Inútiles medidas cautelares

Carlos R. Aguilar Jiménez.


Medidas cautelares para dos periodistas oaxaqueños. La defensoría de los Derechos Humanos del pueblo de Oaxaca emitió una medida cautelar en favor del director de la agencia de noticias JM. Jaime Méndez Pérez, por el hostigamiento que ha ejercido en su contra el presidente municipal de San Agustín de las Juntas y, de igual forma, la defensoría condenó el ataque contra el foto reportero José Luis Gerónimo cometido por bestiales integrantes de la CTM y el Sindicato Libertad..

Medidas cautelares, recomendaciones y regaños es todo lo que hace la defensoría de Derechos Humanos, sin que tengan impacto o trascendencia ante los abusos, agresiones, secuestros, bloqueos, crímenes, asaltos y todos los delitos que en Oaxaca se pueden perpetrar sin pena ni castigo, porque desde los agentes de policía y del ministerio público hasta magistrados y jueces, ninguno hace algo por la seguridad de ciudadanos, por defender a víctimas o encarcelar delincuentes y criminales, conformándose simplemente con recomendaciones o medidas cautelares que no sirve para nada, porque si bien a algún funcionario se puede separar del cargo o inhabilitar, a los delincuentes, líderes sindicales, colectivos en resistencia, profes de la gestapo 22 y demás mal vivientes, les tienen sin cuidado y se ríen de las medidas cautelares, se burlan y llegan a desternillar de risa del ombudsman y sus secuaces, porque todos sabemos que su trabajo es defender delincuentes y dejar en desamparo a víctimas, creciendo impunemente la inseguridad, corrupción y crueldad de rateros, asesinos, defraudadores, profes y agremiados a sindicatos mafiosos.

En Oaxaca, nadie está seguro, todos vivimos con incertidumbre, temerosos de asaltos personales o domiciliarios, con miedo de secuestros y temor por asesinatos. Vivimos angustiados por manifestaciones violentas, por irrupción en bancos, empresas o instituciones, porque la policía no sirve, castigando únicamente el 2 por ciento de delitos denunciados y, estos son insignificante proporción de los que no se denuncian, porque que las medidas cautelares o las recomendaciones de derechos inhumanos, no sirve de nada, y únicamente se pierde tiempo y se arriesga la víctima a perder su dignidad ante el trato irrespetuoso, infame burocracia del personas de agencias del MP, sabiendo no harán nada, porque no hay detectives investigadores y, si los hay no tienen equipo, instrumental y menos inteligencias para la deducción, intuición y correlaciones de hechos que se requiere para investigar delitos, porque son burócratas, gente que se dedica a rellenar formatos, hacer preguntas intrascendentes y, lo peor, informar del domicilio de la víctima a gente que en muchos casos trabaja en contubernio con delincuentes, así que si de simples medidas cautelares o intrascendentes condenas se trata, entonces, vaya una condena y medida cautelar a la gente de Derechos Inhumanos que solo sirve para defender delincuentes.

PJE inspecciona incio de operaciones del centro de justicia de Tuxtepec

Se atienden requerimientos derivados del reciente cambio de domicilio de diversos juzgados

Con el objeto de que el personal que labora en el Centro de Justicia “Dr. Víctor Bravo Ahuja”, con sede en Tuxtepec, Oaxaca, desarrolle sus actividades en óptimas condiciones, recientemente directivos del TSJE realizaron una visita de supervisión a dicho complejo, para dar atención a los requerimientos que han surgido derivados del reciente cambio de domicilio, principalmente los enfocados a la distribución de espacios, seguridad y transporte.

Al respecto, el titular de la Dirección de Administración, Contador Público Antonio Díaz Aragón, exhortó al personal que ahí labora para que utilicen estas modernas instalaciones con responsabilidad y cuidado, al mismo tiempo que refrendó el compromiso del Dr. Raúl Bolaños Cacho, titular del Poder Judicial, de optimizar los espacios y recursos que sean necesarios para que estén en condiciones de brindar un servicio de calidad a la ciudadanía oaxaqueña.

Es importante precisar que a partir del día 15 de mayo de 2018, en el Centro de Justicia “Dr. Víctor Bravo Ahuja”, brindan sus servicios el Juzgado de Ejecución de Sanciones, Primero Penal y Juzgado de Control de dicho municipio.

Sevitra contra PRI

Carlos R. Aguilar Jiménez.


En tiempos preelectorales, frente a las delicadas y peligrosas circunstancias políticas que en este sexenio implican las elecciones, sabiendo que la inmensa mayoría de ciudadanos están hartos de la corrupción, enojados por la arbitrariedad y torpeza del gobierno, especialmente del PRI, que en este caso y tiempo gobierna a México y también a Oaxaca, la actitud prepotente y soberbia de  José Guzmán Santos, director de SEVITRA es absolutamente torpe e inadecuada al detener, encarcelar y extorsionar a todos los automovilistas, principalmente a quienes no portan matrículas o placas de circulación del estado, quienes inconformes con la política extorsionadora de anteriores gobiernos estatales, evitando pagar la abusiva tenencia vehicular, obtuvieron sus documentos legalmente en otros estados y con todo su derecho constitucional.

Enojados y molestos en todos los medios de comunicación, principalmente en redes, se hizo evidente y viral la inconformidad por el abuso de la policía vial encabezada por su nefasto director José Guzmán, quien ávido de dinero mal habido, parece que no se diera por enterado que la gente, no únicamente la que tiene automóvil, sino todos, se sienten ofendidos e indignados, cuando en tiempos electorales el gobierno que está a punto de perder todo en las elecciones, debiese ser cauto y atento con sus potenciales electores, quienes ahora, esperando únicamente como se dice popularmente: “la gota que derramó el vaso”, SEVITRA se dedica a extorsionar y molestar pretextando revisión de documentos y condiciones de vehículos, mientras viejos y destartalados autobuses de pasajeros circulan sin placas, sin luces y sin ningún respeto al reglamento de tránsito, de la misma forma que todos los taxis fétidos de pueblo con más de seis pasajeros a bordo; e incluso al mismo gobernador los transportan con placas foráneas y debiendo tenencias, como se evidenció en redes, así que más allá de lo legal que pudieran ser los operativos de vialidad, lo único que están logrando es que, ante el hartazgo de los ciudadanos, pierdan miles de votos que podrían haber sido para el PRI, porque si alguien ha sido molestado en sus bienes o persona por no tener placas locales y ha sido enviado su vehículo al corralón para que sea desvalijado por los que ahí trabajan robando autopartes, miles de votos más perderá el PRI, evidenciándose la torpeza e ineptitud del jefe de SEVITRA, quien en busca de dinero y más dinero, si bien llenará sus bolsillos y cuenta bancaria, el que la hace la paga, y así será, en las elecciones de julio los ciudadanos votarán por quien sea, menos por el PRI y los que hasta hoy en operativos asaltan automovilistas, motociclistas y ciclistas que obtuvieron sus matrículas de circulación en otros estados para evitar la extorsión que desde el siglo pasado se practica cruelmente en Oaxaca, dando razón a quienes afirman que ni un voto más al partido en el gobierno, porque votarán enojados, hartos y descontentos de los abusos y corrupción en todos los sentidos y contextos.

Fábrica de delincuentes

Carlos R. Aguilar Jiménez.


México, como uno de los países clasificado de los más corruptos del mundo, no solo lo es, sino que en consecuencia se está convirtiendo en una fábrica de delincuentes, porque al no haber autoridad que se respete, aplicación de las leyes por jueces, magistrados y policías, quienes trabajan no para hacer justicia, sino en función de intereses políticos, gremiales o al mejor postor, como resultado cualquiera que tenga un poco de dinero de sobra, influencias o no tenga nada que perder, en total impunidad se puede dedicar a delinquir individualmente o ingresar al crimen organizado, porque sabe que jamás nunca será perseguido por la ley enjuiciado, encarcelado o, como sucede en EU  con criminales y delincuentes peligrosos, condenado a muerte.

La realidad de México supera la fantasía y las mentes más desquiciadas porque las fábricas de delincuentes son muchas, están en las casas o cuartuchos paupérrimos de muchas colonias marginales, en departamentos o residencias donde los padres jamás se interesan por sus hijos, donde hay niños y jóvenes con casa pero sin hogar, encontrándose también en las escuelas sometidas por la Gestapo 22 donde todo se vale, no hay reglas, todos hacen lo que quieren, donse se puede robar y no sucede nada, se puede engañar y lo mismo, se puede secuestrar, bloquear calles o carreteras, saquear tiendas o camiones de reparto, y todo entre mentiras, trampas y abusos sin consecuencias, lo que excluye como fábricas de delincuentes a los antros y cantinas, donde a diferencia de las familias que son fábricas de delincuentes, se tiene que pagar por el consumo de bebidas, lo que significa que hay una consecuencia, no así en las calles o el mismo gobierno, donde se puede hacer lo que sea en total impunidad. porque en nuestra vida diaria nos damos cuenta que muchos jóvenes y adultos corrompen fácilmente su conciencia moral y son capaces de todo delito con tal de obtener un beneficio, abandonando escrúpulos, fallandole a amigos, recurriendo a la mentira con tal de salirse con la suya y así lograr lo que quieren, tal y como hace el magisterio de oaxaca, conformado por profes que no les importan los niños aprendan a secuestrar, robar, bloquear y llenarse odio y resentimiento social, en vez de dedicarse al estudio para así llegar a ser gente honesta, adultos sanos y funcionales con conciencia moral incorruptibles, individuos a quienes nadie les puede llegar al precio porque su valores éticos no tienen precio, no así todos esos niños y niñas de la calle que sin tener nada que perder su destino inexorable es ser delincuentes, porque desde siempre saben que en México no hay consecuencias viviendo entre fábricas de delincuentes que trabajan 24 horas del día todos los días del año

Realiza Poder Judicial, jornada de capacitación para alcaldes del Istmo

Se les orientó en cómo actuar en cada rama del Derecho, ya sea penal, civil, familiar o administrativo e incluso como mediador para conciliar

El Poder Judicial del Estado que preside el Magistrado Raúl Bolaños Cacho realizó en Juchitán la Jornada de Capacitación y Asesoría para Alcaldes Municipales del Istmo de Tehuantepec, con la finalidad de que los funcionarios municipales conozcan cómo actuar en cada rama del Derecho, ya sea penal, civil, familiar o administrativo e incluso como mediador para conciliar en algunos casos.

Del 23 al 25 de mayo, en Juchitán, la Escuela Judicial realizó la Jornada de Actualización Regional en el Istmo de Tehuantepec, donde se capacitaron y actualizaron a los abogados e impartidores de justicia en diversos temas del derecho, la cual concluyó con la Capacitación y Asesoría para Alcaldes Municipales del Istmo, en el salón del Hotel Calli.

En este caso, la asesoría fue impartida por el Magistrado Crescencio Martínez Geminiano, decano del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Oaxaca, acompañado por el Licenciado Eduardo Enríquez Martínez, Juez Civil de Tehuantepec.

En ella también se abordaron temas relativos a las facultades, obligación y límite de competencia de los alcaldes, explicando a su vez cada una de las diligencias en las que ellos intervienen como son la de apeo y deslinde, transcendentes para reconocer los límites territoriales que permitan a paz entre los pueblos vecinos.

En esta reunión con autoridades municipales asistieron los alcaldes representantes de los distritos de Matías Romero, Juchitán, Tehuantepec, Salina Cruz y San Carlos Yautepec.

De acuerdo con el Manual del Alcalde diseñado por la Escuela Judicial,  los servidores públicos municipales tienen la obligación de auxiliar a los tribunales, jueces del Estado y la federación, en las actividades necesarias o convenientes para que se imparta debida justicia.

Sin embargo, esta circunstancia impone a las autoridades la obligación de coordinarse, unas entre otras, para lograr la eficacia de su respectivo sistema de justicia, principalmente cuando se trata de pueblos y comunidades indígenas.

Contra placas foráneas

Carlos R. Aguilar Jiménez.


En su afán desquiciado de conseguir todo el dinero posible para llenar sus bolsillos, el director de la Policía Vial, José Guzmán Santos, desde hace días ha instruido a sus sicarios a bordo de patrullas y motocicletas para instalar retenes ilegales donde puedan extorsionar a conductores que porten en sus vehículos placas, matrículas, de otros estados, violando impunemente la ley federal que establece en todo el país se puede circular libremente con placas de cualquier estado, no obstante, para el corrupto José Guzmán Santos, esta ley no importa, porque sin motivo, pretextando sospecha de vehículos robados o cualquier detalle que a juicio insano de los agentes viales sirva para infraccionar, se llevan el automóvil a sus encierros, donde serán desvalijados y además multado el conductor.

Al jefe de vialidad no le importa la movilidad de vehículos, le tiene sin cuidado que los semáforos no funcionan y no estén sincronizados, como los de la carretera internacional a la altura del IMSS; tampoco le importa la doble fila y menos la honestidad y comportamiento de sus esbirros a bordo de patrullas, como el policía vial que recién me detuvo sin motivo alguno excepto porque se trataba de un sedan viejo con placas de Puebla, que afortunadamente toda su documentación está en regla, no obstante, buscando cómo salirse con la suya, el agente pretendió intimidarme argumentando que el coche tenía placas foráneas y yo vivo en Oaxaca, como si eso fuera delito, sin embargo, como no viajaba solo, mi acompañante comenzó a grabar la escena con su teléfono, circunstancia que le obligó a comportarse, cambiando su furia policiaca, por cierta cortesía y así dejarme ir, no obstante, muchos otros conductores no corren la misma suerte y, si son humildes, jóvenes o no tienen algún documento, inevitablemente serán asaltados y despojados de su auto, para luego en viacrucis interminable tratar de rescatarlo previo pago de miles de pesos que irán directamente a la caja fuerte o bolsillo personal de José Guzmán Santos, quien sabiendo que ya le queda poco tiempo en el cargo público que ostenta, le urge hacerse de todo el dinero mal habido que pueda conseguir de los desafortunados conductores con placas foráneas que caigan en poder de sus sicarios, mientras el caos vial aumenta, la doble fila es permanente y la actitud prepotente y grosera de los agente de vialidad es directamente proporcional al cuadrado (quizá al cubo) de su ignorancia, pero así es la ilegalidad y abuso en Oaxaca, no se puede circular libremente con placas de otros estados y, si se hace se arriesga uno a que sea detenido para ser cateado y extorsionado impunemente, y sin que el jefe superior de José Guzmán Santos le reclame y despida por violar la ley descarada y públicamente.