Acaparan vacunas


Carlos R. Aguilar Jiménez.

‘Diez de los países más desarrollados del mundo están acaparando vacunas mientras casi cien no tienen ni una’, dijo el presidente hace días al calificar como un florero a la Organización de las Naciones Unidades (ONU), que dijo, no sirve para nada porque no influye para que las naciones más pobres tengan vacunas para su población porque, ––según su ideología comunistoide––, son acaparadas por los ricos,  pero exactamente hace lo mismo el gobierno federal que maneja la distribución de vacunas exclusivamente para CDMX y Estado de México, porque a diario se ve en los noticieros que vacunan adultos mayores en Ecatepec, Neza, Iztapalapa y demás alcaldías del valle de México, mientras en Oaxaca de Juárez y demás estados y municipios del país no llega ninguna vacuna, vacunando además exclusivamente en la capital del país a quienes hagan fila y esperen hasta 12 horas, resultando así que para nada sirvió el registro que se hizo en internet donde se decía darían cita para recibir la vacuna.

Acaparar es cuando se tiene completo un esquema y cumplido primero con requisitos de abasto y después no se proporciona, provee o vende el producto en tema de acaparamiento, como se puede hacer con el agua, combustibles, alimentos, medicamentos o vacunas en tiempos de escasez, pero únicamente después que los fabricantes o productores satisficieron sus necesidades, lo que significa que primero le doy a mis familiares, amigos, compatriotas y después a los demás, en el caso de la vacuna contra el covid, a los países que nunca se interesaron en formar investigadores biomédicos, inventar y desarrollar equipos e instrumentos para la investigación médica, que nunca gastaron un peso para cooperar con los trabajos que realizaban los países que inventaron la vacuna, que jamás se interesaron en apoyar la ciencia de su propio país, desmantelando sistemas de salud pública y eliminando subsidios a instituciones culturales y científicas, sustentando el argumento que descalifica a la ONU, institución noble y respetable, y la califica como florero dentro de la mentalidad e ideología del comunismo, que exige se expropien sus bienes a los capitalistas o neoliberales, antes burgueses y explotadores, para que se les de a los pobres. Primero los pobres dice el gobierno, porque son la inmensa mayoría de mexicanos que probablemente votaran por el partido oficial para que continúe otros tres años la autocracia federal donde los levanta dedos de Morena, ni una coma o tilde cambian a las ocurrencias decimonónicas del presidente, que en su dinámica descalificadora de todo lo que se hizo en el pasado, bien o mal, ahora le toco turno a la ONU-FLORERO, quizá después a la Cruz Roja o bomberos, porque presidencia siempre tendrá otros datos, que no corresponden con el INEGI, la Fiscalía de la Nación y los informes de datos que proporcionan las ONG y grupos o periodistas que aún no han sido sometidos por el gobierno como Chumel Torres, Brozo y los que califica el gobierno como adversarios, conservadores, barriles sin fondo, anillo al dedo o floreros.       

La existencia de Dios


Carlos R. Aguilar Jiménez.

El fallecimiento o enfermedad grave de algún familiar o amigo no es motivo para negar la existencia de Dios, señalo en su sermón dominical desde la Catedral de Oaxaca el arzobispo Pedro Vázquez Villalobos. “No pongan en duda la existencia de Dios, porque llenaran de maldad su corazón. La maldad no está en Dios, se anida en el corazón del hombre” llamando el arzobispo a creer en Dios y a reafirmar la fe de sus devotos, porque dijo que Dios es amoroso, misericordioso y creó a todos para vivir un día con El en la eternidad, convocando a los católicos a no desaprovechar las oportunidades para llenarse de gracia y santificarse en esta cuaresma.

Vivimos una pandemia que en México ha matado a casi 200 mil personas, la mayoría devotos católicos quienes seguramente cuando se enteraron de su contagio de Covid han de haber implorado a Dios les sanara y suplicaron no murieran, sin que hayan servido para nada las plegarias, oraciones y rezos, sufriendo y muriendo finalmente luego de semanas de angustia antes de hospitalizarse y mientras se encontraban en tratamiento, de la misma forma que los familiares que no podían consolar o despedirse, porque los únicos que `pueden hacer algo y salvar a los enfermos son los médicos por medio de respiradores y procedimientos científicos que inventaron la vacuna y los conocimientos de especialistas que utilizan la ciencia y su filosofía como método que fue condenado por herejía o sacrilegio por la Iglesia Cristiana, excomulgando, torturando, desterrando o quemando a los libre pensadores que calificaba herejes, además de prohibir con el “Index Librorum Prohibitorum”, libros de ciencia que según contradecían a la Biblia o quemando mujeres que decían era brujas, porque la Iglesia Católica es un inmenso negocio transnacional con sede en el Vaticano, que desde que inventó la promesa de vida eterna en el habitáculo de Dios y sus elegidos, se ha dedicado a promover la existencia de Dios, evitando los creyentes cuestionen su proceder, argumentando que nadie puede conocer sus insondables misterios ni existencia sobrenatural, circunstancia y existencia de Dios que ahora muchos creyentes han puesto en duda al morir injusta o indebidamente sus amigos o familiares, porque no se entiende que si Dios es amoroso, misericordioso y bueno, permita que niños inocentes, jóvenes prometedores, adultos mayores honestos y en general gente buena y trabajadora muera o sufra por Covid, dado que si Dios es omnímodo y Todopoderoso, por qué no obra un milagro o prodigio y elimina la enfermedad y, ¿por qué consiente muera gente que cree en El y se comporta según sus mandamientos?. Exista Dios o no, eso no lo sé, lo que si sabemos es que no hace nada por eliminar la enfermedad, cuando podría decir: ¡Desaparezcan virus! Y ya está.  Quienes están sanos y sin problemas seguirán creyendo en su Dios, pero los que deducen es injusta e indebida la muerte de familiares o amigos, seguramente dudaran de su fe y es probable que ahora confíen más en la ciencia y se vacunen, porque saben que ni el agua bendita ni los rezos funcionan contra los virus o el cáncer.

Amartizaje exitoso


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Después de 7 meses desde su lanzamiento en Cabo Kennedy el 30 de julio del año pasado, y luego de recorrer casi 500 millones de kilómetros, este jueves 18 de febrero amartizo o aterrizo en Marte el robot Rover Perseverance de los E.E.U.U., construido y lanzado por la NASA, con la misión de recoger rocas y “tierra” (debe decirse recoger marte) y que debido a la sofisticación y avance tecnológico de los instrumentos y aparatos que lleva el robot podría por fin saberse si alguna vez existió vida en el planeta rojo o, si aún existe algún tipo de organismo marciano, porque al margen de lo que creen devotos religiosos según dicen sus obsoletos libros sagrados respecto de conceptos científicos, lo que hoy sabemos es que la vida no es el resultado de un soplo o capricho divino, sino la expresión máxima de las leyes de la naturaleza, que por procesos químicos, bioquímicos, genéticos y biológicos sujetos a evolución darwiniana de selección natural, la vida surge natural no divinamente, así que, si en la Tierra se dieron las condiciones para que naciera la vida, también podría haber surgido en Marte, donde está a la espera que los terrícolas la encuentren y reconozcan.

Desde las naves Mariner, Viking, Surveyor y otros robots que se han enviado a Marte, la pregunta que más inquieta, interesa y quieren responder los científicos, es si somos los únicos seres vivos e inteligentes en el universo o si hay extraterrestres. En principio ya descubrimos que existen miles de exoplanetas y de ellos muchos tienen condiciones que los convierten en posibles mundos donde podría haber vida, siendo más probable únicamente haya microbios, alguna forma de insectos o quien sabe qué clase de bichos, como estuvo la Tierra durante casi 3 mil 500 millones de años, hasta que apareció por evolución nuestra especie, los humanos, Homo Sapiens,  hace 500 mil años, esos seres que piensan y con su gran cerebro e intelecto superior consiguen enviar naves al especio exterior y robots con inteligencia artificial para buscar vida en Marte, mientras en la Tierra, en un fragmento del continente americano que se conoce como México, al margen de todo avance científico y tecnológico, ajenos a la investigación biomédica, bioquímica o farmacéutica, exigimos gimoteando a los países desarrollados nos vendan sus vacunas en equidad, aunque no hayamos apoyado en nada ni invertido un peso en la investigación, y mientras descaradamente se postula como gobernador un violador, estamos en contra de  energías limpias, nos quedamos sin electricidad aunque digamos a Texas: “Houston, tenemos un problema”, y no únicamente uno, sino miles de dificultades más las que se acumulen, porque somos un país del tercer mundo donde el gobierno disminuyo el apoyo a la ciencia al 02 por ciento, mientras en países donde si importa la ciencia es casi 5 por ciento, pero así somos y por eso que bueno que como México no hay dos, si no pobre planeta Tierra y después pobre Marte. 

¿Justicia social en México?


Nematini Vladimir Acevedo Silva

Hoy se conmemora el Día Mundial de la Justicia Social, fecha establecida así por la Organización de las Naciones Unidas el 26 de noviembre del 2007 que tiene como objetivo, recordar a los diferentes gobiernos del mundo, la importancia de establecer rutas de acción que permitan enfrentar aquellas inequidades que dan origen a las injusticias sociales. 

En el caso de México, se puede encontrar que desde la Constitución de 1917 se buscó otorgar equidad de derechos y propiciar las herramientas necesarias para proporcionarles aquella justicia social a las personas y sectores que por décadas habían sido violentadas. Constitución que fue construida precisamente por los olvidados.

Por sexenios, la justicia social solo ha sido utilizada por todas las administraciones, ya sea federales, estatales y municipales, como un discurso hueco y sin sentido. Es decir, tan solo ha servido para justificar la creación de programas sociales que tienen un fin meramente clientelar. Aquí la justicia social no existe.

Administraciones han pasado y cada una de estas han justificado su esfuerzo por combatir la desigualdad, pobreza, desigualdad y exclusión. Presentan un sinfín de resultados obtenidos gracias a sus programas sociales, pero que, a la larga no tienden a generar a un progreso real en la ciudadanía. 

Se olvidan que lo realmente importante es el crear políticas públicas que puedan instaurar de manera real, la justicia social que tantas y tantos mexicanos ansiamos.

Y es que se ve aún muy lejos que, la conmemoración de una fecha tan importante, pueda generar una conciencia real hacia nuestros gobernantes y representantes. Si no fuese así, no se estarían dando movimientos tan importantes como el feminista. 

Pero también a la par, persiste el reclamo de los grupos indígenas y afromexicanos, colectivos LGBTQI y personas con discapacidad, los cuales, gracias a su persistencia y trabajo ciudadano, han logrado obtener pequeños triunfos que han servido para construir aquella justicia social, la cual se les ha negado categóricamente.

La justicia social es un tema que debe estar incluida en la agenda pública y ser excluida del discurso político.

Efectivamente, México tiene un largo camino para propiciar y otorgar lo necesario a aquellos grupos vulnerables, lo que por tiempo años y décadas no se les ha otorgado. Pero también es indispensable que el mismo estado ya no continúe siendo omiso. 

Ya que, de continuar así, la nación se los demandará.

@NemasVA

Queja ante la ONU


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Ante el pleno de embajadores acreditados en el Consejo de Seguridad de la ONU el canciller Marcelo Ebrard se quejó lastimero y populista, reclamando equidad en la distribución de vacunas, soslayando el hecho que las naciones que inventaron la vacuna, como debe ser en todos los casos, primero las fabricaran y utilizarán con su población, la que con sus impuestos apoya la investigación científica de sus respectivas naciones y donde sus gobiernos impulsan a las empresas farmacéuticas y de otros giros industriales para que fabriquen productos innovadores, útiles y necesarios que primero usen en sus países y luego exporten, incrementando el PIB de su país y calidad de vida de sus habitantes, no así en México donde se queja Marcelo y lo primero que hizo la 4t  fue recortar el presupuesto al CONACyT argumentando era un barril sin fondo, aportando únicamente un miserable 0.2 por ciento del presupuesto nacional para la investigación científica y tecnológica.

Marcelo fiel a la política de gimoteo nacional alineándose con la ideología de su partido, exige a la ONU no haya acaparamiento de vacunas y se repartan equitativamente entre países pobres; como México, donde ninguno de sus habitantes ni gobernantes hizo absolutamente nada para que la vacuna se creará y ahora utilice, primero obviamente con los ciudadanos de países que la inventaron, exigiendo populistamente que nos vendan sus vacunas como si tuviéramos derecho o fueran patrimonio de la humanidad, siendo que en realidad son vacunas fabricadas por farmacéuticas privadas, por financieros que arriesgaron su capital para inventarla, teniendo derechos de autor, patentes y propiedad intelectual Las vacunas tiene dueño y esperan recuperar sus millonarias inversiones, pero obviamente vacunando primero a sus compatriotas, de la misma forma que si yo invierto en la fabricación de algún producto que luego quiera vender, que bien podría ser un alimento, medicamento o vacuna, pidiendo préstamos, hipotecas y hasta vendiendo mi camisa para lograr el éxito de mi empresa o negocio y, cuando ya esté todo listo, se acercan mis vecinos o conocidos a exigirme les done o venda en equidad lo que primero distribuiré entre mi familia, mis amigos y quien yo prefiera, en esta caso para salvarles la vida vacunándolos, no donde me exijan gimoteando (como Marcelo), quienes nunca me ayudaron o prestaron un peso para el desarrollo de mi producto o vacuna, argumentando por humanidad les debo vender en equidad. Primero mi población y después los demás, primero los míos y luego el resto del mundo “Y hago este llamado a los países para evitar el acaparamiento” dijo Marcelo. Acaparamiento sería que luego que los países inventores vacunaran a toda su población, después la vendieran con restricciones, pero no es el caso, no mientras esos países aún no vacunen a todos sus compatriotas. Amigos y nada más, el resto, la jungla… ‘que gimotea o exige sin tener derecho’, cantaba Alberto Cortez. 

Amapola por agave


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Violentos, agresivos y armados con herramientas de labranza y palos una vez más delincuentes campesinos del estado de Guerrero se enfrentaron contra un pelotón del ejército para impedir que los soldados cumpliendo órdenes destruyeran sus sembradíos de amapola, planta de la que la delincuencia organizada en sus laboratorios clandestinos ubicados en recónditos lugares de las montañas produce opio y heroína, drogas de muy alto valor en el mercado europeo y estadounidense dado que un kilogramo de goma de opio se cotiza entre 10 y 20 mil pesos, por lo que sin importar consecuencias luego del enfrentamiento, los militares cumpliendo órdenes presidenciales que determinan mejor abrazos que balazos, sin destruir las plantas ni detener a ninguno de los delincuentes se retiraron humillados. Y se diga o no lo hacen por necesidad, cualquiera que viola la ley y comete un delito, así sea por necesidad o hambre es una infracción tipificada por la ley y, si bien con el beneficio de la duda se puede justificar que siembren amapola o mariguana, ética o moralmente se puede entender, pero no jurídica o legalmente. 

Respecto del enfrentamiento de campesinos con el ejército el presidente estableció que los pobres campesinos del pueblo bueno de Guerrero lo hacen por necesidad y que en lugar de condenarlos como delincuentes o malhechores porque siembran cultivos prohibidos por la ley, “Hay que ayudarlos, apoyarlos con opciones que les enviara por medio del programa Sembrando Vida de la Secretaría de Bienestar” estableciendo así, sembrando un precedente para que cualquier delincuente o violador que afirme que sus acciones ilegales fueron por necesidad, escasez o hambre, como el candidato a gobernador de Guerrero, puedan decir que violó a cinco mujeres por necesidad, porque ya no se aguantaba las ganas y, los campesinos que siembren mota o amapola, que lo hacen también por necesidad y, los políticos puedan argumentar que mienten, engañan y roban por la misma necesidad, porque les es indispensable y vital seguir viviendo del presupuesto, porque nunca en su vida han trabajo fecunda y creativamente, sino viviendo siempre de la política, esto es de la mentira, promesas falsas, artificios, dobleces y el disimulo que también se le da a la élite de políticos. Así que los campesinos humildes de la mixteca o los del valle de Oaxaca que con gran sacrificio y esfuerzo, tratando de ganarse sus tortillas con el sudor de su trabajo han dejado de sembrar maíz o alfalfa para cultivan magueyes que se cotizan bien para el mercado mezcalero de Oaxaca, pero que deben esperar años para que los agaves sean útiles, mejor será siembre amapola o mariguana que en un año está lista para vender, sabiendo que para que no se les condene podrán argumentar lo hacen por necesidad, motivando de inmediato los defienda el presidente y les mande apoyo de la Secretaría de Bienestar por medio del programa federal: Sembrado Vida que en breve recibirán campesinos de Guerrero, que bien podría aplicar en Oaxaca cultivando Amapola en lugar de Agave con protección federal.