Un destape anticipado


Nematini Vladimir Acevedo Silva

Hace tres años, Ricardo Anaya Cortés, ahora conocido como “Don Anaya” se postuló como candidato a Presidente de la República Mexicana, abanderado en ese entonces por la coalición “Por México al Frente” conformada por el Partido Acción Nacional (PAN), Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC), bloque que buscó, como también lo harán en las elecciones de este año (salvo MC), detener el avance el llamado Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA)¸ agrupación política de nueva creación que llevó al poder a Andrés Manuel López Obrador, hoy Presidente de la República Mexicana.

Ricardo Anaya en ese entonces se presentaba como el candidato idóneo para las y los mexicanos. Se jactaba de ser el presidenciable más joven y con una amplia experiencia, sin embargo, sus propuestas que, si bien parecían ser atractivas, estas carecían de un sustento y, en otras ocasiones, llegaban a ser un plagio de propuestas presentadas por otros candidatos.

Ejemplo de ello podemos encontrar en los señalamientos realizados por los equipos de campaña de Anaya y AMLO en donde se enfrascaron en una disputada para determinar qué candidato había propuesto primero, acciones como la disminución del IVA en la frontera y bajar el precio de la gasolina. Situaciones como estas se repitieron también con el candidato del PRI, José Antonio Meade.

Anaya quiso gobernar México, pero quedó muy lejos de serlo. Aun haciendo uso de viejas prácticas similares al de los partidos políticos que tanto despotricaba pero que hoy día, son parte de la llamada alianza partidista #VaPorMéxico del cual su partido Acción Nacional son parte.

Y tal parece que Don Anaya hará lo posible para que, en las elecciones de 2024, sea nuevamente elegido el candidato rumbo a la presidencia de México y, dejar de esta manera, aún lado a todo aquel que tenga esa aspiración. Concibiéndose así el llamado “dedazo disfrazado”.

En un intento por pretender conectar con el pueblo, Don Anaya ahora recurre a replicar la misma estrategia usada por AMLO. Recorrer las poblaciones de México. 1,000 para ser exactos.

Don Anaya plantea que, de esta manera podrá “escuchar los problemas y vivir los problemas como propios”. Pero el “acarrear maíz”, “acariciar animalitos” o pretender señalar que el retraso de la aplicación de las vacunas para el COVID19 es cosa del gobierno, cuando claramente se está viviendo un desabasto global de estos fármacos, ya que según Radio Francia Internacional (RFI), los países ricos fueron quienes fueron los primeros en comprar este fármaco, representando de esta manera al menos el 51% de los pedidos realizados.

Con eso se puede ver claramente la estrategia de Don Anaya. Continuar con el golpeteo político y la politización de temas como el Coronavirus. 

A consecuencia de ello, ha decidido emprender este viaje, llevando a emular al propio AMLO. Haciendo uso de estrategias populistas, aquellas que tanto criticaba.

Será importante ver la evolución de esta “precampaña” anticipada, sobre todo, para conocer la reacción al interior de Acción Nacional y de los demás partidos políticos integrantes del movimiento #VaPorMéxico quinees, por un lado, ni han definido a su candidata o candidato a la presidencia de México o mucho menos, continuar en esa alianza que solo continuará restando credibilidad a la política mexicana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s