2021 año que promete


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Sin que exista ningún fenómeno o circunstancia de la mecánica celeste pata que el 1 de enero inicie un nuevo año, porque en la órbita de la Tierra alrededor del Sol no ocurre nada especial, y únicamente comenzamos un nuevo año a partir de la decisión de Julio Cesar en la antigua Roma, quien por razones políticas cambio el llamado calendario que entonces comenzaba en marzo del equinoccio al 1 de enero, desfasando lo que significan los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre, que no son séptimo, octavo, noveno ni décimo, por  lo que ayer comenzó el año  2021 luego del décimo no doce, el primero de la tercer década del siglo XII, prometiendo ser un buen año luego del nefasto 2020 caracterizado por la pandemia de covid 19.

Comienza un año nuevo y con la vacunación masiva de la población que probablemente a mediados de año concluirá, inmunizando a todos y volviendo a la normalidad a que estábamos acostumbrados, con las innovaciones que se quedaran por demostrarse útiles durante la cuarentena y aislamiento social, destacándose a partir de este año que la mejor herramienta que tenemos para resolver problemas, dificultades y enfermedades, es la ciencia y su método, que de manera significativa ha demostrado inobjetablemente que únicamente porque se inventó una vacuna, es que 2021 podrá ser un buen año, dado que de otro modo, sin ciencia ni vacuna, estaríamos sujetos a las circunstancias propias de antiguas epidemias, que únicamente terminaban porque morían quienes no tenían resistencia genética a la enfermedad, como sucedió con la peste bubónica, paludismo, cólera, influenza y otras enfermedades para las que no había cura, como si hay ahora para el covid, asì que cumpliéndose el deseo principal de todos en este año nuevo: desear salud a todos, desde enero en el mundo y en México comenzará la vacunación masiva y en 2021 finalmente todos estaremos vacunados, sintiéndonos de nuevo sin miedo, sin temor de enfermar y posiblemente morir porque la inmunización será nuestra garantía de salud y vida. Volverán en 2021 los estudiantes a sus escuelas, los burócratas a oficinas y la vida social y económica se recuperará con una gran lección que todos hemos aprendido y que debe servir para guiar nuestra conducta en 2021 que es que no tenemos la vida comprada y que no hay nada más valioso que la salud, dándonos oportunidad así de dejarnos querer por nosotros mismos y los demás, de disfrutar cada momento de nuestra existencia sin posponer nada, pero especialmente entendiendo que únicamente es la ciencia la que en caso de problemas funciona, no así lo que antes se creía eficiente a través de milagros, prodigios y violaciones de las leyes del universo para cumplir caprichos o pedimentos a seres del más allá, que en esta pandemia se mostraron, por inexistentes, absolutamente inútiles o inservibles. FELIZ 2021.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s