Inminente incremento del pasaje

Carlos R. Aguilar Jiménez.

 


Si en un sistema democrático son la mayoría de ciudadanos quienes eligen a los gobernantes, lógicamente los gobiernos elegidos democráticamente deben responder solidaria y recíprocamente a la mayoría que votó por ellos, que los eligió como autoridades para administrar, poner orden y buscar el bienestar de todos, sin embargo no es así porque se interesan o preocupan únicamente por minorías y elites, ya sea empresarios, comerciantes, profes de la Secta 22, taxistas o concesionarios del transporte urbano de pasajeros, estos últimos convertidos en mafias perniciosas y malignas que exclusivamente ven por sus intereses económicos en contubernio con el gobierno estatal, como sucede con los dueños de autobuses de pasajeros que una vez más exigen incremento al costo del pasaje, y otra vez, en total falsedad e impostura. el gobierno estatal, SEVITRA (hoy SEMOVI) les pide fingiendo y engañando, mejoren el servicio, sabiendo que nunca lo harán.

En el nefasto gobierno de Gabino Cué y todo su gabinete se inició la construcción de las instalaciones, carriles confinados y paraderos de lo que sería un METROBÚS que daría servicio a los miles de pasajeros que a diario debemos transportarnos en la ciudad, no obstante, aunque se compraron incluso autobuses, jamás comenzaron a funcionar, dejándonos a todos los oaxaqueños que requerimos trasladarnos en la ciudad, sometidos y humillados por los dueños de autobuses, al no haber alternativa de transporte digno, limpio y eficiente, porque todos los autobuses incluidos sus conductores huelen mal, están sucios, carecen de ventanas o tienen rotos los cristales, amén que cubren sus rutas con extrema lentitud o velocidad vertiginosa, dependiendo de los pasajeros que puedan abordar, ya sea abunden o no,  y, jamás nunca cumplen con el recorrido completo de las rutas asignadas ni con los horarios establecidos, operando como se les antoja, sin que a los propietarios y sus póngidos choferes ni al corrupto director de SEVITRA le interese la gente que en mayoría votó por su jefe y quien en mala hora le otorgó el cargo, así que no funciona, no existe el METROBÚS, no se utiliza tampoco el LIBRAMIENTO NORTE y los ciudadanos tenemos que utilizar transporte privado arruinando la economía, el ambiente, la convivencia y perdiendo miles de horas circulando que podrían utilizarse para otros asuntos, pero así es Oaxaca, una ciudad donde impera la impunidad. corrupción y los intereses superiores de los pudientes por arriba del interés de la mayoría, de esa mayoría que votó creyendo que con su voto las circunstancias socioeconómicas y de transporte mejorarían, pero no es así, en breve aumentará el precio del pasaje y el METROBÚS nunca dejarán que opere los taxistas ni los camioneros, porque los gobernantes actúan para beneficio propio y de los acaudalados y, cuando terminan su sexenio, inmediatamente huyen de Oaxaca a donde se vive mejor, si no ¿dónde vive Gabino, Diodoro y todos los anteriores gobernantes? En Oaxaca, no…