Noche de estrellas 2022

Carlos R. Aguilar Jiménez

Reconocida a nivel nacional como la celebración astronómica más grande de México respecto de la cantidad de asistentes y número de telescopios participantes, así como por la trascendencia de los talleres científicos que se imparten y, registrada también como la más importante en calidad o eficacia por la trayectoria, experiencia profesional, conocimientos y bonhomía de sus organizadores, el próximo 3 de diciembre se realizará de nuevo, presencialmente, la XIV NOCHE DE ESTRELLAS, que luego de suspenderse dos años por pandemia, aunque se realizó virtualmente, una vez más la Vía de Copérnico entre el Observatorio Astronómico Municipal y Planetario, en el cerro del Fortín, serán sede en el espacio- tiempo de esta magna festividad de divulgación astronómica y científica.

Son la Sociedad Astronómica de Oaxaca A.C., Comité de la Noche de Estrellas, el Planetario, el Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez a través de la Secretaría de Bienestar, su Dirección de Ciencia y Tecnología y el Observatorio Astronómico Municipal, instituciones que, con la solidaridad, apoyo altruista y generoso de grupos y colectivos científicos – culturales, además de la participación del CBTis 26, Casa Garita, CECYTE 19, UTVCO y FDCS-UABJO, Colegio Nacional de Matemáticas, UNAM, Academia Mexicana de Ciencias, INAOE, Club de Astronomía Nicolas Copérnico y muchos otros, quienes gratuitamente realizan el trabajo por el gusto de compartir y dar, cuando el 3 de diciembre se realizará, presencialmente, la XIV NOCHE DE ESTRELLAS, desde las 15:00 y hasta las 24:00 horas, ofreciendo a un promedio de 10 mil asistentes, según estadísticas de anteriores celebraciones, casi 10 horas de actividades libres y gratuitas de observación astronómica con más de 40 telescopios que se instalaran, incluyendo los aparatos del Observatorio y Planetario, con la colaboración de Payasos de la Ciencia, y de manera especial el grupo de Jazz de Bellas Artes – UABJO, quienes todos unidos y felices harán posible este reencuentro de Oaxaca con los planetas, la astronomía, estrellas y usted con una espléndida noche de estrellas, arte, ciencia y cosmos, a la que están cordialmente invitados los lectores de este portal y todos los interesados en mirar hacia arriba para observar la Luna, Júpiter en su mayor cercanía Marte, Saturno, Orión y decenas de astros a través de telescopios o a simple vista con la: “Guía Turística del Cielo” que invita el Mtro. Esteban Pacheco, subrayando que será la primera Noche de Estrellas en que se observará al Sol y sus manchas, convirtiendo la noche del 3 de diciembre 2022, en fecha de reencuentro de oaxaqueños con el cielo estrellado que ha sido observado, venerado y estudiado por los oaxaqueños hace más de mil años, cuando en Monte Albán nuestros ancestros construyeron su observatorio.

 La invitación está hecha, el acceso será libre y gratuito, y ahora, únicamente es cuestión de dejar los problema mundanos, agendar el 3 de diciembre y acudir en cualquier momento al Observatorio y Planetario entre las 15:00 y  24:00 horas, porque el libro más hermoso e interesante que tenemos, es el cielo nocturno de Oaxaca. 

VISITE:

columnaalmargen.mx

Transporte público ¿solución o problema?

Pongamos todo en perspectiva con:

 

Carlos Villalobos

Desde pequeño, en las aulas, en casa y en todo espacio público he escuchado del transporte público como la solución de movilidad en el entorno urbano, siempre empujada esta idea por tres razones; la preservación del medio ambiente, la optimización de recursos y evitar el tráfico. Sin embargo, por primera vez estoy considerando tener un automóvil.

Recientemente, por las festividades del día de muertos, para romper la rutina en casa decidimos ir al Centro de las Artes de San Agustín (CaSa) ubicado en el municipio de San Agustín Etla. Dicha localidad se encuentra aproximadamente a 23 kilómetros de distancia, por lo cual habría que utilizar “la vieja confiable” taxis foráneos, los cuales se encargan de transportar desde la capital del estado a la gran mayoría de localidades de la zona metropolitana.

Con los lentes de sol, pero sin bloqueador, acudimos a la base de taxis para buscar transporte, sin embargo, algo que no se previó es que al ser “Día grande”, 2 de noviembre, el flujo de unidades era mínimo. Lo peor vendría al retorno, luego del paseo, no había transporte de regreso, hubo que caminar y si no es por una familia que nos dio ride, el camino a casa hubiese tomado más tiempo.

Por lo anterior, la idea de un automóvil empezó a rondar mi mente, sin embargo, caí en cuenta de algo importante ¿Será que el pésimo servicio de transporte que se nos ofrece es lo que promueve la compra al por mayor de unidades de motor?

Para muestra un botón, en Oaxaca, el estado en donde radico, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) existen 892 mil 937 unidades de vehículos para 4 millones 132 mil 148 habitantes, es decir, por cada automóvil corresponden cinco personas. Sin embargo, cabe hacer la aclaración que esta cantidad de automóviles se refiere a vehículos particulares, oficiales, transporte público, camiones y motocicletas.

La interrogante que planteo en párrafos anteriores ha sido desarrollada por el Instituto de Políticas para el Transporte y Desarrollo México, el cual indica que el crecimiento desmedido de la flota vehicular ha sido impulsado por el enfoque de políticas públicas que promueven el uso, adquisición y aprovechamiento del automóvil particular, lo cual estigmatiza el uso de medios de transporte alternativos, como la bicicleta, y reduce la opciones de servicios de transporte a quienes no son dueños de automóviles.

La “vieja confiable” de las decisiones de políticas públicas es “si el estado no puede, que lo haga el mercado”, pero ahora parece que ni siquiera eso. al menos en Oaxaca, con el aumento del 24% del precio del pasaje en la ciudad de Oaxaca de Juárez, el pésimo estado de unidades de transporte, las casi nulas ciclovías y la poca alternativa de transporte entre municipios, pareciera que todo mi entorno me grita “es tiempo de un coche”.

Sin embargo, cuando uno se detiene a ver que de acuerdo con el índice Global Inrix de 2018, Oaxaca fue la ciudad con la velocidad promedio más lenta en el mundo en horas pico, con 5.9 kilómetros por hora, cuando el promedio del resto de ciudades se ubica en 14.4 kilómetros por hora, pongo en duda si un automóvil es la solución. Literalmente la velocidad promedio de este análisis es similar a la de ir caminando.

Hoy solo queda esperar a que las quemaduras que el sol por caminar casi tres horas a la intemperie, sanen y que en algún momento se empiecen a considerar opciones alternas al automóvil, que sean amigables con el medioambiente, que sean justas equitativas y que respondan a un ánimo por mejorar a la sociedad actual.

Sígueme en twitter como @carlosavm_

carlosavme@gmail.com