Domingo Santo


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Si bien aún faltan algunos días para el domingo santo, ese día desde hace casi dos mil años ha sido considerado por los cristianos como el Día del Señor, adoptado del Sunday en inglés, día del Sol, porque antes del cristianismo todas las religiones antiguas incluida la nuestra, prehispánica, adoraban al sol como el Dios fundador, el Padre Nuestro que está en el Cielo, el que nos da vida, calor, luz y felicidad, así que para no alterar tradiciones milenarias, se estableció que un día domingo resucitó Jesús de entre los muertos, como debe hacer un Dios.

Los apóstoles en consecuencia consagraron el domingo a la celebración del culto público, y durante siglos el domingo se ha señalado por la asistencia a la iglesia y abstinencia al trabajo, siendo los católicos quienes, en proporción, menos siguen estas normas, comparados con otros credos también cristianos porque asisten como paseo familiar el domingo a misa, no trabajan, pero se permiten diversiones. Antes de la separación de la Iglesia del Estado y las declaraciones de Derechos Humanos hubo leyes que prohibían las diversiones dominicales y, legalmente las autoridades podían sancionar a quienes en domingo no acudieron a la iglesia y pagaran diezmo. No obstante, el tiempo y la libertad han venido a modificar esta práctica arbitraria y únicamente entre los pocos fanáticos religiosos que quedan se sigue practicando rigurosamente el Domingo como Día del Señor, de la misma forma que las normas religiosas de Semana Santa, que obligaban a los católicos a guardar ayuno la semana, abstenerse de comer carne, reír, divertirse y en general disfrutar de la vida y placeres carnales por medio del recogimiento, reflexión y desconsuelo,  porque se debía tratar de sufrir igual que Jesús durante el viacrucis y crucifixión al sacrificarse para salvarnos de nuestros pecados, tradición que afortunadamente ha sido superada razonablemente y hoy se ve arcaica, obsoleta y rancia, porque la mayoría de mexicanos –aún siendo católicos y guadalupanos en extremo–, la Semana Santa la dedicamos a vacacionar, descansar del trabajo y divertirnos, olvidando por unos días las amenazas religiosas de condenas eternas, castigos perpetuos en el Infierno y toda esa sería de fantasías que a nuestros antepasados y abuelos sí intimidaron y restringieron para vivir su existencia en plenitud, tal y como se hará en el transcurso de estos días, en los que, no obstante se realizarán procesiones, misas solemnes, representación del viacrucis y hasta se crucifique a algunas personas y a quienes no defienden los Derechos Humanos, de la tortura que les infringen en Iztapalapa en CDMX o Tlalixtac aquí en Oaxaca, lo cierto es que todo es parte de la diversión y de los atractivos para turistas y paseantes quienes durante semana santa y domingos todo el año, buscan dejar de sufrir o sobrellevar su vida, aunque sepan que: “bienaventurados los que sufren, porque de ellos será el reino de los cielos…” sentencia religiosa absolutamente absurda y desquiciada, porque la vida es para disfrutarla, alegrarse y deleitarse. Punto.     

¡Shazam!: Haciendo justicia al verdadero Capitán Marvel


Ismael Ortiz Romero Cuevas

Todos quienes son seguidores de las historietas, saben que en la década del 40, Whiz Comics inventó un personaje a quien llamó Capitán Marvel, un súper héroe que reunía un sinnúmero de habilidades y súper poderes que lo hacían muy parecido a Superman. De hecho, en aquellos años, Capitán Marvel fue mucho más popular en las viñetas que el mismísimo hombre de acero, hasta que DC compró Whiz Cómics e integró al Capitán Marvel a su universo.

Este súper héroe, reunía la inteligencia de Salomón; la fuerza de Hércules; los conocimientos y entereza de Atlas; los poderes de Zeus; la valentía de Aquiles y la velocidad y rápido vuelo de Mercurio. Así, este súper héroe es prácticamente un titán todopoderoso capaz de vencer a cualquier villano. Sin embargo, Marvel Cómics al registrar el nombre de su editorial, exigió a DC que desapareciera este personaje de sus historietas. En 1968, Marvel gana el nombre, pero DC conserva al personaje a quien solo le cambiaron el nombre, bautizándolo con las iniciales de los personajes de quienes el capitán tenía sus habilidades, dando como resultado: Shazam (Salomón, Hércules; Atlas, Zeus, Aquiles y Mercurio); a pesar de la popularidad que el personaje tuvo en aquellos años, tal parece que DC, lo condenó al olvido hasta algunas apariciones de las películas animadas de la Liga de la Justicia (de la cual es miembro) y algunas series de televisión de los 70’s que no tuvieron tanto éxito.

Este año, los Capitanes Marvel se enfrentaron en taquilla, rebasando en ganancias por mucho, el personaje de Marvel Studios, “Capitana Marvel” interpretado por Brie Larson, a pesar de ser una película excesivamente lenta, enredada, aburrida y con personajes encajados a la fuerza; y eso que nos estaban presentando al personaje más poderoso del MCU. Es obvio también que la taquilla fue muy generosa con “Capitana Marvel”, por ser la antesala de “Avengers: Endgame”, pues ya vimos el zafarrancho que fue la preventa de los boletos. Dos semanas más tarde, llegó a las salas de cine “¡Shazam!”, película del personaje que fue el Capitán Marvel original de la mano de WB y DC; y debemos ser honestos también, nadie tenía confianza en esta película por ser un personaje relegado por la misma editorial y estudio que tiene los derechos. Pero la sorpresa llegó, “¡Shazam!” es una cinta que me asombró en varios sentidos y tiene lo que no tuvo nunca “Capitana Marvel”. “¡Shazam!” es una película llena de sorpresas. De entrada, la química que hay entre los actores principales Zachary Levi (Shazam / Billy Batson); Asher Angel (Billy Batson adolescente) y Jack Dylan Grazer (Freddy Freeman) es tan buena, que una vez más aplaudimos la selección del elenco por esta combinación de talentos que resulta prácticamente perfecta. Otra gran sorpresa ( o al menos para mí), fue saber que esta cinta es dirigida por el cineasta sueco David F. Sandberg, el mismo que dirigió la primer cinta de la muñeca diabólica “Anabelle” y de quien que por cierto, podemos ver en una especie de cameo.

“¡Shazam!” es una cinta que cumple lo que promete. Tiene escenas de acción muy bien logradas, es emotiva, es graciosa, los villanos (al fin) no se ven con un CGI demasiado obvio y las actuaciones son convincentes, naturales y grandiosas. Pienso también que Mark Strong, quien personifica a Thaddeus Sivana el villano de la historia, merece una mención al menos para mí, muy especial. Debo confesar que Strong es un actor a quien considero muy talentoso pero que no ha tenido la oportunidad de poder mostrar sus dotes histriónicos a pesar de haber estado en cintas de gran calidad como “El código enigma”; “Syriana”; “La noche más oscura” y es su segunda incursión para WB-DC, pues interpretó también a Sinestro en la más que mala “Linterna Verde”; la conjunción de su trabajo tanto con Levi como con el elenco de niños también resulta grandiosa, por lo que no me extrañaría que después de “¡Shazam!”, le pueda llegar un personaje en el que pueda demostrar toda su calidad histriónica. ¿Una sorpresa más? Pues sí la hay, vemos a Djimon Hounsou interpretando al gran mago Shazam, al talentoso actor nuevamente lo vemos aparecer en una película de DC al mismo tiempo que en una de Marvel (donde tanto en “Guardianes de la Galaxia” y “Capitana Marvel” interpretó a Korath El Perseguidor), además de que también lo vimos en “Aquaman” como el Rey Fisherman.

Rotten Tomatoes ha calificado a “¡Shazam!” con un 90% de aprobación y certificado de frescura, siendo la segunda cinta mejor apreciada del DCEU, solo debajo de “Mujer Maravilla” que obtuvo 94% de anuencia. Se que no es bueno comparar porque todos tenemos nuestras cintas y súper héroes favoritos; sin embargo, lo que quisieron hacer en cuanto a historia con “Capitana Marvel” no se logra en lo absoluto y sí lo hace “¡Shazam!”. La taquilla sin embargo, fue mucho más benévola con la historia que protagonizó Brie Larson pero por los motivos que expuse al principio, pues la misma Rotten Tomatoes le dio solo el 70% de calificación positiva y los mismos fanáticos de Marvel se quejaron de lo parsimoniosa que resultó. Y pues es obvio, le verdadero Capitán Marvel, vuelve a hacerlo de nuevo y “¡Shazam!” le hace justicia a un personaje olvidado, pero resucitado de una manera espectacular.

Foto de agujero


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Postulados teóricamente hace tres siglos después de la comprensión de las leyes de gravitación universal establecidas por Newton, los Agujeros Negros en realidad no son agujeros, hoyos, túneles, agujeros de gusano o aberturas a otras dimensiones con entrada en nuestro universo y tiempo y salida en otra dimensión en el futuro o pasado, sino que en realidad son objetos, sustancia supermasiva y ultra densa que queda como resultado de la implosión nuclear de estrellas que explotan como supernovas y que al colapsar su núcleo hasta niveles superiores a los neutrónicos, dejan como ultimo residuo de su presencia un objeto, el “agujero negro”, negro porque no emite ningún tipo de luz, que tiene diámetro nulo, adimensional o singularidad donde la masa de una estrella cinco veces o más la del Sol se reduce casi infinitamente al retorcer el espacio tiempo, con tanto poder que ni la luz puede escapar, siendo por eso Negro, así que como la luz no puede salir no se puede fotografiar algo interno, excepto lo de afuera, que ya no es el agujero negro, sino el disco de acreción.

El agujero negro fotografiado que esta semana fue motivo de casi infinita publicidad se ubica en el centro de la galaxia Messier 87 (Charles Messier fue un astrónomo que clasificó astros que se pueden ver con pequeños telescopios) ubicado en perspectiva en Virgo, es 6 mil 500 millones de veces más denso que el Sol y distante 55 millones de años luz fue fotografiado por procesamiento de datos obtenidos por el sistema de telescopios EHT- por sus siglas en inglés- que se traducen como “Telescopio de Horizonte de Sucesos” que incluyen al Gran Telescopio Milimétrico de Puebla México, que opera el INAOE, mediante una técnica de interferometría de gran base, en la que se utilizan algoritmos matemáticos combinando señales de varios telescopios y radiotelescopios instalados alrededor del planeta, creando así un telescopio de visión periférica global, que  luego de casi dos años de trabajo y compilación de datos se obtuvo la célebre imagen del disco de acreción y hueco negro en el centro que es donde está el “astro colapsado” que denominamos agujero y que ahora que tenemos una imagen de su existencia, naturaleza radiación, espectro y otros aspectos, se fortalece una vez más Teoría de la Relatividad, confirmándose la realidad de la curvatura o elasticidad del espacio y relatividad del tiempo.

La fotografía del Agujero Negro, si bien para algunos no tiene mayor significado, es en realidad una de las fotos más importantes de la historia de la ciencia,  porque con esta imagen estamos viendo lo invisible, comprobándose la evolución y dinámica estelar que validará o refutará algunas de las hipótesis de astrofísicos y cosmólogos  entendiendo cada vez mejor el origen y futuro del universo, en el contexto de los últimos datos y conocimientos obtenidos en física subatómica con el uso de los aceleradores de partículas, como el del CERN que encontró la llamada “Partícula de Dios”, siendo este partícula el otro gran descubrimiento o fotografía de principios de este siglo.  

Rescatar centro histórico


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Si bien desde tiempos medievales en Europa y después de la Conquista, en México, los vendedores y comerciantes se emplazaban alrededor de la Plaza de Armas, templo principal o en portales de mercaderes, cuando después se establecían ordenanzas de control respecto de actividades públicas, se determinaba ubicar a los mercaderes en mercados o plazas donde vendedores y compradores realizaban transacciones, buscando siempre los mercaderes salirse de mercados para ubicarse en sitios de mayor afluencia de personas para vender más, desbordando cuando la autoridad lo permitía el lugar dedicado a ventas, tal como sucede en Oaxaca donde como grotesco mercado se ha convertido el Andador Turístico y calles alrededor de los mercados Benito Juárez y 20 de noviembre además del trayecto entre el Mercado de Abasto y Centro Histórico.

En el Centro Histórico está la sede de los poderes espiritual y terrenal, la Catedral y el Edificio de Gobierno y el Zócalo o Plaza de Armas incluida la Alameda, espacios públicos que fueron sitios de convivencia familiar, pero después, no únicamente esta zona, sino prácticamente todo el primer cuadro de la ciudad se transformó en espacio para el modus vivendi de manifestantes políticos, resentidos sociales, vendedores ambulantes, pordioseros y turistas, no así de los habitantes de Oaxaca, de los pobladores de vecindarios, barrios y colonias de la ciudad, quienes ahora optamos por realizar cualquier actividad lejos del Centro Histórico, acudiendo a cafés, restaurantes, comercios, empresas y negocios de la colonia Reforma, Jalatlaco, Xochimilco o incluso las Plazas Comerciales donde se encuentra tranquilidad, relativa seguridad y prácticamente todo lo que antes se buscaba en negocios y comercios del Centro Histórico, porque a excepción de los pueblos que se respetan a si mismos y cuidan su Centro Histórico, los oaxaqueños hemos permitido se ultraje, no obstante sea ahora una zona peatonal donde se asientan también museos prehispánicos y de arte moderno, casas de gran valor histórico donde vivieron personajes ilustres y muchos otros espacios que debieran estar libres a su alrededor de puestos mugrosos y horrendos, como estaba hasta hace una semana el costad del Templo de Santo Domingo, frente al IAGO y que afortunadamente esta administración municipal eliminó de ahí, pero no es suficiente porque toda la calle de Gurrión, Allende, la zona del Pañuelito y hasta el Jardín Labastida, otra vez, se están convirtiendo en horrendo mercad, no obstante la trascendencia cultural, artística, turística, económica y social de esta zona de la ciudad, que debiera ser para caminarla y disfrutar a plenitud sin estorbos de vendedores, sin pordioseros y sin ningún tipo de seguridad, porque si deja uno su vehículo en la calle para caminar por el Centro Histórico es altamente probable que de regreso ya no esté o lo hayan saqueado impunemente los rateros o vendedores ambulantes que han hecho del Centro Histórico su centro de operaciones ilícitas, abusivas y arbitrarias, con el consentimiento del gobierno y los oaxaqueños.   

La despedida de la novia del feeling


Ismael Ortiz Romero Cuevas

Tener 88 años de edad y pensar en una gira de despedida para una carrera extraordinaria, solo puede ser idea de la grandiosa Omara Portuondo, aquella cantante cubana que tuvo sus orígenes interpretando algunas canciones conocidas como “estándares del jazz” al lado nada menos que de otro grande la música: César Portillo de la Luz y con José Antonio Méndez y Frank Emilio Flynn con quienes conformó el primer grupo al que perteneció más o menos a la mitad de la década del 40 y al que llamaron “Loquibamba Swing”.

Después, formó un cuarteto vocal junto a su hermana Haydée, Elena Burke y Moraima Secada, grupo al que llamaron “Las d’Aida” y que grabaron un solo disco para la compañía RCA Víctor. Con este cuarteto que formaron aproximadamente en 1952, Omara  y compañía compartieron escenario con Edith Piaf, Benny Moré, Pedro Vargas, Rita Montaner y fueron teloneras nada menos que de Nat King Cole cuando él se presentó en el legendario cabaret “Copacabana” en la isla de Cuba.

Hablar de la carrera de Omara en realidad nos llevaría un sinfín de letras, de anécdotas y de canciones, sin embargo, siempre se ha mantenido en activo al considerar que la música es parte de su vida y ha sido testigo fiel de acontecimientos musicales, culturales e históricos en todos los ámbitos. Como aquél de 1997, cuando al lado de enormes exponentes del son y más ritmos latinoamericanos, conformaron el grupo llamado “Buenavista Social Club”, en honor a aquél lugar donde muchos de ellos se reunían a cantar y bailar en sus años más gloriosos. En ese, año, el Buenavista (como lo conocimos de cariño) de verdad que enloqueció al mundo, presentándose en con su formación original en Amsterdam y Países Bajos, además de que se filmó un documental que fue nominado al Oscar en 1998. Y aunque la popularidad de muchos de los integrantes de esa formación original (Compay Segundo; Manuel “Puntillita” Licea; Ibrahim Ferrer; Rubén González y Pío Leyva) fue efímera por su pronto deceso, otros se mantuvieron activos hasta hace pocos años como Eliades Ochoa; Manuel “Guajiro” Mirabal; Ry Cooder; Papi Oviedo; Juan de Marcos González y obviamente, Omara, quizá la más popular de todos. Y lo es no porque fuera la voz principal de aquella agrupación que cautivó al planeta entero, sino porque su sentimiento al cantar, convierten cada trozo musical en una pieza llena de arte y sentimiento.

Y cuando, nadie esperábamos ya noticias de la admirada Portuondo por su avanzada edad, esta semana nos ha sorprendido con el anuncio de que hará una gira mundial (sí, de veras mundial) para despedirse ya definitivamente de los escenarios. Una decisión complicada sin lugar a dudas para alguien que considera la música, el jazz, el bolero y el son cubano parte de su vida. Porque ¿quién no ha experimentado sentimientos grandiosos escuchando a la gran diva cubana? A la diva del Buena Vista Social Club y a la intérprete que marcó una época y traspasó la barrera generacional, desde la época dorada del son cubano, boleros, cabaret, centros nocturnos, discos en acetato y discos compactos, hasta la progenie que escucha música en plataformas digitales. Omara Portuondo ha sido pieza fundamental en cualquiera quien se jacte de que le guste la música.

La novia del feeling, anuncia que su gira iniciará el próximo 19 de abril en Los Ángeles, California y tiene conciertos programados en Nueva York, Chicago, Holanda, Hungría, Singapur, Corea del Sur, Canadá y Francia, entre otros países, en algunos de los cuales se presentará por última vez. Para el mes de noviembre, tiene previstas actuaciones en América del Sur en escenarios de Argentina, Chile y Uruguay. La gira se extenderá además, hasta el año 2020, cuando la gran Omara esté a punto de llegar a los 90 años. Su repertorio estará conformado por canciones clásicas que ha interpretado a lo largo de más de 70 años de carrera, incluyendo los que cantó con Buena Vista Social Club. Con más de 30 discos en su haber y muchas colaboraciones grandiosas y casi históricas, el espectáculo llevará por nombre “Omara es Cuba” y se dice, tendrá una duración de más de dos horas.

Por todo lo que representa y por los años que vio pasar y que ella hizo suyos con su música, su canto y su sentimiento, no nos queda más que ofrecer un aplauso de pie esperando ser testigos del histórico adiós de una de las cantantes más queridas y legendarias de la música en español. De la gran Omara Portuondo.

Cambio de tiempo


Carlos R. Aguilar Jiménez.

El calendario y horario que utilizamos no es natural y menos de Dios como algunos señalan pretendiendo que la forma que tenemos de medir el tiempo es real, cuando en realidad el tiempo es relativo, por lo que toda forma de cronometrar y medir el transcurso de acontecimientos, que es lo que llamamos tiempo, en realidad es convencional, pactado y ajustado a la necesidad que tenemos para convivir en función de días, horas o interregnos sin que nada sea natural, excepto si decimos AM o PM, a la puesta de sol, al amanecer, al mediodía o la próxima luna, ajustando así nuestras citas a ciclos solares o lunares para estar siempre a tiempo y ser puntuales, condición de respeto al tiempo de los demás que no aplica para muchos mexicanos, quienes se guían por: “Al ratito, nos vemos luego, un día de estos o hasta pronto”, sin definir nunca un día u hora con exactitud..

Termina el horario” natural” y comienza el de verano, adelantando los relojes una hora para que así los países ubicados al norte del Trópico de Cáncer donde durante el verano dura mucho la iluminación solar, aprovechen al máximo la luz del día, por lo que les viene bien adelantar sus relojes una hora, no así a quienes vivimos en latitudes intertropicales donde los días y noches duran casi lo mismo, por lo que el beneficio es limitado, aunque fundamental en un mundo globalizado para estar al mismo tiempo, a la hora, con los países del resto del mundo, principalmente con los dominantes económicamente para coincidir y estar sincronizados con movimientos bursátiles, vuelos internacionales y la dinámica del Tiempo Universal Coordinado (UTC), que establece 24 usos horarios a partir de Greenwich y al que México por el Decreto de la Hora se integró en 1924.

Inicia el horario de verano y aunque el Sol se siga moviendo igual, la noche iniciará a las 20 horas y el amanecer comenzará después, cambiando el ciclo circadiano de la gente que debe levantarse temprano adaptándose gradualmente el organismo al nuevo tiempo sin mayor problema, excepto el del artificio del gobierno que dice el Horario de Verano es para ahorra electricidad, argumento que luego de casi 20 años viviendo con el reloj adelantado una hora, hemos comprobado no es cierto, porque el costo por uso de electricidad es mayor cada año, por lo que el gobierno de la 4T que dice es de transparencia y honestidad, debiera decir a los mexicanos que basta de farsas y que el Horario de Verano es un acuerdo internacional de países integrados en la ONU, Organización Internacional del Comercio y demás instituciones relacionadas con finanzas mundiales para estar todos sincronizados y a la hora en función de cada uso horario y así realizar ajustes de bolsa, movimientos bursátiles y negocios a la misma hora y, si bien los profes, algunas aldeas y los que dicen el horario es natural no se adaptan ni lo aceptan, esto aplica solo entre ellos, no en aeropuertos, bancos, empresas y todo lugar donde se requiere puntualidad, sincronización y exactitud en el tiempo, no al ratito. mañana o un momento, períodos que nadie sabe cuanto duran…