Sevitra contra PRI

Carlos R. Aguilar Jiménez.


En tiempos preelectorales, frente a las delicadas y peligrosas circunstancias políticas que en este sexenio implican las elecciones, sabiendo que la inmensa mayoría de ciudadanos están hartos de la corrupción, enojados por la arbitrariedad y torpeza del gobierno, especialmente del PRI, que en este caso y tiempo gobierna a México y también a Oaxaca, la actitud prepotente y soberbia de  José Guzmán Santos, director de SEVITRA es absolutamente torpe e inadecuada al detener, encarcelar y extorsionar a todos los automovilistas, principalmente a quienes no portan matrículas o placas de circulación del estado, quienes inconformes con la política extorsionadora de anteriores gobiernos estatales, evitando pagar la abusiva tenencia vehicular, obtuvieron sus documentos legalmente en otros estados y con todo su derecho constitucional.

Enojados y molestos en todos los medios de comunicación, principalmente en redes, se hizo evidente y viral la inconformidad por el abuso de la policía vial encabezada por su nefasto director José Guzmán, quien ávido de dinero mal habido, parece que no se diera por enterado que la gente, no únicamente la que tiene automóvil, sino todos, se sienten ofendidos e indignados, cuando en tiempos electorales el gobierno que está a punto de perder todo en las elecciones, debiese ser cauto y atento con sus potenciales electores, quienes ahora, esperando únicamente como se dice popularmente: “la gota que derramó el vaso”, SEVITRA se dedica a extorsionar y molestar pretextando revisión de documentos y condiciones de vehículos, mientras viejos y destartalados autobuses de pasajeros circulan sin placas, sin luces y sin ningún respeto al reglamento de tránsito, de la misma forma que todos los taxis fétidos de pueblo con más de seis pasajeros a bordo; e incluso al mismo gobernador los transportan con placas foráneas y debiendo tenencias, como se evidenció en redes, así que más allá de lo legal que pudieran ser los operativos de vialidad, lo único que están logrando es que, ante el hartazgo de los ciudadanos, pierdan miles de votos que podrían haber sido para el PRI, porque si alguien ha sido molestado en sus bienes o persona por no tener placas locales y ha sido enviado su vehículo al corralón para que sea desvalijado por los que ahí trabajan robando autopartes, miles de votos más perderá el PRI, evidenciándose la torpeza e ineptitud del jefe de SEVITRA, quien en busca de dinero y más dinero, si bien llenará sus bolsillos y cuenta bancaria, el que la hace la paga, y así será, en las elecciones de julio los ciudadanos votarán por quien sea, menos por el PRI y los que hasta hoy en operativos asaltan automovilistas, motociclistas y ciclistas que obtuvieron sus matrículas de circulación en otros estados para evitar la extorsión que desde el siglo pasado se practica cruelmente en Oaxaca, dando razón a quienes afirman que ni un voto más al partido en el gobierno, porque votarán enojados, hartos y descontentos de los abusos y corrupción en todos los sentidos y contextos.