Rescatar libramiento norte

Carlos R. Aguilar Jiménez

Con la tendencia o moda actual por culpar de toda actividad que impacte al paisaje o ambiente a la humanidad, imputando al calentamiento global las consecuencias, bien que sirve a políticos para cobrar impuestos y a fundamentalistas verdes para impedir se construyan obras e infraestructura útil para la mayoría, como sucede con el Libramiento Norte, vialidad cancelada que los pudientes de la zona de San Felipe del Agua lograron evitar se terminara e inaugurara, argumentando que si circulan vehículos por el libramiento, Oaxaca se calentaría, habría sequía y el mundo acabaría.

Hubo cambio del gobernador que inicio la construcción del libramiento y el siguiente dijo no a su conclusión, dejando la obra inconclusa para beneplácito de mangantes de San Felipe y felicidad de fanáticos verdes, pero arruinando la calidad de vida de cientos de miles de automovilistas y pasajeros que, sin posibilidad de utilizar el Libramiento Norte tienen que circular forzosamente, para cruzar la ciudad de oriente a poniente o viceversa, únicamente por la carretera panamericana desde Tlalixtac a Viguera, cuando millones de vehículos desde hace 30 años podrían haberse desplazado por el Libramiento Norte, agilizando la circulación y evitando la quema de millones de litros de gasolina que desperdician los motores avanzando a vuelta de rueda por la carretera internacional.

El gobernador actual quien rescató al portal del edifico de gobierno, si como bien dice le interesa el bienestar del pueblo, de los que menos tienen, de la misma forma debería desoír a los magnates de San Felipe y ecologistas fanáticos y oír, escuchar a los transportistas y todos quienes a diario se transportan a vuelta de rueda por la carretera internacional y necesitan vialidades nuevas en la ciudad, rescatando, reivindicando el Libramiento Norte, porque el gobernador con su perfil profesional de ingeniero, conocedor de termodinámica, ecología científica, y no con sentimentalismo de ecologista, comprende que el Libramiento Norte o cualquier otra vialidad no calentaran al mundo o causaran desastre naturales, porque en si toda nueva vialidad es necesaria ante el crecimiento exponencial de vehículos y pésimo servicio de transporte de pasajeros, siendo útil para agilizar la circulación, emitir menos gases contaminantes, ayudar a quienes se transportan a no perder tiempo circulando en sus vehículos y estar más en su trabajo o con sus familias, mejorando incluso la economía al gastar menos en combustibles, de tal forma que con el mismo criterio con que la 4t decidió construir el tren maya en medio de la selva, así también se reivindique y rescate el Libramiento Norte, obras que si bien o mal perjudican al paisaje y pierden su hábitat pájaros y lagartijas, lo cierto es que aunque les cambie el paisaje bucólico y pastoril a los habitantes de la zona norte, el Libramiento beneficiará a miles de personas, principalmente a quienes menos tienen. 

VISITE:

columnaalmargen.mx

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s