Libertad de expresión

Carlos R. Aguilar Jiménez

Los gobiernos totalitarios, despóticos o autócratas, que asumen ser capaces de transformar a su país e incluso de terminar la guerra entre Ucrania y Rusia con un plan de paz, han sabido siempre, desde el imperio romano hasta la Cuba de Fidel Castro, que únicamente pueden tener el control que requieren para establecer, sin critica ni oposición, su ideología, si controlan y censuran los medios de comunicación, especialmente la PRENSA, porque si bien es a partir de este siglo que existen redes sociales donde se puede opinar y expresar lo que se piensa, como disentir del gobierno, lo cierto es que excepto por algunos influencers, el conocimiento y critica informada de columnistas, periodistas y analistas políticos sigue siendo sustento de la única oposición que existe en México.

Si se tratara de una boleta de calificaciones escolares, el resultado luego de más de cuatro años del actual gobierno es: reprobado en salud, en seguridad, en crecimiento, transparencia, educación y cero o menos en economía y pobreza, porque la acelerada inflación y aumento de pobreza extrema es constante, lo exprese o no la PRENSA porque a diario vivimos la realidad del alto costo de productos y servicios, que como resultado en una boleta de calificaciones sería ser criticado, siendo esta situación la que no conviene al gobierno se sepa a través de la PRENSA, porque el gobierno, con su propio medio de comunicación diaria en las llamadas mañaneras tiene otros datos. Siendo así que lo más importante para los dictadores es silenciar o controlar a la PRENSA, porque sin libertad de expresión se acaba la libertad, la democracia, la propiedad privada, la libertad política, la libertad de asociación y hasta de elegir religión. La PRENSA ha señalado la desaparición de instituciones de servicio público, que si para mal no funcionaban como debiera ser, al menos existían y cumplían una función social (como el Seguro Popular) La Prensa ha publicado los datos de torpeza cometidos con la cancelación del aeropuerto de Texcoco, la devastación ecológica con el tren de la selva, la ineptitud con el avión presidencial, la impunidad e influyentismo al liberar al hijo del chapo, la militarización del país y muchas otras acciones que prometieron y no han cumplido ni cumplirán, porque es un hecho que a este gobierno únicamente le queda un año, el último es el de Carranza, de tal suerte que al desaparecer absolutamente la oposición política luego de la extinción del PRI y anulación del PAN, la única oposición real es la PRENSA, y no porque tenga una ideología política, sino porque púbica datos, los hechos, con evidencias, fotos, videos, reportajes, análisis, que como prensa critica publica la destrucción de instituciones, culpando a los periodistas cuando la corte intenta eliminar la previsión preventiva, porque si no es así, ¿cómo funciona un gobierno que no pueda encarcelar a sus enemigos políticos?. Fata un año de gobierno en el que podría desaparecer la libertad de expresión, luego surgirà un estado totalmente militarizado, desaparición del INE y censura a la PRENSA, como ya se hizo con Brozo, Chumel Torres y las decenas de periodistas asesinados.

VISITE:

columnaalmargen.mx  

Caminos rurales son oportunidades

Pongamos todo en perspectiva con:

Carlos Villalobos

Los caminos rurales desde el imaginario urbano normalmente son visualizados como accesos terrestres precarios y que denotan marginación, pobreza y pocas oportunidades, sin embargo, la experiencia mexicana ha develado que los caminos rurales son una luz al final del túnel en la comunicación terrestre nacional. En estados como Guerrero o Oaxaca, como en muchas otras regiones de México, hay traslados que en el papel se deberían de realizar en un par de horas, pero las condiciones del terreno obligan a viajar hasta 14 o 16 horas, si existen condiciones.

El impulso de las comunidades en México depende en gran medida de las oportunidades de conexión entre los centros productivos y las zonas rurales. Por ello, el impulso de los caminos rurales en gran medida detonaría el desarrollo de mejores condiciones para todos y cada una de las personas que utilicen dichos caminos.

Aunque no lo parezca el desarrollo de caminos rurales y el impacto que tienen en las comunidades que los adoptan, no sólo representa poder tener acceso a movilidad geográfica, también implica poder tener acceso a servicios (desde salud, hasta bancarios), poder acceder a centros de conocimiento y poder acercarse de mejor manera a un ejercicio pleno y al goce de sus derechos humanos.

En la actualidad, los caminos rurales comunican a 210 mil localidades rurales en el país. De acuerdo con el Instituto Mexicano del Transporte, en un camino rural con un revestimiento en buen estado, la velocidad se incrementa a 35 km/h y se puede reducir hasta en un 37% los costos generalizados de viaje; principalmente: refacciones, combustible y tiempo de traslado.

Por otro lado, la American Association of State Highway and Transportation Officials estimó que cada dólar invertido en mantener una carretera en buen estado evita que se gasten entre seis y catorce dólares más adelante para rehabilitar o reconstruir esa misma vía una vez que se ha deteriorado significativamente. Además, con corte a 2021, y de acuerdo con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, el país ha invertido alrededor de seis mil millones de pesos en caminos rurales. Aun así, cientos de comunidades siguen sin contar con vialidades rurales dignas que potencien su desarrollo. 

El desarrollo de las comunidades no sólo transita por la conexión a través de carreteras o caminos rurales, de punto “A” al punto “B”, pasa también por la calidad y la cantidad de kilómetros que lleguen a conectar, ya que el que un municipio por fin se conecte de alguna manera con un centro urbano, propicia que el resto de los municipios a la redonda también gocen de ese desarrollo a partir de infraestructura carretera.

El contar con caminos rurales dignos se relaciona directamente con la posibilidad de ahorrar tiempos, modernizar el campo mexicano y poder llevar mayores y mejores materias primas para incrementar la plusvalía de los productos agrícolas, mejorando así significativamente las oportunidades las comunidades rurales mexicanas. 

Sígueme en twitter como @carlosavm_

carlosavme@gmail.com

VISITE:

columnaalmargen.mx