Una realidad «Conecta2» CMT

Rodeo, Durango, fue el primer municipio en recibir 80% de subsidio en conectividad.

Carlos Villalobos 

El municipio de Rodeo, en Durango, ha hecho historia al ser el primer municipio de la República Mexicana en recibir el Programa de Aportación Solidaria para la Conectividad y Tecnología CMT, con lo cual atiende la necesidad de sus habitantes de poder acceder a internet para poder realizar actividades primordiales, como lo son la actividad comercial y recibir educación en línea.

Congregación Mariana Trinitaria, en conjunto con autoridades municipales, ha dejado en claro que, para fomentar de forma efectiva el incremento de indicadores de bienestar, sólo hacen falta acciones. Hoy, con el arranque del programa “Conecta2”, se da una gran muestra de ello.

En esta primera etapa, el municipio distribuirá los primeros 500 chips con servicios de telefonía móvil subsidiada hasta por el 80%, con servicios como llamadas ilimitadas o una navegación de hasta 40 gigabytes mensuales, lo que representaría el consumo promedio de una familia mexicana.

Todas y todos los beneficiarios sólo tendrían que ponerse en contacto con las autoridades del municipio y cumplir con los procesos y la documentación requerida para poder tener acceso a dicho programa.

Para el caso de Rodeo, la invitación es abierta a las y los pobladores del municipio, derivado de las distintas gestiones realizadas entre ambos actores, todo esto en aras de promover el desarrollo y mejoramiento de las condiciones de vida de esa localidad duranguense.

“Conecta2” continúa en activo en toda la República Mexicana, por ello, Congregación Mariana Trinitaria continua su labor en el combate a la desigualdad derivada de la brecha digital.

Más megas, menos días. Así la navegación en los teléfonos de acuerdo con el IFT

Carlos Villalobos 

Aunque quienes prestan el servicio de telefonía móvil han activado “mayores y mejores servicios” con cada recarga de saldo, una realidad es que los días que dura dicho saldo han disminuido considerablemente, al menos estos últimos cinco años.

De acuerdo con el Reporte de Evolución de planes y tarifas de servicios de Telecomunicaciones Móviles 2016 – 2021, elaborado por el Instituto Federal de Telecomunicaciones, el documento se realizó con información de planes y tarifas que concesionarios y Operadores Móviles Virtuales ofrecen.

En el ámbito de los incrementos de las prestaciones luego de realizar una recarga, los incrementos en los megas para usar han sido elevados, ya que los planes de uso han aumentado en alrededor de 103% y 442%. 

Quienes utilizan recargas de 50 pesos han sido mayormente beneficiados ya que entre 2016 y 2021 la bolsa de megabytes disponibles para su uso se ha incrementado considerablemente, en contraste con el resto de los consumos de acuerdo con la publicación realizada por el IFT.

A pesar de todo, el problema viene con las vigencias.

Si tu no consumes entre 150 y 300 pesos en tu paquete de telefonía móvil, donde a partir de este sector incrementan, muy probablemente los días que es valida tu recarga han disminuido.

La relación entre días que funcionan y el monto de las recargas que se realizan ha disminuido en casi con 60 por ciento, teniendo por ejemplo el promedio de duración que tenían las recargas de 20 pesos, en donde pasaron de durar seis días a dos.

Twitter: 

@carlosavm_

La inversión pública y social no es fondo perdido, es desarrollo y bienestar

Carlos Villalobos

Cuando se emprende la implementación de Inversión Pública y Social, normalmente se ha relacionado con fondos que son perdidos y que no reflejan beneficios (económicos y sociales) en el corto plazo, de ahí que, poco a poco, se haya minimizado su importancia en el imaginario público; sin embargo, este enfoque está lejos de ser exacto.

 Sin infraestructura y sin servicios que obedezcan a necesidades sociales, el avance en los niveles de bienestar será paulatinamente minados y, el combate en el rezago de pobreza y de las carencias será cada vez más lento. Por ello la importancia de que este impulso continúe sumado a la transparencia, no sólo dotando de gobernabilidad y esperanza a las familias que más lo necesitan, el conjunto empodera y genera certidumbre ciudadana.

 La pandemia derivada por la COVID-19, en la que aún nos vemos inmersos, sólo develó la necesidad de generar mayores y mejores círculos virtuosos; en donde gobierno, organismos de la sociedad civil y ciudadanía en general convivan y trabajen de la mano en esquemas de participación, como lo es la Inversión Pública y Social.

Las carencias y la pobreza, sin duda, son un gran enemigo por vencer, pero la decisión de crear puentes de colaboración entre entes de gobierno y organizaciones de la sociedad civil será el impulso que se necesita para resolver esta complicada ecuación.

 Congregación Mariana Trinitaria (CMT), ha emprendido la creación de un esquema de Inversión Pública y Social (IPS) para maximizar los resultados que se están promoviendo en los tres órdenes de gobierno, pugnando siempre por el cierre de la brecha de desigualdades a la que se enfrenta el país día con día.

 A través de esta vertiente de acción, lo que se busca es promover el desarrollo, la infraestructura básica y el bienestar, mediante la colaboración para promover tres ejes principales: la productividad, la salud y la educación. Poniendo como ejemplo los caminos rurales, a través de la implementación de la vertiente de Inversión Pública y Social en los caminos rurales se estaría conectando a localidades alejadas con los principales centros urbanos, promoviendo el acceso a bienes y servicios, como lo es el acceso a la salud y otros más.

 Sigue siendo vital que se continúen promoviendo espacios de coordinación conjunta, en donde, tanto gobierno como sociedad civil, promuevan la Inversión Pública y Social con el fin de suscitar el cierre de las distintas brechas de desigualdad que continúan lastimando a nuestro país; de esta manera se garantiza que todas y todos recibamos el país que nos merecemos.

Catalina Mendoza Arredondo y el legado fundado para el bienestar integrativo

Carlos Villalobos

En un mundo en donde servir al prójimo ha pasado a segundo plano, apabullado por el interés personal y el éxito en lo inmediato, el recuerdo y el legado de Catalina Mendoza Arredondo es el fiel ejemplo que se puede servir y atender a quienes más lo necesitan, trabajando en equipo, teniendo la templanza como valor fundamental para la mejora del contexto de todas y todos.

Catalina Mendoza, quien en vida fuese enfermera y pilar fundamental en la materialización del sueño “Congregación Mariana Trinitaria” (por sus siglas CMT), en su momento edificó la estructura necesaria para demostrar que para ayudar sólo se necesita disposición y atender palmo a palmo las necesidades sociales que se tienen, en sus propias palabras a propósito de CMT en alguna ocasión mencionó lo siguiente:

 “Hemos recogido las necesidades en las palabras de cada uno de los que hemos escuchado. Hemos recogido las lágrimas de cada uno de ellos y, grano a grano, hemos formado montañas, y con las lágrimas hemos hecho enormes cascadas con la que hemos podido regar campos para alimentar el espíritu»

 La presidenta eterna de CMT comprendió que fuera de discursos y aspavientos, sólo con acciones, las carencias de la gente se podrían atender a partir del entendimiento de estas.

 Con el equilibrio justo entre templanza y ternura, logró cimbrar a presidentes, gobernadores, legisladores, empresarios y líderes de opinión; quienes con gusto aceptaron sumarse a su gran sueño en marcha, el mejoramiento del bienestar para las familias mexicanas.

A 3 años de su partida, Catalina Mendoza, sigue siendo recordada por su destacada labor en el mundo académico, social, el buen trato a todas y a todos; pero, sobre todo, la gran familia que logró formar a su alrededor.

Para clases presenciales, indispensable contar con escuelas dignas

Carlos Villalobos

Aunque el regreso a las aulas es un hecho, el fantasma de un modelo híbrido (el cual plantea actividades presenciales y en entornos digitales) sigue vigente. Ante este panorama, las escuelas mexicanas tendrán una labor titánica para continuar con el trabajo de formación de estudiantes alrededor del país.

La importancia de contar con escuelas dignas, con una pandemia encima, hoy se vuelve el motor que tendría que mover a autoridades de los tres órdenes de gobierno, ya que el estado de aulas y los entornos de aprendizaje determinarán el futuro de todas y todos aquellos que continúan sus estudios a pesar del actual ambiente. Cabe recordar que tan sólo en el primer año de la pandemia, al menos 5.2 millones de estudiantes abandonaron las aulas en México.

El mejoramiento de la infraestructura educativa, además, promoverá que las y los docentes cuenten con un impulso extra para brindar más y mejores clases, creando un círculo virtuoso en donde el objetivo a cumplir será siempre el bienestar.

En la práctica, de acuerdo con el “Research on the Impact of School Facilities on Students and Teachers”, se ha comprobado que la mejora de instalaciones impulsa considerablemente el rendimiento de quienes acuden a la escuela, esto en un marco en donde se atiendan necesidades contextualizadas y que aborden las problemáticas que cada una de las escuelas padecen.

Por ello, Congregación Mariana Trinitaria (CMT), a través de su Ecosistema de Bienestar, brinda subsidios para el mejoramiento de infraestructura educativa, para que alumnas, alumnos, personal docente y administrativo eleven las condiciones de su contexto y mejoren los resultados que se obtienen día con día.

Aunado a que no se ha dominado la pandemia y que el modelo híbrido de educación continúa latente, CMT también pone a disposición de autoridades educativas el Programa de Tecnología y Conectividad, para que “llueve, truene o relampaguee” la educación no se vea afectada y esta sea el impulso que se necesita para el mejoramiento de todas nuestras comunidades.  

La inversión pública y social, como motor de bienestar: CMT

Carlos Villalobos

Aunque históricamente el gobierno ha fungido como el principal inversor en el bienestar, las constantes crisis económicas y el aumento de demanda en servicios públicos, como: infraestructura carretera o infraestructura de salud (a propósito de la pandemia en la que nos hemos visto inmersos), ha provocado que nuevos actores coadyuven en la mejora de las condiciones de todas y todos.

 Para fines prácticos podemos acudir a la definición de inversión que propone México ¿Cómo vamos?…  “Inversión es la suma de recursos que se utilizan para adquirir capital fijo con el fin de aumentar producción y/o productividad”, con ello tenemos que lo que se busca es mejorar el entorno y así generar mayores resultados, provocando la mejora de las condiciones de vida de una forma generalizada.

 Por tanto, si se crean condiciones para que la economía crezca, se pueden generar empleos y fuentes de ingresos que, impulsados en un entorno de competitividad económica justa y ética, fomentan proyectos que son rentables para la población.

 Ante esta encrucijada, en donde el Estado se ha visto rebasado por la cantidad de demanda de servicios, la labor de organizaciones de la sociedad civil, como Congregación Mariana Trinitaria (CMT), ayuda a impulsar el bienestar para todas y todos aquellos que lo necesiten.

 De esta forma, a través su vertiente de Inversión Pública y Social (IPS) se fomenta la colaboración de la ciudadanía con el gobierno para hacer más acciones públicas sin tener que hacer ajustes presupuestales. Así, las comunidades puedan tener mejores condiciones y así acelerar el desarrollo social y continuar con el permanente combate a la pobreza.

 Todo esto se realiza mediante un proceso de coinversión, en donde a través de donativos se generan mayores y mejores acciones sociales, así como la ampliación de metas presupuestadas.

 De esta manera se cumple que, actores públicos, sociales y privados puedan colaborar de la mano. Por su parte, CMT, a través de la IPS, otorga donativos del 10 al 30% adicionales al total del proyecto presupuestado, garantizando de esta forma impactar a una cantidad mayor de personas y comunidades, con el mismo presupuesto.