrategia de marketing, generó que los consumidores de este tipo de producciones tengan un alto nivel de desconfianza en el producto, la marca y las decisiones que se tomen con respecto a ella; en este momento, pareciera que los fanáticos de DC y sus personajes tienen de gran enemigo a Warner, cuando debería ser al contrario. 

La nueva directiva del estudio, que ahora se llama Warner Bros.-Discovery, tiene como objetivo replantear el universo DC que sin duda, ha sido un gran negocio, pero sobre todo, deben tener el compromiso de restaurar la confianza de los fanáticos presentando productos que tenga satisfechas a ambas partes, eso lo tienen muy claro, de hecho, el mismo artículo menciona que los nuevos “jefes” en Warner, tienen la firme intención de llevar a los héroes de DC a la misma gloria que llevó Disney a Marvel, aunque no sea copiando la fórmula; sin embargo, la decisión recurrente de WB de ahorrarse unos millones de dólares en sus producciones sacrificando símbolos y cosas que su mercado meta considera emblemas por la razón que sea, es otro de los motivos por los que se han convertido en discrepantes pronunciados. La reciente cancelación de “Batgirl” es otro ejemplo, decisión que no solo cimbró a Hollywood entero, sino que nuevamente les da en el centro del sentimiento a los fans. 

Uno de los rumores más fuertes y que tienen que ver con las decisiones que buscan la reconciliación entre la marca DC y los fanáticos, es decir, consumidores, es que el cineasta y productor taiwanés nacionalizado estadounidense, Dan Lin, llegará a hacerse cargo de DC Films para producciones cinematográficas y televisivas; sin embargo, en otro tiempo, Lin fue uno de los más severos críticos del universo creado por Zack Snyder por lo que eso, tampoco cayó del todo bien a su mercado meta, pero Warner no ha ni confirmado ni desmentido ese rumor. Sin embargo, parece que Warner Bros.-Discovery, sí está dispuesto a echarse a la bolsa a su público nuevamente, y es que hace unas semanas, Jason Momoa confirmó vía su cuenta de Instagram que Ben Affleck vuelve como Batman haciendo un ‘cameo’ en la película “Aquaman y el reino perdido”, y también se divulga con insistencia que Henry Cavill tendrá una aparición como Superman en la película “Black Adam” que llegará a las salas de cine el próximo 21 de octubre, sin embargo, esa información tampoco ha sido confirmada ni desmentida, sobre todo porque el año pasado, Warner ya había anunciado de manera oficial que Cavill ya no laboraba en el estudio y dejaba de ser Superman. 

El as bajo la manga de Warner-Discovery y DC, es la película “The Flash”, que se estrenará el próximo 23 de junio de 2023 y que pretende ser algo así como el botón de reinicio del DCEU. El retraso de su estreno que estaba previsto para el verano de este año se debe, según el ‘insider’ “DC Unlimited”, a que la cinta está teniendo ‘reshots’ importantes, incorporando nuevos personajes que nuevamente se dice, pueden ser Batman con Ben Affleck y quizá Superman de Henry Cavill y por la reputación de quien informa, no debemos echar en saco roto lo que afirma. Lo cierto, es que Warner y DC, están enfrentando un nuevo obstáculo en los planes para el lanzamiento de “The Flash”: Ezra Miller y su comportamiento errático. Y aunque el reconocido histrión ya se disculpó de manera pública y con el estudio, asegurando sin entrar en detalles que padece de “un complicado trastorno mental” derivado del estrés de encabezar al elenco de una película tan costosa (algunos periodistas e ‘insiders’ aseguran que Miller de 29 años, podría padecer de trastorno de identidad disociativa), lo cierto es que su protagónico en esta ambiciosa película podría estar en riesgo por el cúmulo de delitos que se dice que el actor ha cometido y convertir a la película en un éxito mediano, si no se trabaja en regenerar la reputación de Miller. 

A pesar del éxito que ha sido “Liga de la justicia de Zack Snyder”, la mala estrategia de ventas y de comunicación de un estudio tan grande e influyente como Warner Bros., dieron como resultado que lo que debió ser un gran evento cinematográfico, se convirtiera en un pesado lastre para la nueva directiva, que está tratando de tomar las mejores decisiones para reparar esa relación con sus fanáticos. Rumores, hay muchos, lo cierto es que ver nuevamente a la trinidad de súper héroes encarnados por Ben Affleck (Batman), Henry Cavill (Superman) y Gal Gadot (Mujer Maravilla) encabezando la publicidad de DC Films, provee esperanzas de que las mejores versiones de estos personajes aún tienen mucho qué dar en el cine. 

Mi Twitter: 

@iorcuevas 

Estímulos

Enrique Domville

Somos especiales, tenemos un algo que va con nuestros genes, y en ese sentido, recibimos, información a través de nuestros sentidos, ésta puede ser interna o externa, la primera es de parte de nuestros órganos, que nos dicen que algo no está bien y debemos corregirlo, con una respuesta, después de haber hecho un razonamiento de lo que nos afecta y con el conocimiento como corregirlo; esto no es tan solo un patrón humano, sino también de otros habitantes del planeta: un simple ejemplo es el hambre, nuestros requerimientos de energía, nos dicen que tenemos que comer, por lo tanto buscamos la comida, y con este estimulo de hambre lo hacemos, una vez resuelto, el organismo nos dice que estamos satisfechos y nos da un tiempo de satisfacción.

Llamamos a las percepciones a través de los órganos de los sentidos, estímulos, los que pueden ser internos, como en el caso de tener hambre o externos, que vienen del mundo exterior y nuestros cinco sentidos pueden entrar en juego, usando estructuras que tenemos a las que llamamos receptores. Un ejemplo es la luz que reciben los ojos a través de los conos y bastones que envían al cerebro la información y éste da una respuesta involuntaria si molesta o voluntaria (no hace nada y la acepta), lo mismo sucede con los sonidos, que catalogamos como agradables (son tolerados) o desagradables, que no son tolerados y pueden dar respuestas emocionales, como el miedo, la ira o de sobrevivencia, pues nos da miedo lo que escuchamos; también sabemos que estos elementos se utilizan para aprender y controlar nuestras respuestas al estímulo, como disparar una arma si lo hacemos consciente no nos asusta y a esto le llamos entrenamiento.

Xavier Zubiri (1898- 1983), filósofo español, quien nos habla de cómo es el hombre y como vive en su realidad, dice que somos una dualidad de cuerpo y alma, concepción de alguna manera ya mencionada por Platón y Aristóteles, ambos nos hablaron de lo que sentimos y pensamos y las respuestas a estos. Ya tiene tiempo en la mente de filósofos y escritores la dualidad de estímulo- respuesta, la que vemos como algo natural, pero cuando sabemos del poder que existe en nosotros, para modificar la circunstancia y utilizarla en nuestro beneficio. Usar el rencor como un camino de esperanza para ganarnos el favor, es una poderosa arma, como menciona Hanna Arentd “El problema con la mentira y el engaño es que su eficiencia depende enteramente de una noción clara del engañador de la verdad que éste desea ocultar”.

Al conocer los estímulos y manipularlos en nuestro beneficio, estamos en un pensamiento razonado asociado con un posible poder para cumplir nuestros deseos, los cuales cuando son positivos han permitido el avance de los seres, la tecnología, las bellas artes, mientras que los negativos nos llevan al sufrimiento, la desesperación, el hambre y la muerte (episodios de ansias de poder que son innumerables en historia, pero algunos no podemos olvidar, algunos los estamos viviendo una vez más, el por qué, alguien sintió el deseo (estimulo) de beneficiarse, o cumplir sus deseos.

Es verdad que somos respuesta a los estímulos, pero es momento de comenzar a considerar aquellos dados por la palabra, las promesas. Recuerdo una canción de Alberto Cortez, que basado en uno de sus poemas, dice: “¿Qué tiras al agua?: Palabras muchas palabras que por dichas no conviene recordarlas”. En otras líneas, menciona los nombres de malos amigos. Recordando a Zubiri una vez más somos una realidad dual que responde a estímulos, los normales que muchos nos dan satisfacción, o los que debemos tirar al agua, sabemos de respuestas por nuestros conocimientos, podemos evaluarnos y aceptar lo que queremos en bien para cada quien, aplicable a todos, tirar al agua nuestros prejuicios y malas acciones, pensar en ayudarnos para ayudar. Somos duales en nuestra materia y nuestro espíritu (el que no hay que corromper), los estímulos nos ayudan a dar respuestas, las que tenemos que meditar si son para servir o dañar, cada uno puede y es libre de elegir. “Tenemos la vida que elegimos”, dice Joel Dicker.

enriquedomville@gmail.com

VISITE:

columnaalmargen.mx