Día del Trabajo


Carlos R. Aguilar Jiménez.

En el mundo natural, la vida en particular para existir requiere del cumplimiento del primer mandamiento: “Comeos los unos a los otros” porque para vivir necesitamos energía de los alimentos, plantas y animales donde hay carbohidratos, lípidos, azúcares o vitaminas, porque desde el primer día de existencia comer es el principal imperativo y los bebés lloran en cuanto tienen hambre exigiendo a la madre alimento, ya sea una ardilla o un ser humano y así hasta el último día de existencia, teniendo que trabajar, atarearnos y ocupar para conseguir el sustento diario, porque se pueden dejar de realizar muchas cosas, pero no podemos dejar de comer.

Obtener alimentos no es fácil porque no cae Maná del cielo, no hay ambrosías, néctares o exquisiteces que podamos obtener con únicamente estirar la mano y bajar del árbol, porque si bien en la época de cazadores-recolectores la humanidad no tenía que arar, sembrar, regar, cultivar, hacer silos, canales de riego y todo lo que implica la agricultura como trabajo, desde que dejamos de ser nómadas convirtiéndonos en sedentarios, dejando para siempre el paraíso, hemos tenido que trabajar duramente para arrancar alimentos del suelo, empujando, cargando, arrastrando, levantando, desplazando y todo lo que se requiere para obtener, en primer lugar alimentos y después lo que sea. Obviamente al dejar de ser cazadores recolectores pudimos comenzar a acumular, guardar o ahorrar porque ya existía un lugar fijo donde atesorar, de tal forma que algunos, los que trabajaban más o eran más ingeniosos, incluso los abusadores, podían acopiar y después con ventaja comercial vender y así hacerse ricos para pagar quien les cuidara, educara o hiciera los trabajos mas difíciles, en una dinámica social que con el tiempo dio lugar al surgimiento de clases sociales, apareciendo los adinerados y pobres; los ricos porque con su trabajo, intelecto, disciplina o abuso en el caso de políticos, militares y sacerdotes obtuvieron más recursos que los que podrían gastar, iniciándose desde la prehistoria la competencia por obtener, guardar y tener todo lo que se pueda, porque tener es una condición humana derivada de la perspectiva que tenemos del futuro, tratando de asegurar en los malos tiempos tengamos reservas, así que desde entonces siempre hemos querido tener y para ello tenemos que trabajar, porque no hay otra forma, únicamente trabajando, preparándonos disciplinada y duramente para mejorar nuestras condiciones originales y vivir mejor, por lo que surgió el capitalismo y ahora neoliberalismo, porque absolutamente todos queremos tener, poseer y atesorar, forma de vida que es contraria al comunismo, ideología que reparte la riqueza y hace pobres a todos. Hoy es el día de trabajo, de la actividad más noble de todas, la que nos permite vivir mejor, disfrutar más y sentirnos satisfechos. Por supuesto siempre existirán flojos e indolentes que quieren el gobierno o papi les dé sus dádivas, quienes también quisieran ser ricos, como todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s