Gran eclipse de luna el 21


Carlos R Aguilar Jiménez.

Inicia un nuevo año en todos los sentidos, porque si bien existen años dedicados a determinadas circunstancias sociales, culturales o políticas, los años importantes son los relacionados con fenómenos naturales, especialmente con el cielo nocturno visible a simple vista y sus eclipses espectaculares, como el próximo Eclipse Total de Luna visible en Oaxaca el 21 de enero desde el inicio de la noche, cuando la sombra de la Tierra al obstaculizar la luz del sol que incide en la Luna Llena, progresivamente la oculte, la eclipse hasta hacerla desaparecer totalmente del cielo.

Todos los años suceden cuatro eclipses de Luna y dos de Sol, que no son totales porque hay parciales y penumbrales y no todos se observan en ciertas regiones del planeta al mismo tiempo, circunstancia astronómica que este 21 aplica a todo Oaxaca donde desde las 19 horas y hasta después de medianoche podremos observa distintas fases del primer Eclipse Total de luna, desde plenilunio o Luna Llena, el primer contacto cuando la Luna entra en la penumbra y comienza a opacar, el segundo contacto al entrar en la sombra y comienza a desaparecer, la totalidad, después la luna que le dicen de “sangre”, su ocultación total durante quince minutos y posterior reaparición en el cielo, hasta volver a alcanzar su plenitud y brillo total de Luna Llena.

El Eclipse Total de Luna es un fenómeno astronómico espectacular que se puede ver a simple vista o con binoculares, pero la mejor forma de contemplarlo y disfrutarlo es utilizando un telescopio, y si son los del Observatorio Astronómico Municipal, mejor, porque con instrumentos ópticos adecuados e información astronómica acertada, además de contemplar el eclipse a simple vista con el paisaje majestuoso de la ciudad desde la cima del Cerro del Fortín, la posibilidad de apreciar el eclipse con distintos telescopios convierte la experiencia en un espectáculo cultural y cósmico, porque no es lo mismo disfrutar de la naturaleza como simple espectador, que con información y contextos respecto de lo que vemos, porque podemos ver, por ejemplo, un arcoíris y extasiarnos estéticamente, pero si demás sabemos porqué sucede, que es refracción, dispersión, espectro luminoso y hasta teoría de los colores, disfrutamos el doble o más, igual que con el Eclipse Total de Luna del 21 que, si bien podemos disfrutar en la calle o azotea donde vivimos o en otro lugar, lo ideal es experimentarlo y vivirlo en el mejor lugar de la ciudad de Oaxaca para la observación del cielo, comprensión y disfrute de fenómenos celestes: el Observatorio Astronómico Municipal con sus potentes telescopios, atención gratuita, profesional y amable. La invitación es para el 21 de enero. Ahí nos vemos entre lunáticos, astrónomos, conferencias, café cósmico y el Eclipse Total de Luna oaxaqueño.