Entre anillos y dragones

Ismael Ortiz Romero Cuevas 

El domingo pasado, llegó a la plataforma de HBO Max, el octavo episodio de “La casa del dragón”, que llevó por título “El señor de las mareas” y que ha sido calificado por especialistas y el público, como el mejor hasta el momento. Y es que no cabe duda que la precuela de “Game Of Thrones” ha sido recibida no solo con entusiasmo por parte del público, sino que ha convencido a la crítica, que también se ha volcado hacia ella con comentarios halagadores, situación que la ha convertido en una producción digna de su antecesora. 

En el mencionado episodio de “La casa del dragón”, se revelan muchas situaciones que serán claves en el resto de la historia y que impactan incluso, 200 años después, cuando sucedan los acontecimientos de “Game Of Thrones”, además de que fuimos testigos de una brillante actuación de Paddy Considine, que encarnando al rey Viserys Targaryen, se llevó el reconocimiento de público y críticos, incluso, pidiendo  de manera anticipada que el próximo premio EMMY a Mejor Actuación Masculina, sea para él.

En efecto, la serie de HBO Max, ha generado aclamación prácticamente unánime tanto de usuarios como de especialistas, pues la plataforma ha sabido narrarla de manera digerible para los seguidores, aún, cuando no hayan leído previamente la novela “Fuego y sangre”, historia que se deriva de la saga “Canción de hielo y fuego”, que rememora la historia de la familia Targaryen, cuando ocupaba el trono de hierro. Y es que el estudio ha sabido mantener el tono que hizo célebre a “Game Of Thrones”, conjuntamente de que el público ya mantiene cierta familiaridad con escenarios y situaciones narradas, además de que la narrativa y el ritmo siguen siendo un elemento vital para mantener el interés en la serie que poco a poco se está convirtiendo en un fenómeno similar al que fue su predecesora; sin menospreciar que la producción sigue siendo simplemente espectacular. 

Caso aparte es “El señor de los anillos: los anillos del poder” de Amazon Prime Video. Sin duda una serie con una producción espectacular y elementos visuales bellísimos, además de que la estética se asemeja mucho al universo presentado por Peter Jackson en la trilogía de películas de “El señor de los anillos” a inicios de la década del 2000. Sin embargo, a diferencia de “La casa del dragón”, esta serie no ha podido posicionarse con la fuerza que se esperaba, a pesar de contar con actuaciones realmente magníficas y donde es notorio que por dinero no pararon. 

Lo que ha sucedido con la serie de Amazon Prime Video como un primer punto, es que la pusieron a competir con una precuela de “Game Of Thrones”, que como sabemos, es una marca (por llamarle de alguna forma) ya posicionada y con una reputación indiscutible de una buena producción, aún y con lo criticada que fue su última temporada. El otro punto y quizá el responsable de no hacerla despegar a un gran nivel, es que el planteamiento de la historia a partir del capítulo dos, resultó parsimonioso si lo comparamos con lo poderoso que fue el primer episodio, además de que para la mayoría de los personajes tienen que desarrollar su historia minuciosamente para que converjan en la trama de los libros y las películas que ya conocemos. Y aunque pareciera que justamente ese es un punto en común con “La casa del dragón”, resulta que por la complejidad en la historia de origen de “El señor de los anillos”, sea necesario el tratamiento con más detalle de cada personaje, para que su evolución pueda tener congruencia con la historia de Tolkien, pues como sabemos, “El señor de los anillos: los anillos del poder” es un guion creado expresamente para la televisión. 

Con eso, no quiero decir que la historia de George R. R. Martin no tenga sus complejidades, sin embargo, pareciera que por el éxito y la manufactura más reciente de “Game Of Thrones”, el público considerara estar mucho más adaptado con la casa Targaryen que con los Pelosos y el origen de Sauron. Y aunque muchas opiniones se han dividido con respecto a ambas producciones de fantasía, no podemos decir que una sea mejor que la otra y menos, una más interesante que la otra. Lo que sí, es que ambas cuentan con producciones fastuosas, actuaciones estupendas, personajes entrañables y sobre todo, con valores para volverse verdaderos clásicos del ‘streaming’. El episodio final de “El señor de los anillos: los anillos del poder” estará disponible en Amazon Prime Video este viernes 14 de octubre, mientras que el próximo 23 de octubre será el final de temporada de “La casa del dragón” en HBO Max. En mi opinión, no hay que perderse ninguna de las dos. 

Mi Twitter: 

@iorcuevas 

El paso a la ciber-resiliencia, necesario

Pongamos todo en perspectiva con:

Carlos Villalobos

La ciber-resiliencia, así como la resiliencia, busca poder anticipar, preparar, resistir y recuperarse de todas las amenazas a las que se pueda enfrentar, en este caso a amenazas y escenarios que se desarrollan en internet y que rápidamente cambian, poniendo constantemente a usuarios en peligro. Además, lo anterior obliga a profesionales en el área a profesionalizarse y actualizarse constantemente y promover y comunicar la importancia de su labor.

En México nos ha quedado claro que las amenazas en internet son un riesgo que pasa de los monetario, a lo geopolítico.

De acuerdo con el informe “Building Cyber Resilience: Threats, enablers and anticipation” realizado por el AXA Research Fund, se encontró que a raíz del aumento de la digitalización de la vida por la pandemia de la COVID-19, se ha registrado a nivel mundial un incremento significativo en los ataques cibernéticos, casos de phishing y ataques coordinados críticos dirigidos a organizaciones grandes, gobiernos y empresas. 

Dentro de los principales problemas detectados, se encuentran las violaciones a datos personales y ataques a infraestructuras de gobierno sensibles, como lo sucedido hace tan solo un par de semanas a la Secretaría de la Defensa Nacional.

Para poner en perspectiva la importancia de la ciberseguridad y la implementación de la ciber-resiliencia, el informe realizado por AXA Research Fund ha revelado que el número de correos electrónicos maliciosos subió 600% en 2020, y el año pasado el costo anual de los delitos cibernéticos a nivel global fue de 5.5 mil millones de dólares.

Los números no mienten, aún si consideramos las cifras que la propia Cámara de Senadores entregaba antes de la aparición pública de Guacamaya, tan sólo para el primer semestre de 2021 se registraron al menos tres mil 100 millones de intentos de ciberataques en contra de empresas, organismos públicos y privados en México; siendo que sus principales formas de amenazas las encuentran en el robo de cuentas de correo electrónico, el robo de credenciales de perfiles de redes sociales y el aumento del rompimiento de servicios de Wifi, sin embargo, lo que más preocupa es el aumento de campañas de phishing.

Hoy se necesita urgentemente que las organizaciones y los ciudadanos mexicanos, demos el siguiente paso para poder blindar nuestra seguridad en internet.

Finalmente el  reporte “Ciberseguridad – Riesgos, avances y el camino a seguir en América Latina y el Caribe” emitido por la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) menciona a México como uno de los 12 países que , en la región, cuenta con una estrategia nacional de ciberseguridad, sin embargo, la realidad nos ha abierto los ojos, estamos expuestos y urge que en nuestras empresas y organizaciones al menos se comience a conocer de la ciber-resiliencia.


¿Estamos listos para enfrentar un mundo en donde el internet se ha vuelto nuestra plaza pública y que además ya se libran guerra en ella?

Sígueme en twitter como @carlosavm_

carlosavme@gmail.com

VISITE:

columnaalmargen.mx