Vacaciones extremas


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Determinación oficial condiciona y manda a estudiantes y profesores a vacaciones extremas al extender el período vacacional normal de Semana Santa, hasta un período que podría extenderse aún más tiempo en caso de que el aislamiento, cuarentena o separación de la gente no funcionara como se espera para evitar contagios o contaminación del virus en la perspectiva de que, con un solo individuo que esté enfermo de Covid-19 en algún espacio público donde asista o esté presente mucha gente, como puede suceder en escuelas, el contagio sería exponencial, porque cada uno de los infectados transmitiría a más el virus en forma geométrica, expendiendo la pandemia.

Se aproximan importantes eventos públicos y privados, el primero es la Samaritana, vienen después el Equinoccio de Primavera, fiesta que se realiza hace décadas en el Observatorio Astronómico Municipal asistiendo cientos de personas, habría también en la Plaza de la Danza el festival de la Cosmonáutica, además de conciertos en el Auditorio Guelaguetza y otras actividades, que por dictámenes oficiales y de salud, ya no se realizarán, como sucedió con un Maratón, como parte de una estrategia que evitará la proliferación de una enfermedad que hasta el momento no tiene posibilidad de remitir por medio de medicamentos, y si bien ni es tan mortífera como otros padecimientos, de cualquier forma es vital e importante evitar contagios estableciendo a tiempo aislamientos y evitando concentración de multitudes, porque en la carrera de armamentos que tenemos contra virus y bacterias, estos siempre mutan y se adaptan para sobrevivir a medicamentos o antibióticos, así que, mientras los médicos europeos, estadounidenses o chinos encuentran el antídoto, nosotros en México, donde no existe posibilidad alguna que algún departamento de Salud investigue y busque un medicamento contra el virus, porque el sistema Nacional de Investigadores del Conacyt y los departamentos de investigación de universidades que funcionaban con becarios fueron derogados por la 4t o redujo el presupuesto, ahora mismo podrían estar buscando algún remedio, pero no, no es así, por lo que la alternativa para Oaxaca y México es el aislamiento forzado, extendiendo vacaciones, suspendiendo conciertos y toda actividad pública, si bien no lucrativa, de no tomarse medidas podría incluso suspenderse la Guelaguetza e incluso prohibirse el acceso a playas públicas y espacios de entretenimiento donde vacacionistas acostumbren concentrarse en la llamada Semana Santa, cancelándose el Viacrucis, la visita a Iglesias y toda ceremonia luctuosas o festiva que se acostumbra en Semana Santa, porque es un hecho que por muy poderoso y omnímodo que crean algunos es Dios, tal divinidad no hará nada para proteger a sus fieles devotos, como ha sucedido en todas las pandemias, siendo únicamente la ciencia herética, la que puede darnos soluciones y curas a las enfermedades contagiosas en pandemias, como al final será, gracias a la ciencia. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s