El sermón de Adán

Gibrán Ramírez Reyes

Reprimir el cuestionamiento es un reflejo de quien ya sabe que no puede convencer –y, por tanto, es más un símbolo de debilidad que de poder. Eso lo tiene claro el presidente de la República, molesto con sus críticos, jesuitas, guerrilleros u oligarcas; de ultraderecha, de centro, o de ultraizquierda; de Morena o externos. Su extensión funcional, el ariete del silencio al cuestionamiento, de la estigmatización de la crítica y del intento de acallar la disidencia de Morena es Adán Augusto López Hernández, quien ha tomado un tono anacrónico, sectario, renuente a la argumentación. En los recientes mítines y una entrevista, ha dicho:

  1. “No son tiempos de debates políticos o regateos. Es el momento de Andrés Manuel López Obrador y lo tenemos que acompañar sin ninguna duda”
  1. La democracia interna “no es un asunto de sumisión o de rebeldías, sino de entender lo que significa la cuarta transformación, y es estar solidarios y acompañando al presidente López Obrador”
  1. “Ni antes, ni después. Los tiempos del señor son perfectos. Ahora es el tiempo de la unidad. Es el tiempo de la transformación del país. Eso es lo que Andrés Manuel López Obrador nos ha enseñado”
  1. “Pretender que cualquiera de nosotros va a estar a la altura del liderazgo, del compromiso, de la imaginación hecha política pública del presidente, es equivocarnos, darnos contra la pared. Solitos no somos nadie”
  1. “Andrés Manuel va a estar [en la boleta], él es el creador de este movimiento, es el origen y es el destino”
  1. “La gran avenida en este país ya la abrió Andrés Manuel López Obrador y todo México tiene que acompañarlo” 
  1. “Dejemos de lado la aspiración personal. Porque además no tenemos derecho a regatearle, al hombre que está transformando el país, la unidad y el apoyo total. Es la hora de Andrés Manuel López Obrador”

Dejemos por ahora la falta de argumentación. Según el artículo 41 de la constitución, “los partidos políticos tienen como fin promover la participación del pueblo en la vida democrática, fomentar el principio de paridad de género, contribuir a la integración de los órganos de representación política, y como organizaciones ciudadanas, hacer posible su acceso al ejercicio del poder público, de acuerdo con los programas, principios e ideas que postulan y mediante el sufragio universal, libre, secreto y directo, así como con las reglas que marque la ley electoral para garantizar la paridad de género, en las candidaturas a los distintos cargos de elección popular. Sólo los ciudadanos y ciudadanas podrán formar partidos políticos y afiliarse libre e individualmente a ellos”.

Es decir: los partidos son un espacio para el debate político, para el diálogo entre sumisión y rebeldía, para la igualdad ciudadana, para la participación de los que, según Adán, sin AMLO “somos nadie”, para ejercer los derechos (incluido el de regatear apoyo) y para señalar cuando un programa político no se ha cumplido en lo fundamental. Querer suprimir el cuestionamiento, el debate político, blindar dogmáticamente a un ser humano y su ejercicio de gobierno, no es sólo un tic autoritario, sino ilegal. Ningún secretario de gobernación en la historia post revolucionaria se había entregado así de públicamente al sectarismo partidista y la zalamería. Tendrá que recordar que, en política, quienes pretenden ser religión antes de dejar un legado, han terminado arrollados y caricaturizados por las fuerzas de la historia.

VISITE:

columnaalmargen.mx

Lección china para cuidar del medio ambiente

Carlos Villalobos

Cuando pensamos en China probablemente lo primero que viene a nuestra mente es la inmensa cantidad de productos con los que inundan los mercados en todo el mundo o seguramente también su cultura milenaria; sin embargo, algo que se ha esparcido en el mundo, al menos los últimos 20 años, es que justamente ese poderío manufacturero ha generado grandes impactos en el medio ambiente, justo ahora que por fin en el ámbito mundial hablamos en voz alta del cambio climático.

Sin embargo, vaya sorpresa que nos hemos llevado, de acuerdo con un reciente análisis realizado por el sitio web especializado Carbón Brief, ha revelado que al menos durante tres trimestres al hilo, el país asiático ha logrado realizar la mayor disminución de emisión de gases invernadero en la última década, durante los tres trimestres consecutivos.

Esta buena noticia para el mundo, luego de la realidad tan caótica a la que nos enfrentamos en el presente, es palpable gracias a los análisis de la información comercial del país asiático. Esta nación ya había registrado cifras positivas en la reducción de producción de gases invernadero durante su disminución de velocidad de crecimiento entre 2013 y 2016, sin embargo, lo observado entre 2021 y 2022 ha dado pie a que el mundo entero voltee a verlos para aprender un par de cosas al respecto.

Evidentemente la crisis por COVID-19 ha tenido mucho que ver al respecto, la desaceleración de la economía y el rompimiento de algunas cadenas de producción frenaron el crecimiento exponencial que el país habría mostrado al menos en la primera mitad de la década pasada.

A pesar de que aún existe una gran inversión en combustibles fósiles en el gigante asiático, lo cierto es que al mismo tiempo se ha impulsado la adopción de fuentes alternas y de energía limpia, lo cual ha impactado directamente en su disminución de emisión de contaminantes a la atmósfera.

Aunado a todo lo anterior, dentro de su mercado interno la industria del cemento para el primer trimestre de 2022 ha caído en al menos un 12%, lo cual promueve que uno de los sectores que más contaminan el mundo paren de forma local y promuevan menores emisiones. Y eso no es todo, China también se ha caracterizado por tener un sector inmobiliario, es decir la construcción de casas y edificios, extremadamente pujante el cual ha realizado un giro de 180 grados en donde el cemento ha pasado a segundo plano para la realización de obra y el acero incremente su rol.

Habiendo reportado el aumento del uso de energía eólica, hidroeléctrica y solar en al menos 15% en cada uno de los rubros, ha generado que el consumo de carbón y combustibles fósiles disminuya considerablemente. 

Aquí viene lo interesante, justo China al ser un país que se ha estigmatizado por el nivel de producción y de consumo de recursos naturales, ha entendido que los combustibles fósiles son recursos finitos y que hoy es tiempo de apostarle a las energías limpias no solo por tema moral, también por un tema de eficiencia energética, la cual se puede apoyar en recursos renovables como el sol o el aire.

Tocará ver como cierra el año China, pero al menos las cifras que tenemos a la mano nos permiten tener una hoja de ruta, que, sin importar filiación política o inclinación a alguna ideología, con cifras la República Popular China nos ha comenzado a mostrar, QUE SÍ SE PUEDE mejorar el ambiente y que se debe apostar a las energías limpias, si es que apuntamos a tener futuro en un planeta maltratado por el cambio climático.

Sígueme en twitter como @carlosavm_

carlosavme@gmail.com

Visite:

columnaalmargen.mx

Lección china para cuidar del medio ambiente

Carlos Villalobos

Cuando pensamos en China probablemente lo primero que viene a nuestra mente es la inmensa cantidad de productos con los que inundan los mercados en todo el mundo o seguramente también su cultura milenaria; sin embargo, algo que se ha esparcido en el mundo, al menos los últimos 20 años, es que justamente ese poderío manufacturero ha generado grandes impactos en el medio ambiente, justo ahora que por fin en el ámbito mundial hablamos en voz alta del cambio climático.

Sin embargo, vaya sorpresa que nos hemos llevado, de acuerdo con un reciente análisis realizado por el sitio web especializado Carbón Brief, ha revelado que al menos durante tres trimestres al hilo, el país asiático ha logrado realizar la mayor disminución de emisión de gases invernadero en la última década, durante los tres trimestres consecutivos.

Esta buena noticia para el mundo, luego de la realidad tan caótica a la que nos enfrentamos en el presente, es palpable gracias a los análisis de la información comercial del país asiático. Esta nación ya había registrado cifras positivas en la reducción de producción de gases invernadero durante su disminución de velocidad de crecimiento entre 2013 y 2016, sin embargo, lo observado entre 2021 y 2022 ha dado pie a que el mundo entero voltee a verlos para aprender un par de cosas al respecto.

Evidentemente la crisis por COVID-19 ha tenido mucho que ver al respecto, la desaceleración de la economía y el rompimiento de algunas cadenas de producción frenaron el crecimiento exponencial que el país habría mostrado al menos en la primera mitad de la década pasada.

A pesar de que aún existe una gran inversión en combustibles fósiles en el gigante asiático, lo cierto es que al mismo tiempo se ha impulsado la adopción de fuentes alternas y de energía limpia, lo cual ha impactado directamente en su disminución de emisión de contaminantes a la atmósfera.

Aunado a todo lo anterior, dentro de su mercado interno la industria del cemento para el primer trimestre de 2022 ha caído en al menos un 12%, lo cual promueve que uno de los sectores que más contaminan el mundo paren de forma local y promuevan menores emisiones. Y eso no es todo, China también se ha caracterizado por tener un sector inmobiliario, es decir la construcción de casas y edificios, extremadamente pujante el cual ha realizado un giro de 180 grados en donde el cemento ha pasado a segundo plano para la realización de obra y el acero incremente su rol.

Habiendo reportado el aumento del uso de energía eólica, hidroeléctrica y solar en al menos 15% en cada uno de los rubros, ha generado que el consumo de carbón y combustibles fósiles disminuya considerablemente. 

Aquí viene lo interesante, justo China al ser un país que se ha estigmatizado por el nivel de producción y de consumo de recursos naturales, ha entendido que los combustibles fósiles son recursos finitos y que hoy es tiempo de apostarle a las energías limpias no solo por tema moral, también por un tema de eficiencia energética, la cual se puede apoyar en recursos renovables como el sol o el aire.

Tocará ver como cierra el año China, pero al menos las cifras que tenemos a la mano nos permiten tener una hoja de ruta, que, sin importar filiación política o inclinación a alguna ideología, con cifras la República Popular China nos ha comenzado a mostrar, QUE SÍ SE PUEDE mejorar el ambiente y que se debe apostar a las energías limpias, si es que apuntamos a tener futuro en un planeta maltratado por el cambio climático.

Sígueme en twitter como @carlosavm_

carlosavme@gmail.com

Visite:

columnaalmargen.mx

Terminará horario de verano

Carlos R. Aguilar Jiménez

El 21 de junio inició el verano boreal y con esta estación del año, los días o tiempo de iluminación solar máxima y noches cortas, por lo que en función de optimización del tiempo de luz solar, los países nórdicos desarrollados y México desde finales del siglo pasado, se adaptaron a estas ventajas de iluminación natural y horarios internacionales estableciendo por decreto el “Horario de Verano”, que como sabemos consiste en adelantar una hora el reloj respecto del mal llamado horario natural o de Dios, y digo mal llamado, porque en realidad no existe ningún horario natural y menos divino, dado que todo horario, cómputo calendárico o periodo que utilicemos para medir el tiempo es convenido, decretado o adoptado según nuestras conveniencias o beneficios.Tenemos un horario de 12 horas en función de los tiempos de oración o maitines de la iglesia católica en sus conventos e iglesias, que los primeros constructores de relojes de templo adoptaron para indicar el tiempo en las carátulas, que al principio únicamente tenían manecilla horaria y no minutero ni segundero, divididas las horas del día en 24: 12 de día y 12 de noche, derivadas de la tradición de las constelaciones y medición sexagesimal babilónica y sumeria de 60 como múltiplo de 360, por lo que nuestras horas y minutos son de 60, de tal forma que manejamos un horario derivado del cómputo de tiempo sumerio y que fue impuesto a nuestros antepasados durante la Conquista, dando de baja los tiempos prehispánicos, como el Calendario Azteca, calculando después cada región, zona o pueblo su  tiempo como le viniera en gana, hasta que en 1924 el presidente Álvaro Obregón  autorizó a los Ferrocarriles Nacionales, regirse por el Meridiano 90 de Greenwich y en 1926 el presidente Ortiz Rubio estableció los usos horarios mexicanos de acuerdo a pautas de tiempo internacionales derivadas del tiempo de trenes, telégrafo  comunicaciones por radio, sin que en ningún tiempo haya habido aspectos naturales o de Dios, excepto la iluminación solar u horas de oración en conventos, por lo que ahora que al presidente no le gusta el “Horario de Verano”, quizá por ser neoliberal y de uso en países capitalistas, quizá quiera regresarnos a los ciclos temporales y lapsos prehispánico de 18 meses de 20 días y a la extrema impuntualidad (que es una forma de corrupción) que caracteriza al pueblo bueno y sabio, porque parte de todo lo malo de lo que culpa al pasado, seguramente también tiene relación con el tiempo, el horario de verano, que según afirmó en sus sermones matutinos, nos enferma  e indispone por ser antinatural, herético, capitalista, neoliberal y estar en contra del bienestar de los mexicanos que son orgullosos de su impuntualidad. Al concluir en octubre el horario de verano regresaremos al horario tradicional y ya no habrá más horario de verano en 2024, desfasándonos de los horarios mundiales y aislándonos temporalmente del tiempo del resto del planeta en función de un capricho presidencial y su tendencia a culpar de todo hasta al tiempo pasado.    

VISITE:

columnaalmargen.mx

Solsticio de verano

Carlos R. Aguilar Jiménez

En función del ciclo de estaciones derivadas de la inclinación del eje de rotación de la Tierra respecto del plano de traslación alrededor del sol, el 21, en la perspectiva que tenemos el sol saldrá al norte en su punto máximo, deteniéndose, quedándose estable; solsticio significa: sol- estable, inmóvil, para después moverse y regresar al ecuador y al sur, por lo que el 21 de junio es el día más largo del año, la fecha de máxima iluminación y luz, un día de casi 14 horas de luz de día y 10 de noche, iniciando el verano en el hemisferio norte e invierno en el sur.

21 es solsticio de verano y el Observatorio Astronómico Municipal, en las instalaciones astronómicas de la ciudad ubicadas en lo alto del cerro del Fortín en conjunto con la Sociedad Astronómica de Oaxaca, han organizado un programa de actividades que iniciará a las 12:30 horas, midiendo la circunferencia de la Tierra, utilizando el mismo método manejado por Eratóstenes de Cirene hace más de dos mil años, que consiste en medir ángulos de sombra de dos lugares diferentes, en este caso, del Trópico de Cáncer que sabemos hoy no genera sombra, es día ascio, sin sombra, por ejemplo en Mazatlán, y de Oaxaca que sí tendrá sombra cenital, y será medida, y en función de la proporción distancia-circunferencia y el ángulo con la distancia conocida entre Mazatlán y Oaxaca que se puede determinar por Google, sabiendo cuantos grados de arco son, se deducirá la distancia y con estos datos la circunferencia de la Tierra, repitiendo el portentoso experimento realizado por Eratóstenes, que será muy útil refrendar para estudiantes e interesados en el fenómeno, por la importancia del nivel de abstracción y deducción de un experimento científico sublimemente sencillo y maravilloso, realizando a la vez observaciones telescópicas del Sol y sus manchas, continuando en la tarde en las instalaciones del Observatorio Astronómico Municipal, con reinicio de observaciones telescópicas solares a las 17:00 horas, conferencia a las 18:30 horas: “Solsticios y estaciones del año”, extendiendo con actividades públicas de atención y observación telescópica miércoles y viernes a partir del inicio de la noche y, de manera especial el 24 de junio desde las 3:00 horas y hasta el amanecer, la observación de la “alineación” de todos los planetas del Sistema Solar en su visibilidad máxima antes de la salida del Sol, siendo visibles a simple vista: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno en el mismo cuadrante de la bóveda celeste y, con telescopio: Urano. Neptuno excede la potencia del telescopio del Observatorio, siendo posible registrarlo únicamente con astro-fotografías, de tal forma, que, si las nubes lo permiten porque generalmente este mes esta siempre nublado, este fin de mes, el 21 seremos testigos del Solsticio de Verano, la medición de la Tierra con sistema de Eratóstenes repetido en Oaxaca, y de la observación excepcional y simultanea de la alineación planetaria que se podrá ver a simple vista o con los telescopios del Observatorio Astronómico Municipal. 

VISITE:

columnaalmargen.mx

El pole urbano, «tomó» las calles

Carlos Villalobos

El pole dance, así como el resto de sus variantes como el Pole Urbano, es una disciplina física que tiene como principal motor hacer sentir de lo mejor a quienes lo practican. Partiendo de un punto en donde la competencia propia y la mejora constante son el principal objetivo, esto a la larga abona en la mejora de la autoestima de quien practica esta disciplina, o alguna de sus variantes.

A pesar de todas las ventajas, la práctica del pole ha sido arrinconada a ser una que debería de realizarse en las sombras y fuera del ojo público, porque según algunas voces persignadas “solo impulsa la depravación y tiene su lugar en cantinas y tugurios”. 

Hace unos días, en el marco de la celebración del Día Nacional del Pole Urbano, tuve la oportunidad de acompañar al estudio Pegasus Aerofitness en un recorrido por el centro histórico de la Ciudad de Oaxaca de Juárez, en donde mujeres y hombres demostraron sus mejores rutinas y pasos de baile en público, pero, sobre todo tomando por asalto las calles; ese famoso “espacio público” que se nos dice, pertenece a todas y todos.

Este recorrido cumplía dos principales objetivos, el primero era demostrar a los estudiantes de Pegasus que los avances de sus horas y horas de prácticas han rendido frutos, y el segundo, demostrar que el pole, en su versión urbana, es una disciplina de ejercicios que tiene cabida en nuestra sociedad y que partiendo del ejercicio, permite a quienes lo practican poder empoderarse, mejorando niveles de autoestima y de confianza personales.

Aunque Oaxaca es una tierra que tiende a ser peculiarmente mocha, este recorrido cumplió con el objetivo que se buscaba, dar a conocer esta disciplina como un ejercicio físico y que no tendría que ser enmarcada por prejuicios. Durante el trayecto el nutrido grupo de estudiantes no estuvo exento de miradas inquisidoras, otras de sorpresa, pero con las que finalmente se quedaron, sin dudarlo, fueron el par de aplausos que arrancaron a las personas que los admiraban por el esfuerzo y dedicación mostrado

Lo cierto es que al salir a tomar por asalto las calles, la declaración es firme y clara, el pole dance va más allá de cualquier insinuación sexual, hoy es una disciplina deportiva que requiere de mucha fortaleza física, pero de mayor fortaleza mental y una de las bondades principales es el impulso de la solidez emocional.

Agradezco la invitación que se me hizo para documentar esta magna fecha y le invito a que si está buscando una nueva disciplina para salir de la rutina, no dude en intentar enrolarse, al final el pole nos termina por enseñar que mientras mejor sea el agarre en la vida, más poses se pueden lograr.

Sígueme en twitter como @carlosavm_

carlosavme@gmail.com

Visite:

columnaalmargen.mx