Ratifica Gobernador del Estado, la alianza legislativa y municipal con el Partido Verde en Oaxaca

El gobernador Salomón Jara Cruz encabezó este día un encuentro de trabajo con legisladores federales y locales, así como con autoridades municipales del Partido Verde Ecologista de México en Oaxaca. Ahí, el Ejecutivo estatal refrendó su compromiso de trabajar codo a codo con las y los representantes populares emanados de este partido, para hacer realidad en Oaxaca los principios y metas de la Cuarta Transformación y del proyecto de gobierno que impulsa el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Encabezados por el Senador Raúl Bolaños Cacho Cué y por el Diputado Federal José Antonio Estefan Gillessen, las y los diputados locales integrantes de la Fracción Parlamentaria del Partido Verde en la LXV Legislatura del Congreso del Estado de Oaxaca manifestaron su respaldo a las iniciativas y propuestas presentadas por el Titular del Ejecutivo ante el Congreso, ya que éstas representan la ruta política y legislativa por la que el pueblo de Oaxaca votó en los comicios del año pasado.

Por su parte, el Mandatario estatal hizo patente el compromiso de trabajar con las y los concejales oaxaqueños emanados del Partido Verde, ya que dijo que sólo con una ruta conjunta de trabajo y esfuerzos podrá cambiarse el panorama desde las propias comunidades. Recalcó la importancia de mantener un diálogo permanente con las autoridades municipales pues dijo que ese es un factor esencial en la construcción de una auténtica gobernabilidad y desarrollo para las comunidades oaxaqueñas.

En el encuentro el Gobernador Jara Cruz reconoció la importancia y solidez de la alianza política con el Partido Verde, y celebró el marco de unidad y acuerdos en el que las autoridades municipales y representantes populares del PVEM trabajan día a día a favor de Oaxaca. Esto garantiza, dijo, un trabajo conjunto perdurable y consistente para lograr la transformación que tanto anhela el pueblo de Oaxaca.

Plagio sin escrúpulos

Carlos R. Aguilar Jiménez

Desde que existen los políticos que es bien sabido mienten para ser populares, cuando obtienen el poder, “inexplicablemente” se enriquecen y todos sabemos que así ha sido, es y será, considerando normal que cada nuevo gobernante al margen de su estipendio, al dejar el cargo tienen riquezas que no corresponden con su sueldo, sin que se les pueda culpar porque casi siempre escamotean bien, siendo difícil demostrar el robo cometido, por lo que después construyen mansiones y vuelven a ocupar cargos públicos, considerándose normal esta situación de hurto, no así el plagio, piratería o engaño académico respecto del perfil profesional del político o funcionario hasta la dizque 4T, que ahora lo considera admisible.

En el mundo de los políticos es bien aceptado ocupen cargos públicos profesionales con título y cedula y lo mismo si no están licenciados o graduados, reconociéndose en todo lo que vale no tener un título profesional, como hay muchos políticos porque con sentido común, entendimiento o razón se puede gobernar o inventar leyes que sean para beneficio común o no, no obstante, lo que es inaceptable  e inadmisible es el robo descarado, contrabando, piratería y especialmente el plagio de obras artísticas o académicas porque existen leyes de derechos de autor, marcas registradas, denominaciones de origen y hasta consejos reguladores, para que nadie imite, remede o copie lo autentico y legítimo, existiendo  sanciones y prisión para quienes roben, copien sin permiso, falsifiquen o plagien, como se ha comprobado con una dizque licenciada y ministra de la Tremenda Corte, quien se fusiló, pirateó, plagió, una tesis profesional, la investigación de otro pasante de licenciatura, quien si realizo la investigación y estudios correspondientes para obtener legal y éticamente su título profesional, no así la supuesta licenciada, quien sin escrúpulos y vergüenza la calcó y plagió, violando todo principio de ética, respeto y conducta legal, y  quien sin vergüenza o pena alguna, sabiéndose defendida por el presidente y sin que los ministros actúen en consecuencia, sigue en su puesto y ni por dignidad o decencia renuncia, configurándose así en ejemplo de extrema corrupción del gobierno e impunidad.

La UNAM deberá invalidar el título y su dizque licenciatura, si no lo hace será ejemplo para universitarios y profesionistas del país, abriendo la posibilidad de titularse en la UNAM pirateando, falseando o plagiando, porque si la rectoría evade su responsabilidad, será cómplice de plagio, encubridora de robo, y por la raza ya no hablará su espíritu.