Protestan contra el aborto


Carlos R. Aguilar Jiménez.

A un año de la relativa despenalización del aborto en Oaxaca, médicos protestan porque consideran que su implementación afecta la economía del sector salud y dicen, continuaran luchando por el respeto a la vida desde la concepción, obviamente porque como médicos cristianos – guadalupanos, especialistas en medicina, ignoran o soslayan a Carlos R. Darwin y los conceptos de la evolución de las especies, el principio biológico que establece: la ontogenia refleja la filogenia, el desarrollo de la especie humana que a nivel embrionario hasta las 12 semanas no se ha definido como humano, pero, como los médicos y la inmensa mayoría de oaxaqueños creen al estilo medieval que fuimos creados de arcilla a imagen y semejanza de un Dios del Oriente Medio, que luego de una costilla de Adán hizo a Eva y de esa pareja de cuento infantil descendemos todos, argumentar biológica y evolutivamente que el aborto antes de las 12 semanas, además de ser una práctica común y legal en países civilizados donde se respetan los derechos de las mujeres, también es una práctica ética que evita nazcan bebes no deseados, en ambientes paupérrimos o condiciones desfavorables.

El gran problema que tiene la humanidad y su civilización es la sobrepoblación, la explosión demográfica que está acabando con los recursos naturales, agotando el agua potable, convirtiendo en desiertos selvas y bosques, contaminando aire, agua, océanos y suelos, aumentando la pobreza, eliminando oportunidades y condenando a miles de millones de personas y familias a vivir en pobreza extrema, porque si bien dicen que dijo Dios que había que multiplicarnos, esto era correcto cuando de diez recién nacidos por madre solo uno llegaba a ser adulto porque los demás morían de enfermedades o infecciones, pero hoy, cuando la medicina salva prácticamente a todos gracias a la ciencia, tener más de dos hijos es un atentado a la economía familiar y un ultraje a la naturaleza, porque además, si para mal la iglesia católica condena el placer sexual como pecado mortal, lo cierto es que es una pulsión o necesidad humana deseable, placentera, satisfactoria y deliciosa que además de los hombres las mujeres deben disfrutar con todo su potencial sabiendo pueden evitar embarazarse y, si por descuido, abandono o falsas promesas llegaran a concebir, sin ningún problema legal, moral, religioso o machista, puedan acudir a una clínica a abortar, obviamente antes de las 12 semanas, cuando el ser en formación en su proceso filogenético, reproduciendo la ontogenia, aún no es un ser humano. Obvio, si usted es de los que todavía creen en Adán y Eva, la inmaculada concepción, el chamuco, fantasmas y todas las supersticiones religiosas que dicen que la vida es un don de Dios y no el resultado posible de las leyes bioquímicas y biológicas de la naturaleza, entonces no hay nada que argumentar contra mentalidades medievales, como la de los médicos que protestan contra el aborto despreciando a las mujeres como galenos ignorantes de la evolución y paletos de la ontogenia y filogenia.   

La simulada oposición en tiempos de la 4T


Nematini Vladimir Acevedo Silva

Desde el momento en que López Obrador asumió el cargo de Presidente de la República, se hicieron sentir diversas expresiones tanto a favor y en contra. Sin embargo, una gran mayoría de la ciudadanía veía con gran júbilo la llegada del tabasqueño a Palacio Nacional. Se daba un nuevo inicio para aquellos sueños y esperanzas.

A la par los grupos de oposición como el PRI, PAN y PRD se veían con una minúscula representación tanto en el Senado de la República y la Cámara de Diputados Federales. Esto mismo pasaba en la mayoría de los Congresos Estatales, en donde el efecto obrador había dado un gran resultado, dando como resultado una victoria arrolladora para MORENA, el partido político más joven en México.

Así se inició la llamada Cuarta Transformación, movimiento a través del cual López Obrador busca transformar al país, combatiendo aspectos como lo son la corrupción e implementando a fondo la austeridad republicana. 

Sin embargo, pocos han sido los avances logrados por la administración de la 4T. En cambio, han sido sus propios funcionarios los que se han visto envueltos en casos de corrupción y tráfico de influencias. Y sí, hasta ahora no se ha visto castigo alguno en contra de estos.

Esto ha servido para que los grupos de oposición busquen la manera de sumar votos a su favor, ideando estrategias que les haga conectar con el pueblo. Se han querido transformar en verdaderos paladines de la verdad y la justicia.

Buscan ya no ser catalogados como los mismos partidos políticos tradicionales de siempre. Y tristemente tratan de que las y los ciudadanos nos olvidemos del tanto daño que también le han hecho a México.

Abanderan causas que desconocen. Dicen sentirse preocupados de los altos casos de delincuencia, desapariciones, desabasto de medicamentos para niñas y niños de cáncer, falta de personal médico en hospitales públicos y de que el crimen organizado está en aumento.

Tratan de fomentar el miedo. Aquel miedo que ellos mismos ayudaron a propagar y diseminar en cada uno de nosotros.

Lamentablemente a esta oposición se suman agrupaciones de personas que se dicen ser parte del pueblo. Señalan que se han levantado en protesta por ser afectados por las actuales políticas obradoristas. Gritan consignas que recuerdan a los grupos cristeros.

Al igual que los partidos de oposición, señalan que vivimos en un régimen comunista o socialista. Comparan que México es igual que Venezuela o Cuba. Apuestan por un golpe de estado. Dicen conocer el sentir de la ciudadanía. Pero están muy alejados de conocer y sentir la pobreza, el hambre, la injusticia y la desigualdad.

Refutan que ellos son parte de la solución, pero al igual que los partidos de oposición sólo quieren generar división y odio. 

Dicen ser millones cuando ni tan siquiera llenan sus casas de campaña. Es por ello por lo que su legitimación se ve menguada. Frustrada y nula.

A diferencia de ello, México requiere una oposición real. Con unidad y fortaleza. La cual se manifieste y señale los errores que surjan de la actual y las futuras administraciones. 

Una oposición alejada de intereses mezquinos y conservadores que se vean apoyados por la derecha conservadora. La misma que por tanto tiempo ha fragmentado a nuestro país.

Nuestra nación se merece mucho más. Es momento de que México se una.

@NemasVA

“Ladrón que roba a ladrón…”


Carlos R. Aguilar Jiménez.

“Ladrón que roba a ladrón… tiene cien años de perdón…” Y renuncia Jaime Cárdenas al Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (Indep). Denunciando robo de joyas, piedras preciosas desmontadas de alhajas, subastas manipuladas y recursos desviados, donde lo incautado a ladrones y narcos del pasado, ahora lo saquean gobernantes de la 4T encargados de vender lo robado.

En su renuncia a la dirección del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, Jaime Cárdenas reveló las raterías y extrema corrupción de funcionarios de la 4T de ese instituto, denunciando penalmente a los ladrones que descubrió, revelando además irregularidades administrativas, procedimientos de valuación y precio realizados con engaños, mutilación de joyas y contratos amañados a favor de empresas, demostrando que el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado ––que había sido calificado como modelo de honestidad y justicia para la 4T––, es como todo en el gobierno y entre políticos, (que bien sabemos mienten para ser populares), una guarida de ladrones y corruptos, porque como sucede en México, con notables excepciones, así es nuestra idiosincrasia, índole o condición y nos guste o no, no somos suizos ni holandeses donde los clientes pueden comprar en supermercados o tiendas y, llevar productos pagando ellos mismos en cajas donde no hay alguien para cobrar, simplemente una máquina para tarjetas o efectivo y donde también hay oficinas de gobierno donde reciben objetos perdidos que devuelven a sus dueños, y así por mucho que este gobierno afirme está acabando con la corrupción y ladrones, narcos, huachicoleros, etc., los hechos demuestran que también, como en el pasado, son ladrones, y, como ladrón que roba a ladrón, tiene cien años de perdón, no habrá castigo, sino abrazos porque dicen es mejor gobernar con apretones que con balazos, y en consecuencia la renuncia digna de Jaime Cárdenas, será minimizada o soslayada para que la popular imagen y publicidad oficial de la 4T siga inmaculada, mientras en toda oficina de gobierno, policía, agencias del M.P, “Derechos Inhumanos”, en la sociedad y vida política sigue sucediendo lo mismo que en el pasado, porque así somos y, pretender cambiar el ethos nacional e individual requiere absolutamente de educación, formación ética, instrucción moral, cultura de respeto y honestidad, porque de otra forma, con publicidad oficial, promesas políticas, prohibiciones y malos ejemplos institucionales, nada o poco se conseguirá, dado que es tradicional la transa, subterfugios, evasivas, impuntualidad, “mordidas” corrupción e infracciones menores, sabiendo en México lo que rige es la impunidad al 99%, además de la arbitrariedad, abuso, injusticia e ilegalidad como usanza nacional, incluidos los abusos y malas costumbres de los pueblos de Oaxaca, donde al gusto de asambleas de caciques violan la constitución, equidad de género o propiedad y exigen violentamente el gobierno haga obras sin dar nada a cambio, únicamente bloqueo de carreteras, secuestro de funcionarios u oficinas y escamoteo de recursos, amparados en la impunidad y en el refrán: “Ladrón que roba a ladrón, tiene cien años de perdón” ya sea en la 4T, con la policía vial o donde mejor le parezca… 

Fanatismo ideológico


Carlos R. Aguilar Jiménez.

En asuntos y temas respecto de la naturaleza, el universo o la vida, en ciencia únicamente se tienen conjeturas, hipótesis o ideas con cierto fundamento abiertas a la refutación o comprobación por medio de experimentos, auto consistencia y predictibilidad, sin que exista ningún tipo de verdad absoluta, a diferencia de las religiones y algunas ideologías políticas que al creer sus seguidores que son la verdad o realidad total, principalmente porque las dice un sacerdote o su líder, se convierten en fanatismo imposible de cuestionar.

Los mexicanos luego de miles de años de adorar a dioses prehispánicos, de repente llegaron los españoles y convirtieron a la fuerza a todos al catolicismo y ahora somos cristianos-guadalupanos que nos creemos en consecuencia cualquier cosa que nos prometa una mejor vida, ya sea en este sexenio o en el más allá, ya sea el nirvana, habitáculo de Dios y todos los elegidos, el paraíso islámico, el Mictlan o la 4T, suponiendo que por obra y gracia o consultas populares y rifas, las condiciones de vida de los mexicanos mejoraran prodigiosamente, cuando la realidad luego de casi tres años de gobierno sigue igual o peor, especialmente en asuntos de seguridad, economía, corrupción y actualmente polarización ideológica, donde de un lado están quienes fanáticamente creen en promesas, ya sea de tipo sobrenatural-religioso o políticas, sin comprender que la realidad es que México es un país latinoamericano, sin ciencia ni tecnología, distante años luz de crear y tener tecnologías biomédicas, astronáuticas, aceleradores de partículas, submarinos, portaviones y todas las ciencias abstractas y aplicadas que hace siglos poseen europeos, estadounidenses, chinos, japoneses, coreanos y otros países asiáticos, por lo que nuestra realidad es de tercer o cuarto mundo, porque en el camino que vamos habrá más millones de pobres y mayor resentimiento social derivado de la polarización ideológica de ambos bandos, unos, como los Hunos de Atila, al no tener que perder están dispuestos a todo y, los otros, como los cristianos de Bizancio, en espera se arruine su economía junto con la del país, donde ahora hay dos ideologías polarizadas, como en tiempos de la Conquista, de la invasión francesa, de los cristeros, los comunistas, y ahora los fanáticos ideológicos de cada bando, unos trabajando, produciendo, esforzándose para que de sus impuestos se mantenga a los otros, en una dinámica social tercermundista en la que con mediocridad, pequeñez e insuficiencia se pretende, se dijo, transformar a México en un país de primer mundo al estilo de Canadá o Suecia, naciones donde se venera, ya sea  Dios, a su rey o al presidente, trabajando, innovando, inventando, cooperando y no dividiendo, descalificando, culpando al pasado o dividiendo y polarizando a los mexicanos creyentes de lo que sea y les haga felices como a los Hunos de Atila. 

Equinoccio hoy


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Hoy será día de equinoccio de otoño para quienes vivimos en el hemisferio norte y de primavera para los australianos o argentinos, porque las cuatro estaciones del año se alternan cíclicamente y hoy en equinoccio, palabra que significa: equilibrio de noches, el tiempo de iluminación diurna y oscuridad nocturna será igual, a diferencia de los días anteriores cuando los días duraban más que las noches.

Los equinoccios y solsticios no siempre ocurren en los mismos días u horas, variando en promedio 6 horas, por lo que cada cuatro años se regresan un día, de tal suerte que hoy 22 de septiembre es día de equinoccio y a partir de que el Sol llegó en perspectiva al ecuador celeste y terrestre, la temporada de lluvias y ciclones para el hemisferio norte terminará al disminuir la irradiación solar vertical, comenzando la temporada seca y fría de otoño, sin lluvias, con cielos despejados y la víspera de Luna de octubre, ese astro luminoso de romántico aspecto, inspiración de astrónomos, poetas y enamorados, que por no haber contemplado durante los último meses de cielo nublado y lluvias, en la añoranza de su ausencia, al volver a verla la consideramos más hermosa. Cuatro son las estaciones que consideramos en nuestro calendario derivadas de los equinoccios y solsticios, porque así nos enseñan en la escuela y la vida, sin considerar los días ascios, las dos fechas del año en que el sol alcanza el meridiano de Oaxaca, 8 de mayo y 5 de agosto, el primero, día hierático y consagrado en Monte Alban, donde la simetría del eje entre el observatorio o edificio J y el edificio P con el horizonte donde sale el sol el 8 de mayo, anuncia el inicio de la estación de lluvias, fecha casi olvidada por la cultura occidental en que vivimos, pero que está a punto de ser reivindicada al ubicarla, como seguramente fue hace más de mil años, el momento solar y simbólico de fundación de la poblado o señorío de lo que ahora es la ciudad de Oaxaca de Juárez, vecindario zapoteco que construyó Monte Alban, lugar sagrado que únicamente fue posible edificar a partir de una urbe con potencial para realizar tan magna obra. 

Hoy es equinoccio de otoño y esta transición astronómica entre la Tierra y el Sol determina que las lluvias concluyan, comiencen a aparecer las flores silvestres de muertos, la humedad de la tierra disminuya al penetrar al subsuelo y evaporarse, para que inicie así una de las dos estaciones que tiene Oaxaca: Lluvias y sequía, porque las cuatro que trajeron a América los europeos únicamente aplican en sus respectivas latitudes, no entre los trópicos donde nos encontramos, zona geográfica donde las temperaturas son constantes y únicamente cambian las condiciones meteorológicas cuando hay lluvias o sequías, porque nunca cae nieve como en el invierno europeo.

Aprendamos a elegir a nuestros representantes


Xóchitl Jazmín Velázquez

Toda esta semana hemos observado en las redes sociales una crítica ciudadana respecto a la “propuesta” sin fundamentos implementada por el Gobierno Municipal de Oaxaca de Juárez referente al “Programa Hoy No Circula”. A través de medios electrónicos la ciudadanía ha lanzado un llamado importantísimo comparando imágenes de Oaxaca en el año 1920 y 2020 donde en lugar de visualizarse mejoras en las carreteras pareciera ir en decadencia, este mensaje ciudadano es relevante porque refleja inconformidad a las decisiones gubernamentales. 

¿Recuerdan lo del metrobús?, la ciudadanía no estaba de acuerdo, pero ¿Qué pasó con ese recurso público? Varias historias se han escrito de un Oaxaca que ha sufrido los despojos de malos gobiernos, una élite sin compasión que ha vivido por décadas del pueblo, aquellos explotadores que nos han dejado en la miseria, aquellos que con sus malditas armas nos amenazan y despojan de nuestras más valiosas pertenencias y a muchos hasta de sus vidas.

Por años hemos sido a los que venden falsas promesas, nos sentamos en una plaza y escuchamos a quienes intentan por un sólo día estar en los lugares que acostumbramos, donde nacimos y crecimos, nuestro pueblo, aplaudimos a quienes por un segundo se quieren poner en nuestros zapatos, escuchamos sólo discurso y promesas de un mejor municipio, distrito, estado o país. 

Como ciudadanos es necesario que asumamos la responsabilidad que nos corresponde, a muchos puede que no les guste la política, sin embargo, ésta es la base para el desarrollo de nuestro entorno, es urgente aprender a elegir a nuestros representantes, no por un Partido Político, sino por los valores del ser humano, porque bajo sus hombros ese representante cargará por un periodo de tiempo el rumbo de nuestra sociedad. 

Oaxaca necesita de lideres empáticos con las causas sociales, que no vean en los cargos privilegios para unos cuantos y miserias para muchos. Pero también, Oaxaca necesita ciudadanos que decidan, que no se queden callados, que no sean cómplices de la corrupción. 

Historias tras historias se escriben y Oaxaca sigue igual que en 1920, no sólo en sus grandes baches y carreteras obsoletas, seguimos con robos, asaltos, violencia, una economía que aprieta todos los días, educación de poca calidad, y un sinfín de etcéteras.