Reyes Magos


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Si bien cuando niños creíamos en Santa Claus y los Reyes Magos además de otras fantasías que en su momento nos hicieron muy felices y llenaron de ilusión infantil cada día que se aproximaba la Navidad y el Día de Reyes Magos, lo cierto es que al crecer nos damos cuenta que ni Santa Claus ni los Reyes Magos existen, aunque muchos se quedan con pensamiento infantil y siguen creyendo fantasías que han sido demostradas por la ciencia que son falsas o por la política, que solo es demagogia o populismo, como creer que la mujer fue hecha de la costilla de Adán y todas las entelequias del Genesis bíblico, o que la inseguridad y corrupción terminaran en este sexenio, 

Según San Mateo los Reyes Magos o Santos Reyes, llegaron del oriente guiados por una estrella, hasta Belén, donde ofrecieron oro, incienso y mirra al Niño Jesús. Este relato fantástico es muy discutido porque, aunque la iglesia sostiene la sustancialidad se desentiende de los detalles, porque tanto en Babilonia, Bagdad como en Asiria los magos constituían la casta sacerdotal y se distinguían por su interés en el cielo y el estudio; en el imperio persa eran astrólogos y teólogos. Zoroastro intento reformar esta corporación sacerdotal y profética de gran poder político y religioso, transformándose como consecuencia con el transcurso del tiempo estos personajes en adivinos y nigromantes charlatanes, siendo el termino Mago el que ahora se asocia con la magia y otras supersticiones. Según Beda el Venerable, los Magos de Evangelio eran tres: Gaspar, Melchor y Baltazar; la creencia popular después los convirtió en reyes y se dice están enterrados en la catedral de Colonia en Alemania, siendo actualmente `parte de un tradición que dicta se den regalos a los niños, especialmente juguetes, como hicieron los magos al llevar regalos al Niño Dios y como durante muchos años mis padres llevaron regalos a mis hermanos y a mí, aunque ninguno somos creyentes religiosos, no obstante, atendiendo las costumbres los juguetes llegaban felizmente, situación que en este año, los primeros reyes de la pandemia, no llegaran a miles de casas por la perdida de empleos y crisis que viven millones de mexicanos, quienes creen en prodigios divinos o milagros sobrenaturales y esperan que opere algún tipo de encantamiento o magia para que se acabe la pandemia, la crisis económica o corrupción, desentendiéndose de la importancia del estudio y el conocimiento, como sabían los magos venidos del oriente, estudiosos del cielo y la naturaleza a un nivel tan importante que casi todo lo que hacían para los legos era magia, de la misma forma que actualmente algunos cuando se sorprenden por los avances de la ciencia y tecnología, que  lejos de reconocer la importancia del conocimiento y estudio, creen que es magia o milagros, cuando en realidad todo lo que tenemos y disfrutamos es resultado de la ciencia, no de los magos ni de la magia y demás creencias místicas.   

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s