Día del magisterio oaxaqueño

Carlos R. Aguilar Jiménez


La mejor prueba de que todo se puede corromper, principalmente en países con alto grado de impunidad y corrupción, es el magisterio oaxaqueño, porque de noble profesión y digno desempeño docente, que lleva a frases de agradecimiento como: “Al maestro, con Cariño” y en su día toda la población hasta mediados del siglo pasado se entregaba con aprecio, devoción y agradecimientos a profesores, maestros y catedráticos, hoy las circunstancias son distintas, porque a diferencia de los maestros de antes y los catedráticos o maestros de escuelas privadas, los profes adheridos a la Gestapo 22 del magisterio oaxaqueño, como gremio son repudiados y rechazados por la sociedad.

Marchas de protesta, bloqueos de calles y carreteras, secuestro de casetas de peaje y tiendas departamentales, colapso de la economía estatal, cierre de empresas transnacionales, ausencia de franquicias, el nivel más pobre en educación escolar a nivel nacional y muchos otros perjuicios  generados durante más de 30 años, una generación, son causa y consecuencia de que hoy esté tan desprestigiada la profesión de profe y, que con reservas o hipocresía, todavía algunos padres de familia tengan cierta consideración a los profes, antes ejemplo de conducta ética y respeto.

Ha transcurrido una generación y siguen, esperanzados ahora en que después de este año, dependiendo del triunfo electoral de quien les ha prometido revocar la Reforma Educativa, a partir del año próximo les regrese el IEEEPO y el dinero y control que tuvieron hasta 2012 cuando la SEP comenzó a quitarles privilegios que corresponden al gobierno que paga sus sueldos, aunque no cumplieran su obligación docente, así que hoy día de maestro, debemos hacer un reconocimiento especial a todos los profesores de escuelas privadas, licenciados, maestros y doctores que se han convertido en maestros enseñando eficazmente a sus alumnos, y a la vez una condena o reclamo a los miles de profes que se han dedicado a hundir a los niños pobres en el nivel más bajo de instrucción escolar, porque si bien hay maestros que cumplen, lo cierto es que el gremio magisterial de la SS22 está desprestigiado y será difícil se reivindiquen con la sociedad, puesto que hoy será otro día de protestas, marchas, rencor y polarización social, por lo que este 15 de mayo no es un día que se espera con emoción y gratitud, sino con miedo, reservas e intranquilidad en que más vale no salir  por la amenaza de quedar bloqueado, secuestrado o en medio de una manifestación violenta luego que la ilusión magisterial de volver a ser amos y señores de la instrucción escolar, parece será real a partir de 2019 con todas las consecuencias funestas que representa para los escolares más pobres, porque los demás, alumnos que aprenden e instruyen con verdaderos maestros, serán los futuros profesionistas exitosos y triunfadores; los demás, quién sabe, quizá serán expertos en barricadas y terrorismo magisterial.