Autorizar la mota


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Con la oposición de los ortodoxos del PAN, el resto de los grupos parlamentarios del Senado de la República consideraron la autorización legal del consuno lúdico de cannabis sativa, cáñamo, mota o mariguana, permitiendo a los consumidores adultos portar libremente hasta 28 gramos y tener  incluso 8 plantas en casa sin riesgo de ser multados o encarcelados, porque de acuerdo con la próxima reglamentación el consumo personal será permitido siempre que no sea frente a niños, así como de personas o lugares que no concedan su autorización, estableciéndose normas para cultivo, transportación, producción, almacenamiento, distribución, venta, publicidad y consumo, casi igual que con el alcohol en todas sus presentaciones y el cigarro de tabaco.

Si esta iniciativa del Senado es avalada por la Cámara de Diputados se estará garantizado el derecho de todo ciudadano -adulto- a “tronárselas” , “darse toques” o alivianarse, como se decía el siglo pasado respecto de motorolos o mariguanos, consumidores de mota, reivindicando el derecho y emancipación de adultos a consumir lo que se nos venga en gana, sin que los gobernantes, como si fueran nuestros padres, prohíban lo que se nos antoje consumir, obviamente cuidando y regulando en lo posible que niños y adolescentes que adolecen de juicio y perspectiva de vida, consuman, de la misma forma que el alcohol y en su caso el mezcal, que en Oaxaca el gobierno, iniciativa privada, mezcaleros y todo mundo se encarga de promocionar  hasta como bebida de dioses, cuando no es más que una droga igual que la mota, pero que, como todas las drogas legales o no, sirven a los adultos, con moderación y criterio, para la disipación, relax, entretenimiento, potenciación de los sentidos y sensaciones y, servirá ahora para crear nuevas industrias, empresas, comercios y creación de empleos, iniciando con el proceso de aniquilación de narcotraficantes y crimen organizado que hacen grandes negocio con las drogas prohibidas, que aunque estén prohibidas los ciudadanos que gustan de ellas siempre las compraran, porque es un hecho que los adultos conscientes, no los adictos perdidos de cualquier droga, de la misma forma que los consumidores de alcohol, como ocurrió con la ley seca de EU a principios del siglo pasado, siempre buscaremos estimulantes para mejorar la calidad de vida y las sensaciones y, no tiene derecho ningún adulto con el poder temporal que les da el gobierno, a prohibir a otro adulto lo que quiera hacer con su vida, excepto cuando trate de lastimar a otros, así que la legalización de la mota se suma a la permisibilidad del alcohol, estableciéndose un grado más de libertad en nuestro país, que a diferencia de naciones civilizadas y desarrolladas, donde las leyes no condenan el consumo de mariguana o mota, en breve se pueda hacer libremente en México sin riesgo de ser satanizado condenado o encarcelado, como quisieran quienes se oponen a todo simplemente porque a ellos no les gusta, pero ya lo dijo Juárez: “El respeto al derecho ajeno es la paz” y yo digo que es también: La libertad o Emancipación.

#SíPorMéxico: ¿el frente amplio que necesita México?


Desde los inicios de esta administración encabezada por Andrés Manuel López Obrador, se vislumbraba que esta no la iba a tener tan fácil, más aún al haberse ganado varios enemigos y detractores tanto en el ámbito social, político, así como dentro de la iniciativa privada.

En lo que va la gestión de AMLO, han sido diversos partidos de oposición quienes le han señalado de manera reiterada, que este gobierno es más de lo mismo. Es decir, que viene arrastrando las mismas fallas y errores que ellos mismos hicieron durante el tiempo que estuvieron al frente de la administración gubernamental.

Efectivamente, no lo refieren ya que no pretenden ser tan obvios, pero la ciudadanía tiene conciencia y tampoco olvida. 

La iniciativa privada por su cuenta ha emprendido una serie de acciones y señalamientos de toda índole en contra de la llamada “Cuarta Transformación”, acusándola de implementar políticas públicas que atentan en contra del bienestar social del país. Situación que llega a ser un tanto cómica, ya que en ningún momento este sector llegó a realizar pronunciamiento o desplegado alguno durante los sexenios anteriores.

Sin embargo, esto se entiende, ya que es la misma inversión privada quien a toda costa trata de defender sus intereses privados y personales. Muy alejados se encuentran todavía de conocer qué es el bienestar social. 

Así mismo, las organizaciones de la sociedad civil también se han manifestado a consecuencia de las diversas tomas de decisiones tomadas por el mandatario tabasqueño. Desde realizar marchas para solicitar la reinstalación de las estancias infantiles, hasta exigir que a toda costa las y los niños que padecen de algún tipo de cáncer, se les pueda proporcionar los servicios y medicamentos para su respectivo tratamiento. Exigencias que son más que legítimas y prioritarias para su atención.

Lamentablemente en este último caso, existen también agrupaciones que haciendo uso de la noble figura de la “sociedad civil organizada”, busca a toda costa, implementar ideologías y proyectos conservadores y de extrema derecha. Buscando así a toda costa la división, antes que la unidad.

A consecuencia de ello la actual y desorganizada oposición busca a toda costa poder retomar el poder, aquel que les fue arrebatado hace ya dos años atrás y que se niegan perder a toda costa.

Tal es su grado de desesperación que abanderan reclamos sociales que desconocen totalmente. Dicen ser parte del pueblo y que entienden ahora sí, sus necesidades. Se hacen llamar los defensores de aquellas causas que, por años, ellos mismos ignoraron y dejaron en el olvido. Y ahora, deciden arriesgar el todo con un claro objetivo. Recuperar el todo.

A consecuencia de ello nace la iniciativa #SíPorMéxico, la cual se presenta como un bloque ciudadano que abre las puertas a todas y todos para impulsar un cambio nacional basado en una agenda ciudadana. No obstante, esta organización se encuentra estrechamente ligada a grupos empresariales como el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), el Consejo Mexicano de Negocios (CMN) y a la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX).

Situación que llega a ser preocupante hasta cierto punto, ya que a través del amplio respaldo otorgado por las más cámaras empresariales a esta iniciativa ciudadanía se podría poner en tela de juicio si se buscará efectivamente, un cambio nacional de fondo a través de la participación de la sociedad civil organizada o, la defensa de los intereses y privilegios de aquellas personas que los perdieron y que ahora los quieren de vuelta.

A esto se suma la alianza realizada con los partidos políticos como el PAN, PRI y PRD, quienes al igual que lo hicieron en el infame Pacto por México, decidieron ser parte de esta gran iniciativa, dejando aun lado toda diferencia partidista por un solo objetivo, el bienestar de México.

Efectivamente, la actual administración encabezada por AMLO ha tenido diversas fallas y errores. Más aún con la contingencia originada por el COVID19, la cual vino a agravar aún más la situación económica y laboral del país. Pero es justo también reconocer que ha tenido sus aciertos.

Las elecciones a celebrarse el próximo año cada vez están más cercanas y las alianzas para ambas partes no están exentas.

Algunos posiblemente repetirán con la fórmula que los llevó al éxito en las elecciones federales del 2018 (Morena-PT-PES), pero también se prevé que no dudarán en hacer alianzas con el PVEM, Fuerza Social por México y Redes Progresistas. Situación que podrá o no repercutir en la base morenista, ya que, de acordarse dichas coaliciones, se estaría en contra de los principios del movimiento fundado por López Obrador. Generando de esta manera, desconfianza y traición entre sus militantes.

Dependerá mucho del trabajo operativo que realicen tanto los grupos de oposición como del actual régimen para lograr sus cometidos con miras a las elecciones del próximo año, ya que de ahí dependerá que se continúe con el proceso reformista que pretende impulsar la Cuarta Transformación o generar el contrapeso que tanto urge para la oposición.

La moneda ya está en el aire. Y será también obligación de nosotros decidir el rumbo del país. Analicemos. Pensemos inteligentemente y elijamos aquellas opciones que sean las más correctas en favor de México.

Twitter @NemasVA

Sin cambio alguno


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Cuando ocurrieron los grandes cambios sociales y políticos en el mundo, mencionando por ejemplo la Revolución Francesa, Independencia de E.U y de la Nueva España, la revolución cultural china, la victoria de Lenin y el establecimiento de la U.R.S.S. o la tristemente célebre revolución cubana, incluyendo la transformación de España por la muerte de Franco, de inmediato se notaron cambios en la sociedad, el gobierno, política y economía, desde los que tuvieron que salir desterrados, quienes fueron fusilados o arruinaron económicamente, como sucedió en Cuba al tomar el poder Castro y sus comunistas.

En tiempos recientes situaciones similares ocurrieron con Pinochet en Chile, Venezuela, Nicaragua y a nivel religioso en países donde se ha impuesto el islam como forma de gobierno, notándose de inmediato y hasta brutalmente los cambios, no así en México donde pomposamente dicen hay o habrá una cuarta transformación, lo cierto, obvio y evidente es que nada sustancial ha cambiado, porque a más de dos años las circunstancias y contextos siguen guales o peores, porque haciendo una síntesis de los cambios, estos han sido para mal porque millones han perdido empleos, más de cien mil han muerto por covid inmersos en una pandemia incontrolable, la inseguridad es mayor cada año y la corrupción no termina, incluyendo como corrupción extrema la negociación que hizo el gobierno para rescatar al soldado Cienfuegos de la justicia estadounidense, debiendo haber ofrecido algo o mucho a cambio, porque de acuerdo con el prestigioso diario The New York Times, el presidente reclamó por la forma en que se llevó a efecto la investigación, según dice habiendo vulnerado el intercambio de información en temas de seguridad y porque el ejército, la institución más pudorosa, la única capaz de orquestar golpes de estado, y el aliado más poderoso del presidente, expresó su enojo por lo que dijo fue una violación a la soberanía nacional, pero más que eso, en realidad porque se esta demostrando que el ejercito es igual que todas las instituciones mexicanas, por lo que tratar de reivindicar su prestigio es fundamental para un gobierno que está militarizando aduanas, traspasando funciones de construcción de obra pública, seguridad y muchas otras que corresponden a los civiles, recibiendo además todas las prerrogativas y recursos para mantener contentos a los soldados, porque eso es determinante cuando un gobernante concentra en si todo el poder, somete la Corte Suprema, cuando su palabra es ley, sus ocurrencias deben obedecerse y no tiene oposición por descalificar a la Prensa, incluido el New York Times y todos los periódicos que cuestionen su proceder. De tal forma que nada ha cambiado en dos años y medio, al menos para la mayoría de la población que sigue viviendo igual que antes, aumentado los feminicidios, homicidios, secuestros, extorsión, corrupción y desempleo, sin que exista alguna perspectiva real de progreso y desarrollo para México, aunque el alto porcentaje que alaba la “cuarta transformación”, únicamente lo haga porque recibe en su tarjeta una dádiva, la limosna oficial y por eso afirmen esa es la transformación. Mil pesos al mes que aseguran un voto a favor.

El poder es efímero


Carlos R. Aguilar Jiménez.

En tiempos de dinastías, monarquías, imperios, realezas o dictaduras, el poder religioso, político o militar duraba relativamente mucho tiempo, generaciones o siglos, pero nada es para siempre y los linajes de aristócratas, sacerdotes o políticos en el poder no son para siempre, por lo que si durante el ejercicio supremo de su poder fueron idolatrados y defendidos furiosamente por devotos seguidores, ver ahora que sus monumentos son derribados y sus nombres se borran o generan vergüenza a nuevas generaciones, implica que aunque en este momento haya un gobernante que se dice infalible y el mejor de todos, descalificando y condenando a sus antecesores, todos desde los más pedestres regidores, pasando por diputados, senadores, gobernadores y demás, debieran entender que el poder es efímero y, cuando no lo tengan deberán pagar por su prepotencia, abusos y despotismo con los ciudadanos y subordinados.

Es normal que después de un sexenio o trienio observar a los que fueron funcionarios públicos en situación anodina o adversa a la que tenían cuando ostentaban el poder, a veces convirtiéndose en personas detestables, non gratas y repudiadas hasta por sus vecinos, porque según el refrán popular: “Arrieros somos y en el camino andamos” y excepto por los gobernadores de Oaxaca que en cuanto concluye su poder efímero huyen del estado, regresando de incognito para que nadie los reconozca porque saben nadie los aprecia ni respeta, quienes por la intrascendencia de su cargo no se pueden ir de Oaxaca, se quedan, convirtiéndose en personajes anodinos e insignificantes que si alguna vez tuvieron un cargo con el que abusaron de los demás, la misma vida, el gobernante que siga o las instituciones se encargarán de reclamárselo, como sucede con el general Cienfuegos quien fuera jefe de las fuerzas armadas y El Padrino, quien se encuentra detenido en E.U. acusado de delitos, siendo durante su carrera militar para los mexicanos un soldado de respeto, miembro de honor del ejército, leal a la patria y un ciudadano distinguido, pero no así para los estadounidenses quienes al margen de la publicidad e imagen creada que tiene el ejército, para ellos, una vez lo prueben, es un delincuente involucrado en lavado de dinero, crimen organizado y narcotráfico, demostrando que el otrora glorioso y leal ejercito mexicano, es igual que todas las instituciones mexicanas corruptas, sin que exista político, funcionario o gobernante que lo defienda, porque su tiempo en el poder concluyó, porque de ser después del presidente el hombre más poderoso del país, hoy es un Don Nadie, un simple ciudadano o soldado retirado que deberá pagar por lo que bien o mala haya hecho, de la misma forma que todas las autoridades, funcionarios y políticos que cuando tienen ese poder efímero se siente divinidades, super héroes o caudillos verdaderos  y hasta el mejor de todos los habidos y por haber, obvio, por solo tres o seis año, no más. Y el tiempo pasa rápido.

Focos de infección


Carlos R. Aguilar Jiménez.

El maligno virus del covid-19, como la mayoría de microorganismos patógenos y perniciosos tienen una gran capacidad de propagación y resistencia debido a sus características químicas entre la vida y no-vida, porque al ser una especie de nucleoproteína, algo similar a los genes o ácidos nucleicos, que se pueden considerar también vivos o no-vivos, pueden resistir contextos que para otros organismos más complejos, como las bacterias, serían mortales, así que cuando los virus encuentran condiciones óptimas para comenzar a vivir y reproducirse dentro de las células de organismos más grandes, unicelulares o pluricelulares como los seres humanos, su proliferación esta asegurada y el contagio también, principalmente si encuentran lugares donde haya muchos huéspedes cercanos a contagiar en focos de infección.

Por la experiencia que tienen en infectología, virólogos, bacteriólogos, bioquímicos, genetistas, médicos y demás expertos en epidemias y pandemias del presente y el pasado, sabemos que la propagación de enfermedades contagiosas como plagas, epidemias o pandemias requiere de focos de infección y que además los huéspedes no estén protegidos, siendo así que los principales focos de infección en esta pandemia son, en principio los autobuses de pasajeros, taxis, cines, bares, restaurantes, aeropuertos, gimnasios, salones de fiestas, terminales de camiones, tiendas departamentales y en general cualquier lugar cerrado donde la gente este cerca y no exista suficiente ventilación, convirtiéndose así en focos en de infección donde además, al no utilizar quienes se encuentren en el interior, cubrebocas y desinfectantes constantemente, la posibilidad de contagiarse es alta, siendo esta situación inevitable y peligrosa para las  clases sociales más necesitadas, las que no cuentan con vehículo de transporte propio y tienen que salir a trabajar y regresar a casa todos los días a bordo de un autobús de pasajeros, incluyendo a los que tienen que estar adentro de negocios, tiendas, comercios o cualquier lugar de trabajo cerrado donde entre y salga gente o el mismo personal trayendo y llevando productos que hayan sido manipulados, estableciendo una dinámica de contagio que difícilmente será contenida debido a la necesidad que tiene la gente de menos recursos y sin ahorros de trabajar para vivir al día, a diferencia de quienes poseen un automóvil o por lo menos una motocicleta para trasladarse evitando contagios, de la misma forma que los inútiles burócratas, quienes con excepciones, están demostrando a la sociedad que si trabajan o no, no trasciende lo que hagan o no, como ha sucedido estos 8 meses y podría así seguir por siempre, dado que se ha hecho obvio no hacen falta para nada y siguen disfrutando de privilegios sindicales, cobrando puntualmente cada quincena sus sueldos sin hacer absolutamente nada, como siempre, aunque al no trabajar y no transportarse han dejado de ser focos de infección, luego que están cerradas sus oficinas donde acostumbran hacer esperar infamemente a quienes tienen que hacer trámites o pagos. 

Ley Reglamentaria del Artículo 29 Constitucional: el instrumento jurídico que urge en tiempos de COVID-19


Nematini Vladimir Acevedo Silva

Nuestro país continúa siendo azotado por los estrategos que ha originado el COVID-19, virus que tuvo como origen China, el gigante asiático. La economía nacional sigue estancada y miles de micro, medianas y grandes empresas han tenido que cerrar. Motivo que origina una mayor tasa de desempleo. 

Sin embargo, este no es un caso exclusivo de nuestro México. España y Francia han sido tan solo algunas de los países que han sufrido, al igual que nosotros, los estragos de la pandemia. Esto se debe a que, las y los ciudadanos de dichos países al ignorar y aligerar las medidas preventivas que las autoridades sanitarias les habían señalado para evitar la propagación de la sepa del nuevo Coronavirus, dio como resultado que el contagio del SARS-Cov2 fuera aún mayor.

A consecuencia de ello, estos países están en la lista de las 10 naciones con mayores casos de decesos originados por el COVID-19.  Según información de Statista, tan solo Francia lleva acumulados ya 1,787,324, mientas que en España se contabilizan 1,388,411 de defunciones. México por otro lado, ocupa el lugar número diez con 967,825 muertes.

Motivo por el cual distintos gobiernos del mundo entero han emprendido una serie de acciones bien intencionadas, las cuales tienen como finalidad principal, contener la transmisión del COVID-19. 

Desafortunadamente muchas de estas acciones se han visto rodeados por casos de abuso de autoridad, exceso de uso de la fuerza ejercida por elementos de la Policía y la violación de los derechos humanos.

En contraparte, el Gobierno Federal Mexicano hasta el momento no ha implementado de manera oficial este tipo de medidas coercitivas, las cuales busquen vulnerar de una u otra manera los derechos humanos de la población.  Caso contrario que sí se ha dado en algunos estados de la República Mexicana, en los cuales se han implementado diversas acciones que, a todas luces, restringen y violan los derechos humanos de sus habitantes.

Ejemplo de esta arbitrariedad la podemos encontrar con la detención ilegal de 28 personas en el municipio de San Pedro Mixtepec, Oaxaca, la cual se realizó a consecuencia de que estas personas no portaban un cubrebocas. Dicha detención para muchos es merecedora de elogios, pero lamentablemente no es así. 

Esto se debe a que dichas acciones son realizadas sin una motivación y fundamentación legal alguna. Es decir, que las autoridades municipales se encuentran suspendiendo, de facto, los derechos de cada uno de los habitantes de su demarcación, sin siquiera estar facultados para ello.

Derivado de esta alarmante situación, la organización Litigio Estratégico Indígena A.C. presentó el juicio de amparo 332/2020, mismo que le fue concedido y en donde señaló al Congreso de la Unión como autoridades responsables en la omisión legislativa para elaborar la Ley Reglamentaria del Artículo 29 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la cual tuvo que haber sido creada desde el 10 de junio de 2011.

Es decir, que el Poder Legislativo ha sido omiso en formular y aprobar dicho ordenamiento jurídico, a través del cual se podría establecer los casos y condiciones en los cuales se podrán suspender los derechos humanos en México. Sin que se estos se vean vulnerados como en el caso ya mencionado.

Y es que es importante señalar pues que el artículo 29 de la Constitución Política Federal dispone que “…en los casos de invasión, perturbación grave de la paz pública o de cualquier otro para poner en grave peligro o conflicto a la sociedad, solamente el Presidente de la República, con la aprobación del Congreso de la Unión o de la Comisión Permanente, cuando aquel no estuviere reunido, podrá restringir o suspender en todo el país o en lugar determinado el ejercicio de los derechos y las garantías para hacer frente, rápida y fácilmente a la situación”.

Supuesto que hasta el momento no se ha llevado a cabo. Pero que, por otro lado, sí se ha realizado de manera arbitraría, contraviniendo lo establecido en el artículo 29 de nuestra Constitución.

Originando que, en diversas entidades federativas, municipios y ayuntamientos, se hayan establecido verdaderos estados de sito, ya que se implementaron toques de queda y retenes en diversos accesos de diferentes poblaciones.

Derivado de la resolución de dicho amparo, es ahora el Congreso de la Unión quien tiene el termino de 10 días para presentar o no, su eventual impugnación, misma que será conocida en segunda instancia por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Es aquí donde podremos darnos cuenta si nuestros representantes populares desean velar por nuestros derechos o, en caso contrario, apuestan por continuar siendo omisos ante la ley. 

Tal situación es preocupante, ya que de continuar la inexistencia de la Ley Reglamentaria del artículo 29 Constitucional, nos veríamos sumidos en un estado en donde la persecución política, las detenciones arbitrarías y la suspensión de derechos humanos, estarían a la orden del día. 

Para ello urge que el Poder Judicial de la Federación otorgue la razón al trabajo realizado por Litigio Estratégico Indígena AC, organización que, a través de este juicio, busca proteger los derechos humanos de todas y todos.

No obstante, las y los ciudadanos debemos de continuar dando cabal cumplimiento a las medidas sanitarias que nos son informadas en todo momento. Recordemos que de eso dependerá que aplanar la curva de contagios.

La responsabilidad es totalmente compartida. Hagamos equipo por el bien de México.