Divulgación del cielo

Carlos R. Aguilar Jiménez

Educar, instruir y enseñar al principio fue responsabilidad de la familia y tribu, después, al vivir en aldeas y pueblos se instruyó en talleres, planteles o la iglesia donde los discípulos aprendían de maestros, hasta llegar al nivel de escuelas y colegios donde se enseñaba el Trivium y Cuadrividum y al nivel escolar académico actual que en escuelas se enseña todo tipo de disciplinas del conocimiento, formando profesionales en un porcentaje mínimo de la población, por lo que entendemos algo está fallando al ser pocos los que se titulan y, quienes lo logran, carecen de cultura  general, siendo especialistas, doctos en su profesión, e ignorantes de todo lo demás, incapaces de escribir un texto coherente, sin ortografía, puntuación y sintaxis o de entender conceptos ajenos a su licenciatura e incapaces de disfrutar del conocimiento per se.

Familia y escuela no cumplen con una formación cultural ni crean buenos ciudadanos al no inducir en los niños la curiosidad, interés, critica o escepticismo, al enseñar únicamente datos prácticos pero ajenos al interés por aprender, saber, entender contextos, comprender antecedentes, innovar o trascender creativamente y con capacidad de asombro, curiosidad o sensibilidad ante el entorno, de tal forma que todo niño que cumple diez años y no ha observado seres vivos con un microscopio, el universo con un telescopio, no ha escuchado una sinfonía en un concierto, contemplado obras de arte o participado en un taller de ciencias realizando experimentos, se pierde los logros más importantes del intelecto e ingenio humano, por lo que en Oaxaca donde existe un Observatorio Astronómico, municipal, popular y de libre acceso, es un privilegio y orgullo contar con instalaciones astronómicas donde, desde hace  medio siglo se realiza divulgación astronómica, científica, tecnológica y cultural, porque después de su fundación en 1973 y a partir que asumí la dirección en 1979, luego del fallecimiento de su primer director don Canuto Muñoz, quien trabajó únicamente cinco años, desde entonces durante más de 40 años teniendo a mi cargo el Observatorio, habiendo conseguido en 1998 la construcción y fundación de otro observatorio anexo al primero, con un telescopio más potente, el Observatorio Astronómico Municipal, al cumplir el próximo 10 de febrero, medio siglo de actividades, es en Oaxaca el referente más importante de la divulgación científica, tecnológica, cultural y la observación telescópica – astronómica, destacando como una institución científica a unos días de su cumpleaños 50, medio siglo sirviendo, instruyendo y enseñando a los oaxaqueños interesados en las ciencias del cosmos.        

En México el ocio es un lujo, o al menos el streaming

Pongamos todo en perspectiva con:

Carlos Villalobos

Cuando en la telenovela colombiana “Betty la fea”, el Personaje de Patricia Fernández dispara la icónica, pero muy latinoamericana, frase “la pobreza me respira en la nuca Marce” refleja algo a lo que nos tenemos que enfrentar cuando una crisis económica está cerca del panorama, eliminar “ciertos lujos” que son prescindibles, en una realidad cada vez más cara.

Si bien es cierto que la industria del Video On Demand (VOD), es decir ver películas o series a través de plataformas de streaming, se ha vuelto extremadamente rutinario lo cierto es que debido al intenso panorama económico todo parece indicar que siempre sí podemos vivir sin ellas, o al menos es lo que en muchos hogares mexicanos ya está sucediendo en estos momentos.

México se ha caracterizado por ser un mercado dispuesto a gastar en ocio, incluso más que en países desarrollados, colocando de esta forma al país como uno de los mercados más importantes de consumo de contenidos multimedia a través de plataformas en internet. Para muestra un botón: de acuerdo con encuestas y estudios realizados por la firma de investigación de mercados y análisis de datos YouGov, al menos el 62% de la población consumió contenidos bajo demanda.

Sin embargo, la crisis económica luego de la pandemia por COVID-19 ha puesto en aprietos a usuarias y usuarios que aman “maratonear” o que, después de un día exhaustivo de trabajo, buscan olvidar la realidad con una serie, ya que dentro de los encuestados nacionales al menos el 70% de los consultados han cancelado alguno de los servicios de streaming que tenían contratos, principalmente para reducir gastos en el hogar.

Para hacer esto más accesible, a través de mis redes sociales pregunté la cantidad de plataformas a las que se tiene acceso y las respuestas fueron varias, pero hubo un patrón que llamó poderosamente mi atención: aunque el consumo promedio se ubicaba por arriba de tres servicios distintos al mes, al menos uno de cada tres encuestados mencionaba haber cancelado alguna suscripción por falta de tiempo y/o no veía el caso a seguir pagando un servicio que no utilizaba, es decir optimizar los recursos de casa.

Al final muchos especialistas de forma muy apresurada, desde mi humilde punto de vista, en cuanto los servicios de streaming ganaban adeptos salieron a gritar que “¡La tele había muerto!”, sin embargo, gracias al mismo análisis de YouGov, se ha observado que, justamente utilizando un modelo similar al televisivo, en donde salgan comercial cada cierto tiempo, los usuarios mexicanos estarían dispuestos en conservar sus suscripciones a cambio de menores costos.

Hoy estamos en un punto de quiebre, o se especializan al máximo los servicios VoD o se “televisan” los esquemas de negocios, en el intermedio lo único que podemos implorar es que como usuarios se nos respete, porque algo que sí se ha promovido es que de manera lateral la piratería ha ido un poco atrás, con todo lo que esto implica, sin embargo, esa es otra historia que con más calma trataremos en alguna ocasión.

De momento y aprovechando la temática, si cuentan con Disney+ háganse un favor y vean Bluey, que no los engañe el formato es una serie infantil que todas y todos debemos ver.

Sígueme en twitter como @carlosavm_

carlosavme@gmail.com

https://carlosvillalobos.substack.com

Nuestras versiones

Enrique Domville

Somos iguales pero pensamos de diferentes maneras, cada uno tiene su propia versión de su persona, de lo que piensa, de lo quiere hacer, ahí se involucran las emociones, los deseos (siempre buscando la verdad que se acomode a nuestro pensamiento) de ahí se desprende nuestra actitud. ¿Nos estamos valorando o nos estamos tolerando?, lo que es cierto como dijo Platón en uno de sus diálogos, los pensamientos son de nuestra autoría y por eso somos responsables de nuestras acciones, las que nos pueden imputar. Cuando mostramos nuestras ideas a otros, estamos mostrando una parte de nuestro interior, quienes lo ven lo asimilan, de acuerdo a su visión personal y a su propia interpretación de lo mostrado, hacen juicios; lo nuestro está basado en los conocimientos aprendidos, experiencias previas y luego razonado y entonces ser el autor al mostrarlo como nuestra creación; las ideas que pueden ser juzgadas de varias ópticas, como las positivas otorgando buena crítica o las negativas, siempre haciendo menos a quien expone sus ideas, siempre esperando que lo expuesto sea honesto, ético, dentro las reglas positivas en las que llevamos tiempo trabajando para obtener paz, armonía y buscar lo que Aristóteles nos habló de Eudaimonía o la búsqueda de la felicidad.

Desde siempre el ser humano, primero con gráficos, después con escritura (que ha evolucionado junto con las habilidades de comunicación), ha dado a conocer sus ideas y sentimientos a través de su exposición ya sea artística o literaria que se torna legado de la humanidad y cada uno tiene la libertad de gustarle o no. También puede ser expuesta sólo por la palabra, lo que se torna en la comunicación interpersonal entre los que debe haber una motivación para ser veraz, ética con valores y no la oculta, deshonesta, porque siempre existe la posibilidad del reclamo, de tú me lo dijiste o prometiste por lo que, cumple con lo que dijiste y si no, la respuesta será con enojo, ira y hasta violencia, por lo que las ideas, antes de exponerlas deben tener los valores e integridad buscados desde siempre. La intención individual se verá reflejada en lo que cada quien da a conocer de sí mismo, que es juzgado siempre por otros, quienes usando su libertad podrán o no estar de acuerdo con lo expresado o lo llevado a cabo.

El conocerse a sí mismo y ser autor de algo que van a juzgar nuestros iguales; la percepción según el diccionario de Nicola Abbagnano, tiene tres esferas una en que entra cualquier conocimiento en general, la segunda en que se designa de manera más específica un conocimiento de un objeto real y la tercera la del conocimiento técnico para una operación determinada; no se distingue ahí el pensamiento, en las actividades en las que el pensamiento del ser humano, interviene o complementa la información expuesta tiene manera de ser imputada. Cuando mencionamos la responsabilidad, la primera que aparece es la de los padres a los hijos que abarca múltiples aspectos desde la nutrición, el cuidado, y sobre todo la educación en los valores de la ética, honestidad y el sistema de reglas para la convivencia pacífica, que después ellos transmitirán a sus hijos.

Podemos considerar que es de gran importancia el conocerse como persona y marcarse límites en la tolerancia, porque se va a transmitir a los descendientes, las reglas sobre los valores cada uno tiene la libertad de llevarlas a cabo, es una elección desde el mismo yo.

A través del tiempo las discusiones, los ensayos, libros, discursos sobre la búsqueda de la felicidad dentro del marco ético de no dañar de forma voluntaria, ha permitido el progreso, claro está que

siendo humanos podemos errar, pero podemos corregir, nosotros somos egoístas por naturaleza y nuestra atención se enfoca principalmente en lo cotidiano en la costumbre, por lo que este comportamiento racional debe ser acorde a las metas que buscamos en cualquier terreno y especialmente en el idioma que hoy domina al mundo, el poder económico y con éste el político descrito por Noam Chomsky, los que tienen este poder tienen la gran responsabilidad de la justicia, la equidad y la armonía para con el resto de la población. Un filósofo alemán Hans Jonas (1903- 1993), escribió sobre una responsabilidad universal, su trabajo lo titulo: “El Principio de Responsabilidad” y nos habla del compromiso de heredar un mundo mejor o igual al que recibimos, en esto todos debemos trabajar.

Email: enriquedomville@gmail.com

Litigio Estratégico promueve amparo para crear la Ley de Traductores e Intérpretes de Oaxaca

Carlos Morales Sánchez

Hace algunos años, en una cárcel de la Mixteca oaxaqueña encontré a Atanasio. Al director del reclusorio, amigo mío, le preocupaba la situación del indígena monolingüe: no recibía visitas y no se comunicaba con nadie. Me llamó y fui a verlo. Otro amigo mixteco me auxilió en la comunicación. Su historia era común a la de las personas indígenas que enfrentan un proceso penal: no había contado con intérprete ni defensa especializada.

Ni siquiera sabía por qué estaba preso. Le pregunté si había apelado la sentencia de doce años y no tenía idea. La partida jurídica permitió apreciar que ya llevaba seis recluido en prisión. Obtuvo la libertad con beneficios preliberacionales y se fue de nuevo a las montañas.

Uno de los grandes reclamos de las personas indígenas en conflicto con la ley penal, es que en los juicios ante la jurisdicción del Estado no cuentan con intérpretes de la lengua indígena de su comunidad al castellano. 

Desde el año 2008, Nuvia Mayorga, entonces directora de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (hoy INPI), informaba que existían ocho mil personas indígenas privadas de la libertad por falta de traductores e intérpretes.

El artículo 2º de la Constitución Federal, establece generosamente que todas las personas indígenas ante la jurisdicción estatal deberán contar con un intérprete. Sin embargo, nuestra ley fundamental no establece qué órgano del Estado Mexicano deberá garantizar ese derecho humano. 

Ni el INPI ni el INALI, instancias encargadas de la atención de asuntos indígenas, dicen esta boca es mía. Por el contrario, estos organismos abiertamente manifiestan que la ley no les autoriza a proporcionar intérpretes. Se escudan en el principio de legalidad para no garantizar el derecho humano de los pueblos indígenas que dicen defender.

Algunos jueces resuelven el “problema” como pueden: a veces piden la intervención de elementos policiales originarios de la comunidad del detenido. O con personas privadas de la libertad hablantes de la lengua de la comunidad. Y así “cumplen” el derecho humano.

Lo cierto es que el derecho al intérprete es un derecho humano que el Estado deberá garantizar. No los particulares ni las asociaciones civiles. Y el intérprete deberá ser un profesional certificado y capacitado en las normas jurídicas y en la lengua indígena. Con honorarios y seguridad social. Sin embargo, hay una gran laguna de ambigüedades en el tema: ninguna institución se asume garante del derecho.

Por eso, Litigio Estratégico Indígena A.C. decidió promover un juicio de amparo para obligar al Congreso de Oaxaca a construir la Ley de Intérpretes y Traductores del Estado de Oaxaca. Esta ley deberá definir y explicar, entre otras cosas, quien es la instancia del Estado que deberá proporcionar intérpretes a las personas indígenas que se encuentran frente a la jurisdicción del Estado. Y los montos de los honorarios, la seguridad social de los intérpretes y las medidas de protección, entre otras cosas.

Litigio Estratégico Indígena, conjuntamente con una joven abogada indígena e intérprete de la lengua zapoteca de Quiatoni, promovió un amparo contra la omisión legislativa del Congreso de Oaxaca de construir la ley que reglamente el derecho de la persona indígena al intérprete. 

El Congreso de Oaxaca, tan proclive a crear normas innecesarias, deberá establecer en la ley cual es la instancia del Poder Ejecutivo que tiene el deber de proporcionar el servicio de intérpretes, sus honorarios, la seguridad social y su protección. Por eso hemos promovido este juicio de amparo.

Este juicio de amparo se suma a los juicios de amparo que contra omisiones legislativas ha promovido Litigio Estratégico Indígena A.C. y que han generado experiencias exitosas ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Twitter:

@carlomorales

Por fin, se voltea a ver a la ciberseguridad en México

Pongamos todo en perspectiva 

Carlos Villalobos

Es innegable que, actualmente en el mundo, la vida en entornos digitales es una realidad. Por ello, impulsar contextos seguros, tanto en el plano físico como en el digital, es la diferencia entre la mejora de las condiciones de vida y el retroceso.

México, en la historia reciente, no había volteado a ver qué sucedía en los entornos digitales para salvaguardar la privacidad y la seguridad de los usuarios. Sin embargo, hemos visto un especial énfasis desde la Presidencia de la República por apuntalar el sector tecnológico de la nación.

Derivado del aumento del Presupuesto de Egresos para 2023, el cual marca que el gobierno federal gaste alrededor de 33 mil 643 millones de pesos en tecnologías de la información y comunicaciones, hasta la implementación de la Comisión Intersecretarial de Tecnologías de la Información y Comunicación y de la seguridad de la información, al menos tenemos un avance.

Desde la creación de la Comisión antes mencionada de acuerdo con el Diario Oficial de la Federación, tendrá como funciones «participar en la implementación de estrategias y acciones interinstitucionales para el uso de las TIC y de la seguridad de la información; impulsar entre los diferentes sectores el desarrollo de estudios y actividades relacionadas con el aprovechamiento de las TIC y de la ciberseguridad».

En este espacio, hemos expuesto, en su momento, la inacción al respecto. Sin embargo, es plausible el esfuerzo que se está realizando, no solo porque se están generando instituciones para atender y estudiar el sector, sino que además se ha tomado la decisión de inyectar recursos, cosa que al principio del sexenio parecía que nunca cambiaría.

México ha comenzado a tomar medidas para mejorar la ciberseguridad en el país. Últimamente se ha visto un mayor énfasis en el sector tecnológico de la nación, con el aumento del presupuesto para tecnologías de la información y comunicaciones en 2023 y la creación de la Comisión Intersecretarial de Tecnologías de la Información y Comunicación y de la seguridad de la información.

Estas medidas buscan impulsar la implementación de estrategias y acciones interinstitucionales para el uso de las TIC y la seguridad de la información, así como fomentar el desarrollo de estudios y actividades relacionadas con el aprovechamiento de las TIC y la ciberseguridad. Aunque anteriormente se había criticado la falta de acción en este ámbito, ahora es evidente el esfuerzo que se está realizando para mejorar la ciberseguridad en México. 

A pesar de que aún no es suficiente, es un avance sustancial que debe ser continuado y fortalecido en el futuro.

Sígueme en twitter como @carlosavm_

carlosavme@gmail.com

https://carlosvillalobos.substack.com

Plagio sin escrúpulos

Carlos R. Aguilar Jiménez

Desde que existen los políticos que es bien sabido mienten para ser populares, cuando obtienen el poder, “inexplicablemente” se enriquecen y todos sabemos que así ha sido, es y será, considerando normal que cada nuevo gobernante al margen de su estipendio, al dejar el cargo tienen riquezas que no corresponden con su sueldo, sin que se les pueda culpar porque casi siempre escamotean bien, siendo difícil demostrar el robo cometido, por lo que después construyen mansiones y vuelven a ocupar cargos públicos, considerándose normal esta situación de hurto, no así el plagio, piratería o engaño académico respecto del perfil profesional del político o funcionario hasta la dizque 4T, que ahora lo considera admisible.

En el mundo de los políticos es bien aceptado ocupen cargos públicos profesionales con título y cedula y lo mismo si no están licenciados o graduados, reconociéndose en todo lo que vale no tener un título profesional, como hay muchos políticos porque con sentido común, entendimiento o razón se puede gobernar o inventar leyes que sean para beneficio común o no, no obstante, lo que es inaceptable  e inadmisible es el robo descarado, contrabando, piratería y especialmente el plagio de obras artísticas o académicas porque existen leyes de derechos de autor, marcas registradas, denominaciones de origen y hasta consejos reguladores, para que nadie imite, remede o copie lo autentico y legítimo, existiendo  sanciones y prisión para quienes roben, copien sin permiso, falsifiquen o plagien, como se ha comprobado con una dizque licenciada y ministra de la Tremenda Corte, quien se fusiló, pirateó, plagió, una tesis profesional, la investigación de otro pasante de licenciatura, quien si realizo la investigación y estudios correspondientes para obtener legal y éticamente su título profesional, no así la supuesta licenciada, quien sin escrúpulos y vergüenza la calcó y plagió, violando todo principio de ética, respeto y conducta legal, y  quien sin vergüenza o pena alguna, sabiéndose defendida por el presidente y sin que los ministros actúen en consecuencia, sigue en su puesto y ni por dignidad o decencia renuncia, configurándose así en ejemplo de extrema corrupción del gobierno e impunidad.

La UNAM deberá invalidar el título y su dizque licenciatura, si no lo hace será ejemplo para universitarios y profesionistas del país, abriendo la posibilidad de titularse en la UNAM pirateando, falseando o plagiando, porque si la rectoría evade su responsabilidad, será cómplice de plagio, encubridora de robo, y por la raza ya no hablará su espíritu.