Partos de adolescentes


Carlos R. Aguilar Jiménez.

De adolescentes dos de cada diez partos y solo en Oaxaca 32 mil 539 embarazos en 2018. Siendo 6 mil 302 de menores de edad, de los que 486 fueron de mujeres adolescentes menores de 15 años, lo que constituye un serio problema social relacionado con la falta de oportunidades, educación y salud, pero principalmente porque no se legaliza la suspensión del embarazo por medio del aborto antes de las 12 semanas y se facilita que instituciones de salud lo realicen de manera gratuita, segura y, además sin la condena absurda y retrógrada de religiosos y miembros de cofradías de la Vela Perpetua o el Santo Reproche, con sus ideologías medioevales inoperantes en el siglo XXI donde lo que se privilegia es la Equidad de Género, igualdad de derechos hasta para animales perrijos, gatijos y sabandijas, pero no para las mujeres, especialmente adolescentes embarazadas.

“Hormona matan neurona” es una constante biológica del imperativo de reproducción, que obnubila la razón y lógica para imponerse el deseo y pasión sicalípticamente, por lo que más allá de la educación, principios morales, tradiciones y salud, lo cierto es que cuando el arrebato y la pasión, el alud de hormonas que lleva al deseo desenfrenado se impone, como no existe experiencia en el amor, especialmente los adolescentes con toda su potencia y virilidad, buscan tener relaciones y muchas serán sin precaución para evitar embarazos, tratando después de evitar las consecuencias por medio del aborto, que al ser ilegal y estar condenado por los religiosos, las adolescentes o mujeres mayores tienen que buscar a quien sea les ofrezca interrumpir su embarazo, incluso con graves riesgos para su salud o vida y todo porque prejuicios arcaicos, creencias religiosas obsoletas y dogmas antiguos dicen que la vida es un don divino, un regalo de algún Dios, que si de verdad este Dios fuera bueno como dicen, aunque en realidad es malo, evitaría los embarazos en adolescentes y el posterior sufrimiento y pobreza de hijos no deseados, futuros niños y adolescentes que únicamente vendrán a sufrir carencias, limitaciones, pobreza y sufrimiento, incrementando los problemas ecológicos, de seguridad, asistencia social y agotamiento de recursos en esa dinámica de la explosión demográfica que, en los países desarrollados y cultos donde el aborto es legal, su calidad de vida es mejor, no como en México y Latinoamérica donde la oposición de la religión cristiana católica hace todo lo posible con sus credos arcaicos por evitar la legalización del aborto antes de las 12 semanas de gestación, arruinando familias, economías, a la sociedad y el ambiente o ecología, porque cada embarazo interrumpido representa mejor calidad de vida para las adolescentes, quienes en lugar de cargar pañaleras podrían llevar portafolios o libros… 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s