Discriminación a médicos


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Con absolutamente todo el reconocimiento, aprecio, estima y gratitud a los médicos mexicanos que se han entregado en cuerpo y espíritu, con nobleza, dedicación y profesionalismo a tratar de paliar el sufrimiento de los infectados durante esta pandemia por Covid-19, no obstante las infames agresiones de gente ignorante y pedestre a la comunidad médica que creen los pueden infectar a propósito o por el hecho de ser sus vecinos o pasajeros de transporte público, lo cierto es que médicos, enfermeras y todo el personal que trabaja en el sector salud, mujeres y hombres, merecen nuestro aprecio, cariño, admiración y sobre todo respeto, sabiendo que todos los días en condiciones muy difíciles arriesgan sus vidas atendiendo enfermos, circunstancia que si bien la gente instruida o educada reconoce y tiene en alta estima a los doctores, no es lo mismo para el gobierno, especialmente el de CDMX, que distingue a médicos cubanos antes que mexicanos.

Desde que llegaron a México los médicos cubanos inmersos en misterio y sigilo por parte de la cancillería y funcionarios de salud de la ciudad de México, indicando que eran asesores expertos en temas de Covid, se han manejado cifras que van desde que son un grupo de 50 hasta más de 300, y no habría ningún problema respecto de que vengan a capacitarse a nuestro país o a enseñar sus habilidades profesionales a mexicanos, sino en el inmenso y desmedido gasto que implica tenerlos con lujos y todo tipo de ventajas que no tienen los médicos mexicanos, pagando la ciudad de México a Cuba casi 150  millones de pesos, siendo esta situación un asunto de discriminación e injusticia por parte del gobierno, porque según testimonios de médicos mexicanos que han convivido con ellos, el personal cubano recibe toda clase de garantías, seguridad, viáticos, compensaciones económicas y hospedaje de lujo superior al de los médicos mexicanos y con jornadas de trabajo menores. Y lo que es peor, no se tienen datos o certificación internacional respecto de sus conocimientos, incluso que como médicos especialistas, generales, enfermeras o paramédicos, estén certificados, siendo que en realidad, según la ONU, se considera que estos grupos de médicos cubanos son utilizados por su país en misiones en el exterior para recaudar fondos, por lo que se les esta usando, para lo que debería ser una causa noble en medicina, con propósitos políticos, pero más allá de las ideologías comunistoides de la llamada 4T, lo cierto es que a los altruistas médicos mexicanos el gobierno no les proporciona equipos y materiales suficientes para su seguridad evitando el contagio, excepto a médicos del ejercito y navales, quienes si cuentan con lo indispensable y más o mejor, así que pagar millones al gobierno cubano para que sus médicos de dudosos conocimientos sean tratados mejor que los mexicanos es injusto, indebido e inmoral, porque no obstante no haya suficientes especialistas mexicanos para atender enfermos, sabiendo que colegios de médicos y facultades de medicina exigen absoluta certificación científica para ejercer su noble profesión, no es válido que traigan médicos que únicamente los reconocen en su tierra, mejor dicho, en su isla comunista, como quisiera el gobierno actual también sea México.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s