El Día Internacional de la Juventud: ¿Qué tenemos que celebrar?


Nematini Vladimir Acevedo silva

Se encuentra cerca la fecha en la cual se conmemorará a nivel global el Día Internacional de la Juventud, para ser exactos el 12 de agosto, día elegido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Sin embargo, este día de celebración se celebrará (como varias fechas importantes) bajo la sombra del COVID-19, aquel virus que se resiste a desaparecer y que tanto ha mermado en todos los ámbitos en general.

Si bien este día sirve para conmemorar a las y los jóvenes en la lucha que cada uno hemos emprendido colectivamente o desde cada una de nuestras trincheras para crear un cambio positivo en la sociedad, la realidad es que seguimos siendo aquella mayoría que continúa en la marginación. Humillada. Menospreciada. Pero sí utilizada únicamente como botín político.

Durante los años que he estado en la labor social, he tenido el gusto de conocer a mujeres y hombres jóvenes, con los cuales he podido crear, desarrollar e implementar grandes acciones y proyectos mediante los cuales se han beneficiado tanto a niñas, niños, jóvenes y adultos. He logrado percatarme que cada una de esas personas son unos grandes líderes, con grandes propuestas que tienen como objetivo el progreso que tanto necesita nuestro país.

Y es que es una falacia el decir que las y los jóvenes no contamos con un potencial. Desafortunadamente hemos cargado con este estigma a lo largo de la historia. Quizás se debe a que contamos con ideas, propuestas y planes que para otras personas pueden parecer una locura, pero que, al fin y al cabo, para nosotros son un reto. Aquel sueño que debemos cumplir a toda costa.

Desde el norte y hasta el sur han sido los jóvenes quienes han movido a México. Esto lo hemos logrado desde acciones tan sencillas como el impulsar jornadas de salud en colonias marginadas, la creación de bancos de útiles escolares o recolectar despensas para personas damnificadas. Como también con proyectos tan ambiciosos como la implementación de purificadoras de agua en comunidades indígenas, la creación de bibliotecas para escuelas rurales o el ofrecer servicios de asesoría gratuita para la defensa de indígenas que han sufrido algún tipo de violación de sus derechos humanos.

Con estas pruebas es necesario reiterarles a los adultos que los jóvenes somos más que un voto, que mano de obra de barata o que una generación perdida. Estamos muy alejados de ser los “ninis” que ellos esperan que seamos. 

Es cierto, hemos sido catalogados como “flojos”, “distraídos”, “arrogantes”, “inexpertos” e “ilusos”, pero esto lo ha propiciado el mismo sistema capitalista al insistir que como generación continuemos cegados en el umbral ignorancia. 

Poco han hechos los distintos gobiernos para cambiar la suerte de millones de jóvenes mexicanos. Al contrario, tras darnos la espalda han propiciado que la juventud voltee a buscar suerte en el crimen organizado, que se refugie en las drogas o decida coartar su existencia.

Y no es por nada, pero la pobreza es a donde muchos jóvenes han caído a consecuencia del nulo apoyo recibido. Los gobiernos deben de entender que los programas de carácter asistencial no ayudan, sino al contrario, generan a más personas apáticas y conformistas. 

Se deben impulsar leyes y programas que tengan como finalidad el fortalecer a la juventud mexicana. Potencializar nuestras habilidades. Abrirnos brecha en las diferentes disciplinas en materia cultural, científica, deportiva, educativa y demás.

Como jóvenes debemos dejar a un lado aquel consumismo material e individualismo que el actual capitalismo nos ha impuesto. Logremos de este día internacional de la juventud, un momento ya no de aquellos políticos de antaño que solo desean reflectores para ellos.

Propiciemos que los servidores públicos que estén al frente de las diversas instituciones gubernamentales creadas para impulsar políticas y programas para beneficiar a nosotros los jóvenes, realicen de manera correcta su papel. Que ya no utilicen únicamente aquellos espacios a donde fueron designados como plataformas políticas para sus propios intereses.

Hagamos de ese día una revolución a través de ideas, de propuestas y de acciones encaminadas al bienestar colectivo, alejadas ya de aquellas malas prácticas que tanto han lastimad a la sociedad. Los jóvenes de hoy queremos un México más progresista para todas y todos.

Sígueme en mis redes sociales @NemasVA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s