Virus contra humanos


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Infestado el mundo por virus denominados Covid-19 que con su posibilidad de contagio han colapsado el mundo, obligando a sus habitantes humanos en algunos países y quizá pronto en México y Oaxaca a mantenerse forzosamente recluidos, aislados, en cuarentena, resulta interesante saber que los virus no son más que unas especies de seres casi vivos, de muy pequeñas dimensiones, muchas veces menor de 0.2 micras, que a diferencia de las células o demás seres vivos, no son capaces de reproducirse por si mismos y para lograrlo han de ser capaces de parasitar una célula, a la que al final matan liberando millones de nuevos virus.

Los virus como el Covid-19 o cualquier otro, existen bajo dos formas: cuando no se encuentran parasitando una célula, el virus es una partícula de estructura bien definida llamada Virón; en cambio, cuando esta en el interior de una célula a la que ha infectado, incluido en este caso la persona enferma, el virus es más bien un fragmento de ácido nucleico, comparable en todo a los ácidos nucleicos celulares, y aún más, capaz de integrárseles, es decir, de parasitar, dominar el patrimonio genético de la célula. Los virones tienen una estructura sencilla bioquímicamente. Los más simples únicamente se componen de un ácido nucleico (ADN o ARN) y de algunas proteínas, otros disponen de una cubierta, la Cápside, cuya forma varía según el virus. La Cápside puede ser icosaédrica, de veinte lados triangulares en el caso del adenovirus o del bacteriófago o bien helicoidal como sucede con el virus del mosaico del tabaco o, de forma esferoidal con puntas de diversas formas como el Covid-19, siendo cierto que cualquier tipo de células pueden ser infectadas por virus para que estos se reproduzcan, ya que no lo pueden hacer solos o entre ellos y siempre necesitaran de una célula, siendo responsables estos virus de muchas enfermedades, epidemias y pandemias que han afectado a la especie humana, como poliomielitis, viruela, herpes, gripe, sarampión y ahora Covid-19, como parte de la lucha biológica por sobrevivir bajo el imperativo del primer mandamiento: “Comeos los Unos a los Otros”, porque de eso se trata todo en la vida, ya sean virus, bacterias, plantas, animales o humanos, quienes para vivir tenemos que alimentarnos y eso requiere matar a otros, desde herbívoros que matan plantas para comer hasta carnívoros y omnívoros, comenzando con los virus y bacterias que también tratan de comernos paras vivir y reproducirse a nuestra expensa, circunstancia de la que no nos vamos a dejar ni permitir porque teniendo ciencia y sabiendo de que se trata, los biomédicos ya están buscando la vacuna, el antídoto correspondiente para matar a los virus antes que nos maten a nosotros, haciendo tiempo para conseguirlo mientras nos aislamos, recluimos o mantenemos en cuarentena para evitar que los virus se propaguen alegremente entre seres humanos, convirtiendo esta pandemia en un desastre mundial incalculable. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s