Falsedad de Guelaguetz


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Los sucesos, fiestas, celebraciones, ritos, cultos, ceremonias o festividades tradicionales, como la Guelaguetza y la representación de la Leyenda de la princesa Donají, tienen una historia, leyenda y tradición que se procura respetar y cumplir al máximo con lo auténtico,( incluso existe un comité de autenticidad de la Guelaguetza) por lo que decir que la “Guelaguetza digital” o “virtual” fue un éxito es un engaño y falsedad, porque lo que en realidad han hecho transmitiendo bailes, ceremonias y otras actividades a través de portales de internet, televisión o redes sociales rompe totalmente con una tradición y usanza acostumbrada, que es asistir personalmente al Auditorio Guelaguetza a disfrutar del colorido, galas, festejo, regalos y especialmente los bailes y música de los participantes de las regiones del estado frente al público, en vivo y, si, también con transmisión a través de televisión e internet, pero de un acontecimiento en vivo, tradicional y auténtico, no la farsa que pretenden hacer pasar como Guelaguetza digital.

Ver la Guelaguetza a través de internet se puede hacer cualquier día, en cualquier lugar y ala hora que sea, de la misma forma que en televisión, comprando una grabación de las ediciones de años pasados, así que pretender que la Guelaguetza a través de los medios ha sido un éxito, lo será únicamente para los que hacen negocio con las plataformas y portales, porque realmente al público no le importa ni interesa ver una Guelaguetza en pantallas, lo que todos, absolutamente desean es presenciar la Guelaguetza en vivo, directamente, disfrutando del ambiente, folklore, buen humor, música en vivo, sones, jarabes, alegría y lo relacionado con la Guelaguetza real en el Auditorio, no el simulacro que la oficina estatal de turismo pretende hacer creer que verla en pantallas fue un éxito,, porque ni los partidos de futbol se disfrutan igual por televisión, siendo siempre preferible en el estadio viendo directamente a los jugadores y disfrutando o enojándose con todas las vicisitudes, y si bien los partidos de futbol o de cualquier deporte se pueden disfrutar por televisión o internet, es porque son simultáneos y existe rivalidad, competencia, y habrá un triunfador, gozando siempre los espectadores de la incertidumbre del resultado, pero en la Guelaguetza digital o virtual no existe esa situación, así que da lo mismo ver la Guelaguetza simulacro de este año o de años atrás. Sin que tampoco la Guelaguetza falsa haya impactado en la visita de turistas, como dicen algunos que gracias a la Guelaguetza se dio una ocupación de 70 por ciento en hoteles, dado que la falsa Guelaguetza se podría ver en cualquier lugar del mundo. Y si así hubiera sido, deberían haberse realizado también los conciertos musicales entre Guelaguetzas a través de internet, para que también fueran el éxito que dicen publicistas que engañan o exageran diciendo fue un éxito la Guelaguetza simulacro. La Guelaguetza tiene una tradición y un lugar, lo demás son simulacros o remedos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s