Cuatro años de historia gemebunda

Carlos R. Aguilar Jiménez

Se puede calificar o descalificar al gobierno actual de la autollamada 4T de diferentes formas, levantándolo hasta las nubes por entregar dádivas o, descalificándolo por populista, resentido social o lo que sea nos guste o si, sin embargo y al margen de  juicios de cada quien, lo cierto es que se trata de un gobierno con retrospectiva histórica gemebunda, preocupado por el pasado, por lo que sucedió, lo que pudo haber sido y no fue, de la misma forma que historiadores, paleontólogos o arqueólogos quienes según sus investigaciones del pasado relacionan sus descubrimientos con el presente, pero sin culpar con juicios retrospectivos a la historia y sus protagonistas.

A diferencia de otros tiempos según sabemos históricamente, nunca como ahora se había culpado de todo al pasado, porque la perspectiva de gobernantes y líderes era hacia el futuro, al porvenir, buscando mejorar las circunstancias y condiciones de vida de los gobernados, sin culpar ni achacar responsabilidades a antepasados o predecesores, que si para bien o mal fueron responsables o no se sus actos, lo importantes es lo que está por ocurrir, que se puede remediar, mejorar, optimizar o corregir, dejando la historia a historiadores, porque la historia si bien sirve idealmente para no repetir errores, no es útil para mejorar condiciones y circunstancias de individuos, familias o países, porque se puede culpar a la historia de condiciones actuales, pero como experiencia con perspectiva de futuro y, si en el pasado sucedieron cosas u ocurrieron eventos que mejoraron nuestro presente o no, lo que vale es actuar hacia adelante tratado de resolver los problemas o necesidades del presente, con proyectos, planes, intenciones o propósitos dejando la historia, porque ese debe ser el plan de vida de individuos y las naciones, el porvenir, futuro y lo que este por hacerse, porque lo que ya fue es historia que compete a investigadores, excepto si se trata del gobierno actual que de todo culpa al pasado, pero nunca a su propia historia gemebunda, los cuatro años de este gobierno, que tiene en este momento más historia que futuro y, que pasará a la historia como un gobierno historiador, que culpó a todos y todo; lo que hayan hecho o no, respecto del pasado, desde el neolítico, la conquista, independencia, revolución hasta el neoliberalismo, escarbando como paleontólogo, desenterrando como arqueólogo, hurgando como historiador o desempolvando errores, porque es fácil culpar a los demás, los signos zodiacales, familia, pobreza, falta de intelecto, la historia, el pasado o gobiernos anteriores, antes que asumir responsabilidad por el presente. El pasado ya no existe y si algo vale es asunto de historiadores y arqueólogos, no de gobernantes cuya responsabilidad y compromiso es mirar y gobernar con perspectiva e interés por futuro y expectativas optimas del porvenir. La historia y las culpas son asunto de historiadores, gobernar debiera ser de estadistas, no de gemebundos.   

VISITE:

columnaalmargen.mx

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s