Polarización de amigos


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Como bien decía mi querido compadre “Juan Diego” en su celebérrima columna: “Con Mayúsculas”: ‘Las clases sociales yo no las inventé, cuando nací ya estaban’ y, efectivamente, aunque sea incorrecto hablar de clases sociales, lo cierto es que existen y no es fácil acceder a ciertas élites que tienen exclusividad por el poder adquisitivo de sus miembros o por posición social, de apellido, prosapia o linaje de sus integrantes, de tal forma que generalmente uno se queda en la clase social en la que ha nacido y con los ingresos propios de su nivel, siendo por tanto importantes las relaciones amistosas y fraternas que se dan entre individuos de distintas clases sociales y que desde que llego al poder A.M. se están deteriorando y terminando rápidamente.

No existe lógica emocional entre la devoción y adhesión política que tienen los seguidores del gobierno actual frente al apego que podrían tener respecto de sus propios familiares o amigos, porque los seguidores de la llamada 4T son capaces de defender violenta, rabiosa y fanáticamente al presidente y sus funcionarios, descalificando cualquier idea o concepto que tengan sus detractores, burlándose cruelmente incluso de amigos con quienes les ha unido el tiempo y contingencias, apreciándose y conviviendo en las buenas y las malas, opinando burlonamente de todo comentario en contra del gobierno que se diga personalmente, en grupo, los medios y Facebook, polarizando la relación con amigos que piensan y opinan diferente, sin entender que a este gobierno únicamente le quedan tres años y medio y terminará para siempre, mientras que las amistades que tienen con amigos que son de distinta clase social, ideología y pensamiento libre pero diferente, fifis, como se dice ahora, se alejarán de sus amigos chairos, normalmente de menor clases social, en una dinámica de desencuentro derivado del fanatismo de devotos seguidores de AM, a quien prefieren fanáticamente, alejando a sus amigos y hasta familiares que no comulgan con sus ideas.

 La sociedad, el país está polarizado, enfrentado, dividido y el mismo distanciamiento está ocurriendo con amigos que sin  que obtengan algún beneficio del gobierno, lo defienden rabiosamente, motivando con sus opiniones o comentarios que quienes les tenían cierto aprecio o deferencia y amistad, mejor se alejen, recíprocamente, por supuesto, porque lo mismo ocurre con los chairos que se indignan con los fifís, triunfadores y exitosos, estableciéndose una diferencia de clase no económica, sino de estratos ideológicos, entre los resentidos sociales, los que nunca han triunfado, los que quieren el gobierno les otorgue todo, frente a los que han trabajado, triunfado, tienen prósperos negocios y su poder adquisitivo superior les hace sentirse satisfechos con su situación, el país y la vida que en la lotería social de clases les ha hecho triunfadores, capaces de elegir mejor a sus amistades, alejándose de los resentidos sociales, amigos que antes de la polarización que genera el presidente, no importaba ni interfería en la relación cómo pensaban o que preferían . 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s